Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

El perfil del desempleado en España es el de un varón joven con estudios básicos

La empresa de recursos humanos Randstad ha elaborado un estudio nacional para saber cuál es el perfil del desempleado que se acerca hasta sus oficinas y conocer así cuáles son sus mejores oportunidades laborales.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El perfil del desempleado en España es el de un varón joven con estudios básicos

España ha aumentado en casi un millón el número de personas que demandan un empleo y la tasa de paro se ha elevado hasta casi alcanzar el 15%, mientras que el número de parados ha aumentado entre un 30 y un 40% en el último año. Muchos de ellos provienen de los Expedientes de Regulación de Empleo, pues sólo en el último trimestre de 2008 se han concentrado el 60% de las mujeres y el 70% de los varones afectados por un ERE en todo el año.


 


Los principales sectores de donde proceden los desempleados son el de la construcción, la industria y la agricultura. Además, si tenemos en cuenta la edad, observamos que el perfil del demandante se ha diversificado. También es patente que las personas desempleadas muestran una actitud algo más abierta a la hora de estar dispuesto a aceptar distintos tipos de empleo, algo que era impensable hace meses.


 


La tasa de actividad femenina se sitúa en un 51,4% frente al 69,2% de la masculina, siendo más alta en el grupo de mujeres de entre 25 y 54 años. Las mujeres son un 42% del total de demandantes de empleo. Esta tendencia, que va en aumento y que cada vez se equipara más a la tasa masculina, es debido a que las mujeres mayores de 45 años cuya pareja se ha quedado en paro intentan ingresar en el mercado laboral y, por otro lado, es consecuencia del aumento de mujeres que se han formado con respecto a épocas pasadas, lo que hace más apetecible su entrada al mercado laboral.


 


Edad y formación


 


En cuanto a la edad, hay un aumento significativo de demandantes de empleo de 30 a 45 años (un 39% del total), seguidos de la franja de edad de entre 25 y 30 años (27%), de 16 a 25 años (26%) y los mayores de 45 años (8% del total). Por su parte, un 63% de los demandantes de empleo son hombres mayores de 45 años, mientras que un 60% de los menores de 25 años son hombres. En el grupo de edad de 30 a 45 años ellos representan el 56% del total y ellas el 44%. En la franja de edad de 25 a 30 años, ellos son el 58% y ellas el 42%.


 


Por formación, el grupo de demandantes de empleo más alto es el que tiene estudios básicos (35%), seguido de titulados en FP (23%), Bachillerato (18%), universitarios (17%) y personas sin estudios (7%). Las mujeres universitarias representan el 55%, mientras que en el grupo de personas sin estudios, los varones son el 64% del total.


 


Otro dato a destacar es que siete de cada diez demandantes de empleo son españoles, una tendencia que se ha invertido en los últimos tres meses. La mitad de los inmigrantes que buscan trabajo (51%) tienen entre 30 y 45 años, el 24% pertenece a la franja de edad de entre 25 y 30 años, y el 26% es menor de 25 años. De los trabajadores extranjeros, tan sólo un 9% tiene más de 45 años.


 


Andalucía, Aragón y Asturias


 


En Andalucía, el 88% de los demandantes de empleo son españoles, y un 38% del total de desempleados tiene entre 30 y 44 años. En esta comunidad destaca el alto nivel de cualificación de los candidatos (el 26% tiene estudios universitarios y sólo un 6% no tiene formación). Además, el 60% de los demandantes son hombres.


 


En Aragón, un 50% de quienes buscan empleo tienen entre 30 y 45 años, un número mayor a la media nacional. También es reseñable la variedad en el nivel de cualificación de los candidatos (un 33% tiene estudios básicos y un 21% universitarios), mientras que un 56% de los demandantes totales son hombres y un 65% son españoles.


 


Por su parte, en Asturias, los españoles representan al 96% de quienes buscan trabajo, muy por encima de la media nacional. Curiosamente, un 55% de los demandantes tienen la titulación en FP y sólo un 4% no tiene ninguna titulación. Los hombres representan al 64% de las personas que buscan trabajo, frente al 37% de las mujeres.


 


Cataluña, Valencia y País Vasco


 


En Cataluña, un 40% del total tiene entre 30 y 44 años y cuatro de cada diez poseen estudios básicos. El género, sin embargo, está bastante equilibrado, pues las mujeres representan el 42% del total, frente al 58% de los hombres, y un 67% son españoles, mientras que un 33% son extranjeros.


 


Las personas con estudios básicos en la Comunidad Valenciana representan el 45% del total, y un 8% no tiene ninguna formación, lo que presenta un nivel de cualificación más bajo que la media nacional. Por edad, el 43% tiene entre 30 y 44 años, una media de edad que es más alta que en el resto de España. También es destacable que un 31% sean trabajadores extranjeros, un porcentaje que está más alto que la media nacional.


 


En el País Vasco, un 35% de los demandantes tienen estudios básicos o no tienen estudios, lo que dificulta enormemente el encontrar un empleo. Además, un 32% tienen un título de FP y, por edad, la franja comprendida entre los 30 y los 44 años alcanza el 41% del total. Un 77% son españoles y un 63% del total son varones.


 


Galicia, Castilla y León, y Extremadura


 


La región gallega es, por su parte, la que más paro tiene entre sus universitarios (un 22% de los demandantes tiene estos estudios). Un 41% tiene entre 16 y 25 años, lo que le hace estar por debajo de la media nacional. Otro dato reseñable es que el 93% de los demandantes son españoles y un 46% son mujeres.


 


En Castilla y León, un 33% del total tiene estudios básicos y un 30% entre 30 y 44 años, mientras que los menores de 30 años representan la gran mayoría. Esta es una de las regiones que presentan una mayor igualdad de género (el 55% son varones y el 45% son mujeres), mientras que un 78% son españoles.


 


Por último, en Extremadura el porcentaje de hombres y mujeres que buscan empleo es exacto (50%), aunque el 91% son españoles. En cuanto a la formación, un 43% tiene estudios básicos y un 36% universitarios. El perfil del demandante de empleo se caracteriza por su juventud, pues un 50% tiene menos de 25 años y sólo un 7% más de 45.


 


El estudio se ha realizado con una muestra aleatoria de 2.777 demandantes de empleo que acudieron a las oficinas de Randstad en los meses de diciembre de 2008, y enero y febrero de 2009.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Randstad


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Personalidad, titulación y competencias, lo más valorado en un proceso de selección


 


La tasa de paro superará con creces el 20% en 2010, según CEOE


 


Se acaba la espiral de despidos


 


El riesgo de que los españoles pasen del empleo al paro se duplica


 


Las trabajadoras de mediana edad son el colectivo menos afectado por la crisis


 


Sin formación es difícil competir en un mercado en crisis, constata Adecco


 


¿Cuáles son los profesionales más buscados y cotizados de 2009?


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+