Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

El grado de formación de los trabajadores afecta a su estado de salud, según un estudio

La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) ha elaborado el estudio “Trabajo y Salud en Barcelona” que explica las relaciones entre el grado de formación de los trabajadores y su estado de salud. De esta manera, los empleados menos cualificados (

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El grado de formación de los trabajadores afecta a su estado de salud, según un estudio

Tal y como han apuntado los responsables de esta nueva investigación, los indicadores clásicos para medir la salud laboral (lesiones por accidentes de trabajo y maltratos profesionales) resultan insuficientes. Por este motivo, la investigación incorpora otros trastornos de salud relacionados con el ámbito laboral y además, no considera únicamente el trabajo remunerado sino también el ámbito doméstico y familiar.


 


En este sentido, durante los meses de julio y septiembre se notificaron al Sistema de Vigilancia de Enfermedades Relacionadas con el Trabajo 103 casos, de los cuales 61 afectaron a mujeres. La edad media fue de 43,5 años y las ocupaciones más frecuentes personal de servicios y comercio y profesionales de apoyo. La patología más notificada fue la de tipo ansioso-depresivo, con 67 casos, de los cuales 41 afectaban a las mujeres seguidos de los trastornos musculoesqueléticos (23 casos). La situación laboral más frecuente se corresponde con la contratación indefinida en un 87,4%. Finalmente, el 72,8% de los trabajadores se encontraban en situación de incapacidad temporal en el momento de la notificación.


 


El estudio revela que la mayor población empleada en el sector de los servicios, más del 75%, determina un patrón de salud relacionado con el trabajo remunerado, con una menor incidencia de lesiones por accidente de trabajo en la jornada laboral y un papel más relevante de los problemas musculoesqueléticos y psicosociales. Asimismo, constata que continúa persistiendo la división sexual del trabajo remunerado y no remunerado, que determina un número de horas dedicado al trabajo remunerado superior en los hombres y un número de horas de trabajo doméstico y familiar más grande en las mujeres. En este sentido, las mujeres trabajan 59,8 horas semanales y los hombres 56. El estudio señala también que las mujeres se concentran en pocas ocupaciones y tienen baja presencia en lugares de mando. Las mujeres dedican 23,6 horas a la semana al trabajo doméstico y los hombres, 12,2.


 


Asimismo, según ha explicado una de las autoras del estudio Imma Cortès, la convivencia con personas con discapacidad se asocia a una “peor salud” y a comportamientos poco saludables. En el caso de las amas de casa, el mal estado de salud pasa de un 31 a un 54,3% en el caso de convivir con una persona dependiente, y el consumo de psicofármacos crece de un 23,8 a un 40%. Además,  el 40,9% de las mujeres que conviven con una persona con discapacidad son las principales responsables de sus cuidados, un porcentaje que en los hombres baja hasta el 21%.


 


 


Más información:


 


Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB)


 


Informe completo


 


 


Contenidos relacionados en a+:


 


La crisis se ceba con los trabajadores de menor cualificación


 


El estrés, el burnout y el acoso caracterizan el ambiente laboral de muchos españoles


 


Servicios, el sector con más accidentes laborales el año pasado


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+