Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El consumo de alcohol en los jóvenes afecta al aprendizaje y a la memoria

Beber alcohol de forma repetida en la adolescencia afecta al aprendizaje y la memoria, y puede producir efectos perjudiciales y duraderos en el comportamiento, según investigadores estadounidenses.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El consumo de alcohol en los jóvenes afecta al aprendizaje y a la memoria
Estudiantes-grado-INELos adolescentes que beben alcohol de forma continuada en la adolescencia pueden experimentar cambios duraderos en la región del cerebro que controla el aprendizaje y la memoria, además de verse sometidos a efectos perjudiciales en el comportamiento. Es la conclusión de un equipo de investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte (EE.UU.), que han visto su estudio publicado en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research del que se hace eco Infosalus. 

 

Ver cursos de:

Alcoholismo

Adolescencia

Neurología

Psicología del Adolescente

 

Según los investigadores, una persona de 18 años tiene un cerebro que aún está en desarrollo. “Es importante que los jóvenes sepan que cuando beben en exceso podrían ocurrir cambios que tienen un impacto duradero en la memoria y otras funciones cognitivas”, señalan los expertos.

 

Para realizar el experimento los científicos expusieron periódicamente a pequeños roedores a elevados niveles de alcohol. Después, no se dio más alcohol a estos animales, que crecieron hasta la edad adulta. La investigación demuestra que estos ratones adultos presentan mayores dificultades de memoria que los que no han sido expuestos al alcohol, incluso aunque no volvieran a probarlo desde su etapa adolescente.

 

Se desconoce, sin embargo, cómo estas deficiencias se manifiestan a nivel celular en el hipocampo, donde se controla la memoria y el aprendizaje. El equipo estadounidense midió un mecanismo celular denominado potenciación a largo plazo (LTP). El aprendizaje es más efectivo cuando esta actividad es lo suficientemente activa como para construir fuertes transmisores de señales entre las neuronas. La LTP es mayor en jóvenes y es crucial para que los adolescentes adquieran grandes cantidades de memoria durante la transición a la edad adulta.

 

Durante las pruebas, los investigadores esperaban encontrar muy disminuida la LTP en las ratas adultas expuestas al alcohol durante su adolescencia, pero ocurrió lo contrario. “En un primer momento se podría pensar que los animales serían más inteligentes, pero sucedió justo a la inversa. Si se produce demasiada LTP hay un periodo de tiempo donde no se puede producir más. El circuito está saturado y los animales dejan de aprender. Para que el aprendizaje sea eficiente, el cerebro necesita un delicado equilibrio de excitación e inhibición, y los circuitos no funcionan de manera óptima”, señalan los investigadores.

 

Por otra parte, la anormalidad de LTP se unió a un cambio estructural en las células nerviosas que sugería inmadurez. “Algo ocurre durante la exposición al alcohol en el adolescente que cambia la forma en la que el hipocampo y otras regiones del cerebro funcionan y cómo las células se ven realmente”, señalan los científicos. Según los expertos, esta inmadurez de las células podría estar asociada con la inmadurez de comportamiento.

 

Así, además de los cambios en la zona del hipocampo que afecta al aprendizaje, los investigadores demostraron cambios estructurales en otras regiones del cerebro que controlan la impulsividad y la emotividad. En próximos estudios, los científicos intentarán demostrar si el alcohol puede afectar las funciones cognitivas a largo plazo.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

Alcoholism: Clinical & Experimental Research

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Inhibir el comportamiento en los niños puede generar ansiedad en la adolescencia

 

El botellón reduce la agilidad mental de los estudiantes