Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El cerebro de niñas con ansiedad trabaja más

El cerebro de chicas y chicos no funciona igual en momentos en los que sienten ansiedad. De hecho, el de las chicas trabaja más según se ha constatado en un experimento científico universitario con el que se abren nuevas vías para poder detectar y tr

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El cerebro de niñas con ansiedad trabaja más
Estudiantes-grado-INEEl cerebro de las jóvenes que tienen ansiedad trabaja más que el de los jóvenes de sexo masculino, según se recoge en una investigación realizada por un equipo de investigadores del departamento de Psicología de la Universidad de Michigan en la que también se apunta la posibilidad de que las niñas sean más propensas a registrar problemas de ansiedad o trastornos obsesivo-compulsivos e, incluso, ansiedad generalizada. [Ver cursos de Psicología]

 

Una conclusión que podría ser de utilidad para ayudar a identificar y tratar los trastornos de ansiedad y a la que se ha llegado tras realizar un experimento en el que los estudiantes universitarios tuvieron que realizar una tarea relativamente simple, realización durante la que su actividad cerebral fue medida con un casco con electrodos.

 

El experimento reflejó que sólo las jóvenes que se reconocieron a sí mismas como ansiosas o preocupadas registraron niveles altos de actividad cerebral cuando cometieron errores durante la tarea.

 

Según los investigadores este resultado puede ayudar a predecir el desarrollo de problemas de ansiedad más adelante en la vida de las mujeres, siendo una pieza más en el rompecabezas para poder entender por qué en general las mujeres tienen más trastornos de ansiedad.

 

Este estudio, que es el primero en medir la correlación entre la preocupación y los errores relacionados con las respuestas del cerebro y los sexos, ha empleado una muestra de 79 estudiantes.

 

Todos ellos tuvieron que identificar una letra en medio de una serie de grupos de cinco letras en la pantalla del ordenador. A veces esta letra del medio fue la misma que las cuatro restantes, mientras que otras veces era diferente. Posteriormente, los universitarios tuvieron que rellenar cuestionarios sobre cuánto se habían preocupado.

 

El análisis de los datos constató que aunque el nivel de preocupación había sido similar y no se registraban grandes diferencias por sexos, sí se constataba que los cerebros de las chicas tenían que trabajar más. Además, los resultados de ellas fueron peores al incrementarse la dificultad de la prueba.

 

Y es que, de acuerdo con los investigadores, los cerebros de las jóvenes con ansiedad tienen que trabajar más para llevar a cabo las tareas porque hay distracciones y preocupaciones, de manera que sus cerebros están siendo sometidos a algún tipo de burn-out. Un hecho que podría permitir prepararlas para las dificultades en la escuela, ya que se conoce que los niños y niñas ansiosos tienen más dificultades en algunas materias académicas como las matemáticas.

 

Esta preparación puede pasar, aparte de por las terapias tradicionales para la ansiedad, por otras acciones como poner por escrito las preocupaciones en un cuaderno para evitar que se queden en la cabeza o hacer juegos mentales diseñados para la mejora de la memoria y la concentración.

 

Ahora los investigadores están realizando una investigación centrada en si el estrógeno, hormona que es más común en las mujeres, es la responsable de esta respuesta cerebral ante la ansiedad. Y es que el estrógeno afecta a la liberación de la dopamina, que es un neurotransmisor que tiene un papel clave en el aprendizaje y el procesamiento de errores en la parte frontal del cerebro. Una línea de investigación que, adicionalmente, podría terminar reflejando las diferencias hormonales entre hombres y mujeres.

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 



 

Más información:

 

Estudio publicado en la Universidad de Michigan

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Identifican nuevos genes que relacionan el tamaño del cerebro y la inteligencia

 

Aumentar la inteligencia es posible



La crisis de la adolescencia tiene su explicación en el desarrollo del cerebro



Navegar por la red mejora la actividad mental