Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El peor año que se recuerda en cuanto a concursos de acreedores

El año 2009 será recordado como el de la crisis económica. Ahora que acaba de cerrarse el año empiezan a conocerse cómo ha afectado realmente a la economía española y uno de ellos es el número de concursos de acreedores registrados en 2009, que ascen

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El peor año que se recuerda en cuanto a concursos de acreedores

En una crisis económica existen muchos indicadores que hablan de su dureza y de su alcance, pero sin duda uno de los más significativos es el que se refiere a la creación y sobre todo a la desaparición de empresas. Como es lógico, la constricción del consumo afecta a la capacidad operativa de muchas compañías hasta el punto que algunas de ellas se ven obligadas a cerrar. El problema es que la mayoría de estos cierres no son ni mucho menos 'amistosos' y tienden a producirse por obligación a través del conocido como concurso de acreedores y antiguamente denominado suspensión de pagos.


 


Tal y como era previsible, 2009 ha batido todos los registros en cuanto a número de concurso de acreedores con un total de 5.860 concursos, lo que supone un aumento del 104% respecto a 2008. Esta es la principal conclusión del Baremo Concursal publicado por PricewaterhouseCoopers. La consultora ha utilizado la información publicada en el Boletín Oficial del Estado para determinar cuál ha sido la evolución de empresas que han tenido que acogerse a la antigua ley de suspensión de pagos.


 


La cifra de concursos presentados en 2009 supera las previsiones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de 4.738 concursos para este año y en parte debido a que “no se ha mantenido la tendencia a la baja registrada en el tercer trimestre del año, lo que refleja la situación financiera por la que se encuentran las empresas españolas”, precisa Enrique Bujidos, socio responsable del área de reestructuraciones de PricewaterhouseCooopers. Además, el último trimestre tampoco ha ayudado, ya que  entre octubre y diciembre se presentaron 1.561 concursos, un 31% más que en el trimestre anterior y un 27% más que en el mismo periodo de 2008.


 


Cataluña fue la comunidad autónoma más afectada con un total de 1.399 concursos, el 24% del total. Le siguen en número de insolvencias Madrid con 877 (un 15%) del total, Valencia con 795% (un 14%), Andalucía con 603 (10%) y Galicia con 323 (6%). Sin embargo, ninguna comunidad se libra del aumento de los concursos y en algunas en incremento es alarmante. Y es que en la Región de Murcia las insolvencias han crecido en un 242%, en Canarias un 202% y en Cantabria un 196% por poner los tres ejemplos más sangrantes.


 


Por sectores, la construcción e inmobiliario siguen siendo los más débiles y donde más número de concursos se presentaron en 2009. En concreto, ambos acumulan en 34% del total de insolvencias con 2.003, lo que supone una mejora respecto al año anterior, cuando totalizaron el 39% de los concursos.


 


En 2009 el sector donde más han crecido las insolvencias en términos porcentuales ha sido en de sanidad, con un incremento del 283% aunque un número muy bajo de concursos (23). Le sigue el sector de la distribución con un repunte del 142% y 586 insolvencias, mientras que en el industrial y automoción el crecimiento fue del 12% y del 110% respectivamente.


 


Además, en 2009 también presentaron concurso de acreedores 1.118 personas físicas, lo que supone un 183% más que en 2008.


 


El Baremo Concursal también analiza el tipo de empresas que cesaron su actividad o se presentaron a concurso de acreedores en 2009. En términos generales las empresas concursadas no sólo son más, sino que también de menor tamaño. En concreto, crecieron considerablemente aquellas con activo inferior a los dos millones de euros y disminuyeron el número de compañías concursadas con activos superiores a los cinco millones de euros. En función al tamaño medio de los activos, las empresas concursadas en 2009 se redujeron considerablemente respecto al año anterior, pasando de 13,1 millones de euros en 2008 a 7,2 millones en 2009, lo que supone una reducción del 45% y se explica por la fuerte caída de las compañías concursadas con activos superiores a 30 millones de euros.


 


El aumento de concursos ha tenido su lógica influencia en el número de trabajadores afectados por este tipo de situaciones. En total más de 100.000 empleados vivieron o viven esta situación. El número de empleados afectados por las empresas en concurso se ha incrementado considerablemente en comparación con el año anterior, aunque el crecimiento no ha sido tan exponencial. En cualquier caso, las cifras absolutas de empleados afectados por concursos es tan solo una muy pequeña parte de los trabajadores que han perdido su empleo este año.


 


 


Más información:


 


Baremo Concursal de PricewaterhouseCoopers


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com :


 


El 70% de las empresas familiares no sobrevive a la segunda generación


La crisis ha destruido más de 127.000 empresas españolas en los últimos dos años


La creación de empresas cae en España un 35% en los últimos seis meses


La crisis contrae la iniciativa emprendedora en España


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+