Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El miedo se puede borrar de la mente humana

Un investigador de la Universidad de Uppsala, en Suecia, ha descubierto que el miedo puede borrarse del cerebro humano si se interfiere en el momento justo sobre el cerebro, actuando sobre el proceso por el que la mente humana consigue recordar esos

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El miedo se puede borrar de la mente humana
Estudiantes-grado-INEEl miedo puede ser borrado del cerebro humano actuando sobre la memoria del miedo, siempre que se actúe en el momento justo y los recuerdos emocionales formados sean recientes. Así se desprende de una investigación realizada por la Universidad de Uppsala de Suecia en la que se constata este hallazgo que supone un gran avance en la investigación sobre la memoria y el miedo, pudiendo ser de gran utilidad para tratar los miedos y las fobias. (Ver cursos de Psicología)

 

Según Thomas Agren, investigador en el Departamento de Psicología de esta universidad, con esta investigación se ha conseguido demostrar que es posible borrar los recuerdos emocionales de reciente formación en el cerebro humano. Y es que cuando una persona aprende algo, la memoria a largo plazo se crea con la ayuda de un proceso de consolidación que se basa en la formación de proteínas. Sin embargo, la memoria, al recordar algo, se vuelve inestable durante un tiempo y luego se restablece por otro proceso de consolidación.

 

De esta manera, según explica el investigador, este proceso implica que realmente no se recuerda lo que ocurrió originalmente, sino que se recuerda lo que la última vez se pensaba en relación a lo sucedido, por lo que al romper el proceso de reconsolidación que sigue a recordar se puede interferir en el contenido de la memoria.

 

Para llegar a esta conclusión, en el estudio, los investigadores mostraron una imagen neutra a las personas, al mismo tiempo que les administraron una descarga eléctrica para que la imagen llegase a provocar miedo en los sujetos y se formase un recuerdo de miedo. Posteriormente, para activar la memoria del miedo, la imagen se mostró a continuación sin ningún tipo de descarga o choque.

 

Dentro de la investigación, se permitió a un grupo experimental interrumpir el proceso de reconsolidación de la memoria con la ayuda repetida de la imagen, mientras que al otro grupo de control se le consintió completar ese proceso antes de que a los sujetos se les mostrase las mismas presentaciones repetidas de la imagen.

 

Con este proceso se pudo comprobar que el grupo experimental al que no se le permitió reconsolidar la memoria, el miedo que experimentaban los sumetos ante la imagen que veían quedó disipado, ya que a través de la interrupción del proceso de reconsolidación la memoria se hizo neutra y ya no incitó al miedo.

 

Además, los investigadores también pudieron comprobar a través de un escáner que también desapareció de la parte del cerebro, que normalmente almacena los recuerdos temerosos, el grupo nuclear de la amígdala en el lóbulo temporal, que permite centralizar el miedo y que se almacene a largo plazo.

 

Unos resultados que para el investigador suponen un gran avance y que pueden conducir a mejorar los métodos de tratamiento de millones de personas en el mundo que tienen problemas de ansiedad, fobias, estrés post-traumático o ataques de pánico.

 

Más información:



Universidad de Uppsala