Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

El CSIC enciende el primer ordenador ciudadano del mundo

El Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con CIEMAT, BIFI (de la Universidad de Zaragoza), la Universidad Complutense, la Universidad de Extremadura, el ITACA y la RedIRIS, han presentado el proyecto Ibercivis un pro

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El CSIC enciende el primer ordenador ciudadano del mundo

Ibercivis nace como una plataforma de computación voluntaria en la que los ciudadanos, a través de la cesión de la capacidad de cálculo de sus ordenadores personales en los momentos en los que no los estén utilizando, pueden participar de forma directa en diversos proyectos de investigación. El proyecto responde al trabajo en común del CSIC, CIEMAT, BIFI, la Universidad Complutense de Madrid (UCM), la de Extremadura (UEX), el ITACA y la RedIRIS. En una primera fase, Ibercivis arranca con tres proyectos de investigación, aunque en el futuro se prevé que nuevas investigaciones se incorporen al proyecto.


 


Para llevar a cabo estas investigaciones, los ciudadanos pueden ceder la capacidad de cálculo de sus ordenadores en los momentos de inactividad. Únicamente es necesario entrar en la página oficial del proyecto, registrarse y descargarse la aplicación BOINC. Cuando tengan su ordenador encendido pero no lo usen, el sistema solicita, desde Ibercivis, trabajos para realizar y los ejecuta. El usuario puede ver que se está utilizando su ordenador al aparecer un salvapantallas de Ibercivis en movimiento, que dejará de actuar simplemente con tocar una tecla o el ratón. Cuando el cálculo finaliza, los resultados se envían de nuevo al servidor de Ibercivis. Esta plataforma utiliza programas de código abierto y software libre, y es compatible con todo tipo de ordenadores. El único requisito es tener conexión a Internet. La seguridad del ordenador doméstico está garantizada.


 


En qué participar


 


En esta primera fase de trabajo, Ibercivis aglutina tres proyectos destinados a comprobar nuevas fuentes de energía o nuevos fármacos para frenar enfermedades como el cáncer. En este sentido, el proyecto Stellator TJ II, del CIEMAT, investigará la fusión por confinamiento magnético. Esta posible nueva fuente de energía, de bajo impacto ambiental e inagotable, pretende realizar en la Tierra las reacciones de fusión que se producen en las estrellas.


 


El segundo de los proyectos, el docking de proteínas, se centra en la búsqueda de nuevos fármacos contra enfermedades, especialmente contra el cáncer. Su desarrollo parte de la Unidad Bioinformática del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid), y consiste en el estudio de la interacción entre compuestos químicos y proteínas.


 


La simulación de materiales, el tercero de los proyectos de investigación de Ibercivis, se lleva a cabo en la Universidad Complutense, la Universidad de Extremadura y el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos de la Universidad de Zaragoza. Estudia el comportamiento de los vidrios, centrándose en los vidrios magnéticos. Aunque se trata de investigación básica, su conocimiento podría derivar, por ejemplo, en la creación de discos duros más densos y sistemas más eficaces de detección de tumores.


 


 


Más información:


 


Ibercivis


 


CSIC


 


Contenidos relacionados en a+:


 


Últimos días de solicitud para las 350 becas del CSIC de investigación para universitarios


 


Europa concede 50 millones en ayudas a 24 proyectos de investigación españoles


 


CSIC lanza una guía de búsqueda de información especializada por Internet


 


Navarra lidera el ranking de productividad investigadora de las universidades españolas


 


Con el nuevo año cambia el modelo retributivo de los investigadores del CSIC


 


Un informe analiza los retos que debe afrontar Europa en la formación de investigadores


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+