Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El desajuste entre educación y empleo, más allá de la crisis económica

El rígido modelo educativo español –basado en un aprendizaje estructurado y teórico-, forma a estudiantes pasivos que no se ajustan al perfil emprendedor, competitivo, capaz de gestionar emociones y flexible que buscan las empresas.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El desajuste entre educación y empleo, más allá de la crisis económica
Estudiantes-grado-INEEn la actualidad, España cuenta con una alta tasa de desempleo que incluye un 54% de jóvenes sin trabajo, lo cual deja patente que algo no funciona. Este problema se debe, en parte, a los desajustes existentes entre el sistema educativo y las necesidades del mercado de trabajo, tesis defendida en el informe “Armonizar educación con empleo en España: un reto a 5 años”, elaborado por el Centro Internacional de Investigación de Organización (IRCO) de IESE en colaboración con el Grupo Persona.

 

Ver cursos de Trabajo

 

En primer lugar, este informe señala un alto grado de desajuste entre la oferta y la demanda de talento, que no puede atribuirse exclusivamente a la recesión económica. Así, por un lado, aunque cada año se licencian 220.000 estudiantes en España, el contenido educativo, que es demasiado teórico según dicho estudio, no se adapta a las necesidades del mercado laboral al que se enfrentan cuando salen de las facultades.

 

De hecho, casi un tercio de los directivos afirma que tienen problemas para encontrar talento. Según este estudio, esta dificultad puede deberse a los cambios radicales que ha experimentado el mercado laboral, el cual demanda nuevos perfiles necesarios para desarrollar sus negocios en los sectores del futuro (sectores tecnológicos, verdes y el sanitario, especialmente el ámbito de la atención) y, así, asegurar su competitividad y sostenibilidad.

 

Busca tu curso de Talento

 

Reto de armonizar educación con empleo en España

 

España se enfrenta al reto de armonizar educación con empleo. Es necesario adaptar la oferta y la demanda de talento, ofreciendo una formación adecuada  y acorde con lo que el entorno profesional exige al individuo. Para ello, habrá que realizar cambios que afecten a la educación desde los primeros años de escolarización hasta la universidad y escuelas de negocio, así como estrechar el diálogo entre colegios, centros de formación profesional, universidad y empresa. Hoy en día, esta adaptación es especialmente complicada porque se estima que, en un mercado laboral cambiante como el actual, uno de cada siete bebés trabajará en un futuro en profesiones que aún no se han inventado.

 

El sistema educativo español, caracterizado por un aprendizaje teórico, estructurado, rígido y basado en transmitir conocimientos para conseguir resultados académicos, provoca una elevada tasa de abandono escolar. Por ejemplo, uno de cada tres estudiantes abandona la universidad (un total de 540.000 alumnos). Los pasivos estudiantes españoles tienen una escasa capacidad de iniciativa y emprendimiento –consideradas competencias profesionales fundamentales en el actual mercado laboral- y no han aprendido en su etapa formativa a desarrollar su inteligencia emocional, por lo que presentan dificultades para gestionar las emociones y asumir el fracaso.

 

Ver cursos de Inteligencia Emocional

 

Sin embargo, las empresas buscan candidatos con un perfil emprendedor, con iniciativa, flexible, capaz de afrontar el cambio y la posibilidad de fracaso. También requieren que sus empleados tengan una personalidad equilibrada y madura, las cuales son características de personas que conocen y saben gestionar sus emociones y las de los demás, y valerse de ellas para crear un espacio emocionalmente sano que contribuya a mejorar el compromiso, la productividad y la competitividad. Además, los seleccionadores de personal buscan personas con competencias soft-comunicación, competitividad e idiomas-, conocimientos técnicos actualizados y buena predisposición a la movilidad nacional e internacional.

 

Quiero aprender:

Idiomas

Comunicación

Nociones para emprendedores

 

Posibles vías de actuación

 

En este contexto, este informe recomienda como posibles vías de actuación que las instituciones educativas ofrezcan una formación adecuada para la empleabilidad, enseñar desde la escuela habilidades soft relacionadas con el uso de la inteligencia emocional y proporcionar a los estudiantes una orientación adecuada para decidir qué hacer respecto a su futuro profesional. Además, hay que revalorizar la Formación Profesional y potenciar la actitud emprendedora de los estudiantes.

 

Asimismo, este informe señala que empresa y universidad deberían colaborar juntas y establecer en común los planes de estudio o prácticas y, de esta forma, reorganizar la oferta formativa adaptándola a las necesidades del mercado laboral y la economía española. Para realizar este trabajo en común quizá deberían tomar la Formación Profesional como modelo de inspiración, especialmente, el sistema dual. Por un lado, el sistema universitario español tiene que realizar cambios como reducir la burocratización, permitir la entrada de la empresa en la universidad y contar con un sistema de prácticas útil y eficaz.Por otro, las compañías deben seleccionar y promocionar el talento que sea competitivo, promoviendo una actitud más ambiciosa entre los jóvenes, además del reconocimiento de logros.

 

Quiero hacer un curso con prácticas

 



Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!





Más información:

 

Informe completo “Armonizar educación con empleo en España: un reto a 5 años”

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

¿Cómo será la educación en el año 2020?

 

El nuevo aprendizaje digital que está por llegar a las aulas