Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

El porqué de las canciones más pegadizas de la historia

Por primera vez, un grupo de investigadores ha analizado los factores que determinan que las personas nos acordemos más de unas canciones que de otras, dando a conocer una lista con los diez temas más pegadizos, cuyo ranking encabeza el mítico tema "

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El porqué de las canciones más pegadizas de la historia
Estudiantes-grado-INEHay veces que se nos mete una canción en la cabeza y no podemos dejar de cantarla o tararearla. Decimos que es un tanto pegadiza pero ¿por qué? ¿Qué razones hay para que se nos meta una canción en la cabeza y otras no? ¿Por qué nos acordamos de ciertas estrofas de una canción mientras que las demás las olvidamos? Por suerte, ya tenemos respuesta a todos estos interrogantes gracias a un equipo de investigadores británicos y estadounidenses, quienes han dado con las canciones más pegadizas de la historia. [Ver cursos de Música]

 

El musicólogo Alisun Pawley y el psicólogo Daniel Mullensiefen han dirigido esta novedosa investigación en la que se han implicado también psicólogos musicales de la Universidad de Londres, la Universidad Goldsmith y la Universidad de Nueva Cork. El trabajo consistió en monitorizar a miles de personas mientras escuchaban y cantaban miles de canciones.

 

Así, resultó que el famoso tema de es “We Are The Champions” de Queen resultó ser la canción más pegadiza  y, por tanto, la más susceptible de ser cantada a la vez que suena por la gente. Este clásico de 1977 se ha impuesto a otro tan imponente como “Y.M.C.A.” de los Village People.

 

La tercera canción más pegadiza es “Fat Lip” de Sum 41, seguida de “The Final Countdown” de Europe. Les siguen “Monster” de The Automatic; “Ruby” de The Kaiser Chiefs; “Im Always Here” de Jimi Jamison; “Brown Eyed Girl” de Van Morrison; “Teenage Dirtbag” de Wheatus, y “Livin on a Prayer” de Bon Jovi.

 

“La ciencia es una cosa maravillosa”, aseguró el guitarrista Brian May de Queen. “Cuando escribimos “Monster”, ya sabíamos que era una pequeña bestia bastante pegadiza. Es brillante que ahora se haya confirmado científicamente. Me parece un logro épico”, reconoció, por su parte, Iwan Griffith de The Automatic.

 

Según los expertos, hay cuatro elementos clave para que una canción sea más pegadiza que otra. El primero de ellos es el aire que tome el cantante para cantar los versos de la canción: cuanto más largo sea el tiempo que sostenga las palabras, más fácil es para nosotros seguirle y cantar con él. El segundo factor es el número de sonidos que se introducen en el coro: cuanto mayor sea el número de sonidos y matices, más pegadiza será la canción. Las canciones con voces agudas de hombre y grandes esfuerzos vocales se nos meten con mayor facilidad en la cabeza, ya que indican grandes dosis de energía y de propósito. El último factor influyente es el sexo del vocalista. Según los investigadores, siempre buscamos a un hombre por nuestra condición primitiva a la hora de enfrentarnos a una batalla.

 

“Hemos descubierto que hay una ciencia detrás de la canción, una combinación especial de neurociencia, matemáticas y la psicología cognoscitiva. Esperamos que nuestro estudio inspire a los músicos del futuro para que consigan componer la ecuación adecuada”, ha afirmado el psicólogo Daniel Mullensiefen.

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

 



 

Más información:

 

Universidad de Goldsmiths de Londres

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:




Un estudio encuentra la parte del cerebro que relaciona música, recuerdos y emociones



Los recuerdos configuran la personalidad y memoria emocional Estudio Universidad Navarra



Los mensajes de Twitter, indicadores de nuestro estado de ánimo