Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

El nivel de educación de los inmigrantes en Andalucía supera al de la población autóctona

Apenas el 13% de los andaluces son licenciados mientras que el 36% de los ciudadanos de Europa del Este y de Sudamérica sí lo son. El problema es que sus estudios no son homologados y se ven obligados a ocupar puestos de trabajo inferiores a su forma

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El nivel de educación de los inmigrantes en Andalucía supera al de la población autóctona

El Centro de Estudios Andaluces presentó hace unos días ‘La Inmigración en Andalucía: una visión desde el siglo XXI’, un estudio en el que se recogen los datos más significativos sobre la situación y perfil de los inmigrantes que residen en la comunidad. Y es que el número de inmigrantes empadronados del año 2000 al 2006 pasó del 2,22% al 6,55%, es decir, se ha triplicado, tal y como explicó el director de la Fundación, Alfonso Yerga.


 


Del total de la población inmigrante en Andalucía, el 35% son ciudadanos comunitarios (británicos, italianos y alemanes), seguidos de los marroquíes (21,6%), rumanos (que desde el año pasado ya son miembros de la UE), ecuatorianos, colombianos y argentinos. Por sexos, no existe una diferencia notable, mientras que por edades sí que se da un gran contraste entre comunitarios y no comunitarios: los primeros se mueven entre los 55-70 años mientras que los segundos lo hacen entre los 25 y 45.


 


En cuanto al nivel de educación, el estudio recoge que el 36% de los ciudadanos de Europa del Este y Sudamérica alcanza el 36%. En el polo opuesto se sitúan aquellos que proceden de El Magreb y África subsahariana, ya que apenas la mitad termina los estudios básicos. En cuanto a la población Andaluza, “sólo el 13%”, posee un título universitario. Sebastián Rinken, investigador del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESS), señaló que es necesario distinguir entre el nivel de cualificación exigible para poder desempeñar un determinado trabajo y  el nivel de preparación de la persona que lo desempeña. De ahí que en el informe se asegure que “el nivel educativo de los inmigrantes extracomunitarios asentados en Andalucía  no sólo es equiparable al nivel educativo de los autóctonos, sino que hasta lo supera”.


 


“Muchos observadores señalan con preocupación la concentración del empleo inmigrante en sectores de actividad altamente precarios y/o en niveles ocupacionales más bajos”, detalla el informe. Y es que los sectores más ocupados por los inmigrantes son: producción agrícola (21%), hostelería (20%), hogares que emplean personal doméstico (14%), comercio al por menor (13%) y construcción e instalación de inmuebles (9%).  Una problemática que tiene su raíz en la falta de homologación, ya que casi todos los inmigrantes con un alto nivel educativo realizaron sus estudios en su país de origen.


 


 


Más información:


 


Centro de Estudios Andaluces


 


 


Contenidos relacionados en a+:


 


Un estudio analiza el nivel escolar y universitario de los inmigrantes


 


Sólo el 8% de los inmigrantes en Madrid realiza cursos formativos


 


Andalucía saca ‘muy deficiente’ en excelencia escolar