Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El genio de la guitarra de 17 años por el que tocan los artistas españoles

Amaral, Leiva, el Twanguero, Xoel López…Puede ser el cartel de cualquier festival de música de primer orden pero en esta ocasión, los artistas se reunieron con el objetivo de conseguir el dinero para que Pedro González pudiera estudiar música. Hablam

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El genio de la guitarra de 17 años por el que tocan los artistas españoles
Estudiantes-grado-INE


"No me lo creía…Una cosa es que alguien te deje el dinero pero hacerlo de esa manera es brutal. No creo que haya otra cosa mejor", explica Pedro González, guitarrista de 17 años, cuando recuerda lo que sintió al ver el concierto benéfico que había organizado la tienda Headbanger en Madrid para conseguir el dinero de su matrícula. Durante dos días algunos de los músicos más importantes de España como Leiva, Amaral y Xoel López han tocado sus temas para hacer posible el sueño de este getafense: estudiar en la Escuela de Música Creativa.



Ver estudios en Música



Ver cursos con becas




Todo empezó una mañana lluviosa de marzo, cuando Pedro fue al centro de Madrid buscando una guitarra. Ya se había "enamorado" de una pero decidió seguir curioseando y entrar en Headbanger. "Esta guitarra no te va a sonar, porque es de jazz, que es más difícil que una normal…", le dijo Israel, uno de los dueños de la tienda cuando vio que cogía el instrumento más caro que tenía, de unos 18.000 euros, el que había utilizado uno de los músicos más importantes del mundo.



"Quise probarla porque es la Súper 400, es muy famosa. Sí que es verdad que no sabía que era la de Kenny Burrell, sé que llevaba una y me gustaba mucho ese tío…", confiesa Pedro. "No sabía que valía tanto, porque no pensé que fuera del 55…pero Israel me la dejó encantado y no me conocía de nada…", prosigue. Y así fue como tocó varios acordes y dejó con la boca abierta  a su público improvisado. Esa visita al establecimiento se convirtió en la primera de muchas hasta se fraguó una amistad entre ellos.



Pedro confiesa que siempre ha querido ser músico y aunque va a clases de piano en el conservatorio desde los siete años había algo que le apasionaba aún más. "Por premiarme por mis notas me regalaron una guitarra con el fin de que fuera un suplemento o un hobby, pero al final se dieron cuenta de que no era un capricho, que era algo que me importaba de verdad", explica. A su  padre también le apasiona la música y veía con buenos ojos que sus hijos se dedicaran a ello pero entre sus estilos favoritos no estaba el jazz.



Ver cursos de: Guitarra | Producción musical | Canto y técnica vocal



"Todo es de mi propia cosecha. En el conservatorio das clásico y ya está, aunque te facilita las cosas. Quien se tiene que abrir la cabeza para estudiar jazz eres tú", asegura para referirse al nombre que recibe el estilo contemporáneo. Cuando pasó de hobby a pasión se planteó estudiar en la escuela Música Creativa, donde matricularse cuesta 4.000 euros, una cantidad que no podía pagar su familia ya que sus dos progenitores están en paro.



"Mis padres no podían pagármelo, ni aunque tuvieran un trabajo. Yo quiero, es mi ilusión y soy joven pero hay que ser consecuente con la realidad", afirma. Para solucionarlo, los dueños de Headbanger le animaron a presentarse a las pruebas para conseguir una de las becas del 50% que ofrece la escuela y también le aseguraron que le ayudarían a pagar el resto. Así fue como, sin decirle nada, decidieron reunir a varios de sus clientes, algunos de los músicos más importantes del país, para conseguir la otra parte del dinero. Mientras, Pedro tenía que hacer lo que estaba en su mano: presentarse a las pruebas.



"Vivo un poco al día así más que a la larga", explica divertido para recordar cómo preparó una de las audiciones. No tenía muy claro qué tocar y al final se decidió por un arreglo de jazz para guitarra de Barry Galbright: "Empecé a maquinar en la cabeza, le hice el arreglo a un colega para que me acompañara, hice una introducción también, todo en tres horas. Lo monté, lo llevamos y sonó perfecto".



"Creemos que Pedro es un pequeño genio y no estamos solos. Amaral, Leiva, Xoel López y el Twanguero tocarán en Headbanger para ayudarle, ¿te apuntas?". Así rezaba el vídeo publicitario que se movió por internet y las redes sociales. También se hicieron carteles con todos los músicos entre los que estaban Dinero y Franela. El propio Pedro descubrió todo cuando vio una de estas publicidades en la puerta de la que ya considera como su segunda casa. Sorpresa, emoción pero nada de nervios cuando le tocó salir al escenario con ese elenco.







Un Django Reinhardt en potencia para Leiva



"La verdad es que no me dio vergüenza. Estoy acostumbrado, digamos, a eso. A tocar sin saber lo que voy a tocar y delante de gente. Ése no es el problema", explica entre risas. El propio Leiva explicó sobre el escenario por qué había tenido este gesto con este joven de 17 años y no con otra persona: "Lo escuché y flipé. Es un Django Reinhardt en potencia".



Ahora, con el dinero para hacer frente a la matrícula y después de salir en los medios, Pedro sigue teniendo claro su objetivo. "Empiezo las clases en septiembre. Este verano haré algún viaje para tocar por ahí, iré con mi hermano a dar conciertos y cuando vuelva tendré las pilas cargadas para estudiar a tope", afirma. Además, está grabando un disco en el que colaborará el trompetista Manuel Machado. "Siempre es importante tener contactos y más en España. Es un país de enchufe. Tienes que tener contactos porque si no, está difícil la cosa", añade entre risas.



En sus sueños le hubiera gustado tocar con muchos músicos ya fallecidos como Wes Montgomery y Charlie Christian, o con otras leyendas vivas como George Benson y Pat Metheny. De españoles se queda con el Twanguero y Raimundo Amador. En cuanto a actuar solo…"Creo que hay que empezar formando parte de un conjunto, más que nada porque ahora mismo para la gente eres un don nadie. Lo que vas a componer después, la cultura que vas a coger tocando con tanta gente es enorme, con lo cual…Prefiero tocar en grupo, con mucha gente, coger mucho de todo y luego ya se verá", concluye.







Noticias relacionadas en aprendemas.com:



Aprender música mejora la atención de los niños y reduce su ansiedad



Dos años de clases de música mejoran las habilidades de lenguaje y lectura



Bucea en busca de becas: formativas, de idiomas, para viajar o aprender a conducir