Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

El Círculo de Empresarios reclama serias reformas en el sistema educativo

Según el informe “Hacia un nuevo sistema educativo. Bases para la mejora de la enseñanza obligatoria” elaborado por el Círculo de Empresarios, en España los trabajos englobados dentro del sector educativo representan el 6,8% del total, mientras que e

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El Círculo de Empresarios reclama serias reformas en el sistema educativo

Estos datos provienen de un estudio realizado por Eurostat, la Oficina de Estadística Europea, que compara la situación de 19 países europeos. España aparece en antepenúltimo lugar en el peso del sector educativo en el mundo laboral, por delante solamente de Austria (6’7%) y Alemania (6,1%). En el conjunto de la OCDE, el gasto total -público y privado- que se realiza en instituciones educativas asciende al 6,1% del PIB. En el caso de España, ese porcentaje se queda por debajo de la media de los países desarrollados, pero asciende a un valor significativo, cercano al 5% del PIB.


 


“Hacia un nuevo sistema educativo. Bases para la mejora de la enseñanza obligatoria” es la primera entrega de una serie de documentos elaborados por el Círculo de Empresarios, que abordarán la totalidad del sistema educativo español. Debido a la amplitud de semejante propósito, este primer documento únicamente trata los aspectos de índole general y los que se refieren a la enseñanza obligatoria, dejando la formación profesional y la enseñanza universitaria para posteriores estudios.


 


De esta publicación se desprende la idea de que la calidad de la educación de un país es fundamental, no sólo por aumentar la competitividad en el terreno económico, sino por ser un factor clave para la cohesión social y para favorecer la igualdad de oportunidades.  


 


Elevar la calidad del sistema educativo no se consigue con un simple incremento de gasto. Las reformas que se proyecten deberán tener muy en cuenta las relaciones entre educación, sociedad y economía. Los alumnos saldrán a un mercado laboral cada vez más competitivo y flexible. La caída de la natalidad, la paulatina disminución de la población activa y el incremento de la población inmigrante también afectan directamente al sistema educativo, el cual debería contar con una flexibilidad de la que en estos momentos carece.


 


Reforma del sistema educativo español


 


La educación española está, por tanto, necesitada de reformas significativas que, una vez superados los problemas cuantitativos, permitan centrarse en los cualitativos. Si miramos al exterior podemos comprobar qué métodos utilizados por otros países son más propicios para la reforma:


 


En primer lugar, el control de los resultados obtenidos por los estudiantes mediante exámenes comunes a todos, de manera que existan sistemas de evaluación ajenos a los propios centros. Conviene igualmente que estos sistemas se apliquen en el ámbito geográfico más amplio posible. En segundo lugar, la autonomía de los centros de enseñanza en lo referente a contenidos curriculares, métodos de enseñanza y fórmulas de organización. Esta autonomía redundaría en mayores grados de flexibilidad para que cada centro se adapte a las demandas específicas de su alumnado. En tercer lugar, la transparencia y la disponibilidad de mayor información sobre la evolución y resultados de los centros educativos es una cuestión esencial. Así, la eficiencia derivada de una mayor autonomía sólo se producirá si ésta va acompañada de la suficiente transparencia que incremente la responsabilidad de los centros.


 


El objetivo de este proceso es conseguir que la población activa sea flexible y competitiva, altamente motivada y preparada para responder a las cambiantes exigencias de la sociedad del conocimiento. Los problemas surgen porque, en un entorno en permanente cambio, se produce una insuficiente adaptación del sistema educativo a las necesidades del sistema productivo.


 


Los alumnos españoles además de obtener resultados relativamente mediocres (según el estudio internacional de la OCDE, Programa Pisa, que relega a España a los últimos puestos de la lista en conocimientos de matemáticas y en competencias y habilidades), registran una tasa de abandono escolar muy elevada. Además, la errónea concepción de que la universidad es la única alternativa al abandono de estudios ha derivado en una sobreeducación de la población. Es decir, que existe un desajuste entre las cualificaciones de los trabajadores y las que demandan las empresas.


 


Otra de las cuestiones que afectan al sistema educativo español es la inestabilidad regulatoria que ha sufrido en los últimos años. Si bien es cierto que la educación, y por tanto las leyes que la regulan, debe de adaptarse al sistema social de cada momento, la falta de consenso político a este respecto generan una incertidumbre que dificulta la labor de los docentes y del aprendizaje de los  alumnos.


 


Otros aspectos para mejorar la enseñanza


 


Existen múltiples posibilidades de mejora de las técnicas pedagógicas y de organización que podrían adoptarse en el sistema educativo, como por ejemplo la aplicación de nuevas tecnologías. En este campo, nuestro país muestra un claro desfase. Según la OCDE, España registra una ratio de ordenadores por alumno notablemente peor que la de Corea, o la mayoría de los países de la UE.


 


Asimismo, se detecta una deficiencia en el recurso a nuevas tecnologías (como Internet) en casa o en los centros educativos. Sólo un 30% de los profesores utiliza normalmente Internet en el trabajo escolar, frente al 67% de media de la OCDE, y sólo al 37% de los estudiantes españoles se les enseña a utilizar Internet para localizar información.


 


Otra de las posibilidades para mejorar la educación es introducir sistemas de evaluación de los alumnos que permitan detectar carencias a tiempo, en vez de esperar a los sistemas de evaluación tradicionales que se realizan a finales de curso, cuando ya es imposible hacer nada al respecto. Junto a los sistemas de evaluación, sería necesario desarrollar mecanismos de apoyo individualizado y una mayor flexibilidad en el desarrollo de la actividad escolar. Esta podría ser la solución de la actual situación en la cual unos pocos alumnos con escaso interés en aprender ralentizan la marcha de toda una clase.


 


En este sentido podría plantearse que los grupos no fuesen cerrados, es decir, que los alumnos se agrupen según su nivel en cada asignatura, sin tener que estar siempre juntos en la misma clase, o que se implantase una concepción más flexible del horario, de manera que los alumnos con especiales dificultades pudieran permanecer más tiempo en el centro escolar para intentar superarlas.


 


Con estos cambios podría reducirse o, incluso, eliminarse el recurso a la repetición. Repetir curso no es una opción en países con buenos resultados educativos, ya que creen necesario dedicar más atención a aquéllos alumnos que más la necesitan y consideran poco probable que repetir la misma asignatura con los mismos métodos pedagógicos pero con alumnos de menor edad, vaya a suponer resultados distintos en el rendimiento del alumno. Desde un punto de vista más positivo, este nuevo sistema permitiría reconocer y valorar el esfuerzo individual.


 


Por otro lado, es preciso mejorar la gestión de los centros educativos, de manera que puedan abordar con mayores capacidades los retos que supone una mayor autonomía curricular, metodológica y procedimental. También la formación y motivación de los docentes es muy importante. No sólo es necesario preocuparse por los niveles de formación cuando se accede, sino también a lo largo de la vida laboral de los profesores permitiendo así mejorar la calidad docente.


 


En principio, el problema español no es tanto la retribución de los docentes –campo en el que España no se sitúa en el rango inferior entre los países de la OCDE- como la motivación de este colectivo, que denuncia sentirse poco reconocido.


 


 


*  *  *  *


 


 


Enlaces de interés:


 


Círculo de Empresarios


 


Hacia un nuevo sistema educativo. Bases para la mejora de la enseñanza obligatoria


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


En materia educativa Europa tiene que aprender de otros países


 


España avanza en Educación aunque sigue a la cola de Europa


 


Europa se pone en serio para potenciar la Formación Permanente


 


Desventaja de los jóvenes españoles en empleo y formación, según el CES


 


El Congreso aprueba la LOE de forma definitiva


 


El nuevo master para profesores de Secundaria obligará a dominar una segunda lengua


 


España avanza en el uso de las tecnologías (TIC) en Secundaria


 


La OCDE escudriña la educación en los países más ricos


 


Un estudio analiza el nivel escolar y universitario de los inmigrantes


 


Panorámica de la educación en Factbook 2005


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+