Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

El coste laboral por trabajador creció el 3,5 % en 2009

Los costes laborales por trabajador aumentaron el año pasado tanto en términos brutos como netos como consecuencia de las indemnizaciones por despido. Por sectores de actividad, la industria fue el sector que registró mayores costes laborales, seguid

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El coste laboral por trabajador creció el 3,5 % en 2009

El coste laboral por trabajador en términos brutos fue de 30.670,05 euros en el año 2009, lo que supone un incremento del 3,6 % en relación al año anterior, mientras que el coste laboral neto por trabajador ascendió a 30.402,32 euros, una vez deducidas las subvenciones de las Administraciones Públicas para el fomento del empleo y la formación profesional y que ascendieron 267,73 euros, según se recoge en la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL), elaborada por el INE en la que se refleja un incremento del 3,5 % del coste laboral por trabajador si no se contabilizan las deducciones mencionadas.


 


Unos incrementos que, sobre todo, fueron debidos al aumento de las indemnizaciones por despido, ya que han pasado de 338 euros en 2008 a 482 euros en 2009, lo que refleja una subida del 42%.


 


Del coste laboral, la mayor parte son salarios y cotizaciones a la Seguridad Social, que suponen de forma conjunta el 94,9 % del coste bruto. Alrededor del 72,8 % se corresponde con salarios con un total de 22.329,33 euros por trabajador, mientras que las cotizaciones a la Seguridad Social supusieron el 21 % del coste laboral por trabajador, que fue de 6.785,25 euros.


 


Además, dentro del coste laboral, también se contabilizaron 587,10 euros por trabajador en concepto de beneficios sociales (cotizaciones voluntarias, planes de pensiones…), así como 389,91 euros por gastos derivados del trabajo. Un total de 482,49 se correspondieron con indemnizaciones por despido y 95,97 euros por trabajador en concepto de formación profesional, lo que supone que las indemnizaciones quintuplicaron el coste que se dedicó a formación.


 


El coste laboral por trabajador en 2009 fue desigual en función de la actividad económica. La industria es el área de actividad que registró los mayores costes laborales con un coste laboral por trabajador de 33.897,73 euros. Unos costes en este sector que, sin embargo, son los que menos se han incrementado en términos interanuales con una subida del 3,1%.


 


Tras la industria, figura el sector de la construcción en el que los costes laborales netos por trabajador registraron un incremento del 5,5 % en relación a 2008 por el aumento del coste no salarial, que creció en el 6,1%, y de los costes salariales que subieron el 5,2 %. Además, en este sector, se da el caso de que las indemnizaciones por fin de contrato y los pagos compensatorios produjeron un aumento de los otros costes derivados del trabajo.


 


Finalmente, en el sector servicios, también se registró en 2009 un aumento del coste neto del orden del 3,5 %, a raíz de la menor subida del coste no laboral, que creció en el 4,5 %. Por su parte, el coste salarial se incrementó en el 3,2 %.


 


Dentro de cada sector de actividad, los costes laborales han variado. Atendiendo a la clasificación de las actividades de la CNAE09, destaca el coste laboral bruto por trabajador de la hostelería, que fue el más bajo con un total de 19.167,36 euros por trabajador. En el lado contrario, se halla el asalariado en secciones energéticas y financieras, áreas en las que el coste laboral bruto oscila, respectivamente, en torno a los 75.655,65 y 57.972,29 euros.


 


Precisamente, la sección energética y la financiera son las dos áreas de actividad en las que los sueldos y salarios han sido mayores y las que también asumieron un mayor coste en beneficios sociales. Por su parte, las industrias extractivas y la construcción fueron los sectores en los que se registraron más gastos en derivados del trabajo en conceptos como ropa de trabajo, pequeño utillaje, pagos compensatorios o indemnizaciones por fin de contrato, entre otros.


 


Sin embargo, los mayores costes laborales por indemnizaciones por despido se registraron en la industria energética y en el sector de la información y comunicación. Por el contrario, el sector sanitario y de servicios sociales, así como la Administración Pública, tuvieron los menores costes laborales por este concepto.


 


En referencia a las subvenciones y deducciones fiscales por creación de empleo y fomento de la formación profesional, el mayor volumen se registró en el sector servicios. Y, una vez más, la Administración Pública se sitúa en el lado opuesto, siendo también el área de actividad con menos subvenciones y deducciones fiscales por creación de empleo y fomento de la formación profesional.


 


Esta encuesta también recoge las diferencias existentes en costes laborales por trabajador en función del tamaño de la empresa. De acuerdo con los datos de 2009, se pone de manifiesto que las compañías de mayor tamaño son las que pagan mayor sueldo a sus trabajadores, mientras que en las pymes se percibe, en general, un menor salario. Por ello, las cotizaciones a la Seguridad Social también fueron más elevadas en el caso de las grandes empresas, mientras que en conceptos como subvenciones y deducciones fiscales, en términos absolutos, no se aprecian diferencias con independencia de su tamaño.


 


También son mayores los beneficios sociales y gastos en formación profesional en las grandes empresas. En las pymes se da la situación de que son más elevados los costes derivados del trabajo.


 


Por zonas geográficas, se aprecian diferencias en los costes laborales por trabajador. El mayor coste laboral se registra en el País Vasco con un coste total neto por trabajador de 35.216,20 euros, seguida de la Comunidad de Madrid con un total de 35.183,12 euros; Cataluña con 32.439,02 euros y la Comunidad Foral Navarra con 31.695.52 euros. Estas cuatro autonomías se sitúan por encima del coste laboral medio de España, que en 2009 fue de 30.402,32 euros.


 


Por debajo de esta media, se hallan Asturias con 30.034,80; Aragón con 29.408,05; Islas Baleares con  28.837,11; Andalucía, 28.398,00; La Rioja, 28.341,27; Cantabria, 27.946,68; Castilla y León, 27.873,01; Región de Murcia,  27.534,84; Castilla-La Mancha, 27.302,28; Comunidad Valenciana, 27.280,33; Galicia con 26.434,26 y Canarias con 25.992,72 euros.


 


Además, las empresas de la Comunidad de Madrid y del País Vasco fueron las que pagaron los mayores salarios y también registraron más gastos en beneficios sociales. Madrid también presentó los mayores costes en formación profesional, junto con Andalucía, mientras que en las Islas Baleares y en Murcia se produjeron los menores costes por este concepto.


 


Las comunidades de Madrid y Barcelona tuvieron las mayores indemnizaciones por despidos y País Vasco y Navarra fueron las dos autonomías que recibieron mayores subvenciones y deducciones fiscales por el fomento del empleo y la formación profesional.


 


 


 


Más información:


 


INE


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com :


 


Un trabajador le cuesta 2.300 euros mensuales a la empresa


Los salarios de los vascos son los más altos de España


El coste por despido es muy superior al dedicado a formación en las empresas


Los españoles se llevan a casa el 61% de lo que le cuestan a la empresa

Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+