Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El acceso de las niñas a productos sanitarios aumenta su nivel educativo, según un estudio

La educación de las niñas en los países en desarrollo sigue siendo uno de los retos principales hoy en día. Creencias y prácticas arraigadas devalúan la educación de las mujeres en la infancia, que muchas veces se ven obligadas a abandonar el sistema

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El acceso de las niñas a productos sanitarios aumenta su nivel educativo, según un estudio

En la actualidad, uno de los retos principales que se tienen que acometer en los países en desarrollo es la formación educativa de los más jóvenes. Una actuación que puede tener importantes efectos económicos y sociales beneficiosos a largo plazo. Sin embargo, esta necesidad de garantizar el nivel formativo, en especial de las niñas, es difícil de llevar a cabo en estos países porque suelen existir creencias o prácticas que, de forma generalizada, devalúan este desarrollo formativo. Las jóvenes se ven obligadas con frecuencia a no acudir a la escuela por no tener acceso a productos sanitarios femeninos que puedan utilizar durante la menstruación y evitar así la vergüenza que sienten muchas de ellas y que, en muchas ocasiones, es una de las causas por la que no asisten a clase de forma regular y terminan abandonando la enseñanza.


 


La relación existente entre el acceso a los productos sanitarios femeninos y la asistencia ha clase ha sido estudiada por Saïd Business School que ha llevado a cabo una investigación en Ghana liderada por la profesora Linda Scott con el fin de comprobar esta relación y si realmente el mayor acceso a este tipo de productos podría ser una vía menos costosa y más rápida y directa de aumentar la asistencia escolar y el rendimiento académico de las niñas.


 


Este estudio, primera investigación empírica que se realiza para indagar sobre esta cuestión y que ha contado con financiación de la John Fell Oxford University Press y el Green Templeton College de Oxford, se centra en dos partes. En la primera de ellas, se ha realizado una investigación cualitativa en profundidad sobre las circunstancias que rodean a la menstruación en las niñas en los países pobres, mientras que la segunda parte se basa en la realización de una prueba piloto cuantitativa para mostrar la relación de productos sanitarios femeninos y la oferta educativa para las jóvenes.


 


El resultado de la primera fase de investigación señala que las niñas púberes faltaban hasta cinco días cada mes a la escuela por la inadecuada atención de la menstruación, ya que en las localidades rurales, por ejemplo, las niñas no disponen de cuarto de baño o de aseo y, si lo hay, es inadecuado, y además tienen paseos de dos horas o más a la escuela. También se ha observado que durante los días de menstruación restringen otras actividades como jugar con los niños o el trabajo.


 


Ya en la segunda fase del estudio, la investigación se centró en combinar el acceso a productos sanitarios femeninos y la impartición de un módulo de educación sobre la menstruación y la higiene. Las conclusiones en esta fase del estudio reflejan que después de seis meses, las niñas que tuvieron acceso a estos productos sanitarios habían faltado al colegio menos que antes de la prueba. De hecho, la tasa de absentismo escolar se redujo aproximadamente a la mitad, pasando del 21% de días escolares al 9%. Sin embargo, en los pueblos en los que la formación sobre la menstruación y la higiene no se impartió, se observó que el efecto de la reducción del absentismo escolar se producía de forma más lenta.


 


Las niñas que han participado en este estudio han señalado que tienen también una mayor capacidad para concentrarse en clase y muestran niveles más altos de confianza, además de aumentar su participación en actividades cotidianas durante los días de menstruación. Además, desaparecieron los sentimientos de vergüenza y aislamiento que sentían antes de la participación en el estudio y de acceder a los productos sanitarios femeninos y al modulo de formación.


 


Para los investigadores, la mejor autoestima de las niñas es importante porque podrán tener experiencias más gratificantes y efectivas en la escuela, así como participar en sus familias, comunidades y sociedades.


 


No obstante, a pesar de la relación existente entre el acceso a los productos sanitarios y la asistencia a la escuela, el equipo de investigación llama la atención en su estudio sobre otros aspectos que pueden tener importancia a la hora de que las niñas queden excluidas de la educación como es el caso del acoso sexual que corren el riesgo de sufrir a manos de los profesores, así como la retirada del apoyo económico del hogar, la presión para casarse o la necesidad de encontrar trabajo.


 


Finalmente, el estudio también recoge una serie de cuestiones de interés para los responsables políticos y las ONG en países en desarrollo como es la puesta en práctica de un programa de suministro de productos sanitarios y su financiación y de cómo deshacerse de estos productos con el mínimo impacto ambiental, sobre todo, en las zonas rurales.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Saïd Business School


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


El nivel educativo de los padres es decisivo en el éxito escolar de sus hijos


 


Un estudio insta a una reforma educativa para que los padres participen más en colegios


 


La mayoría de niños hiperactivos y con falta de atención lo heredan de sus padres


 


Escuelas de Padres: aprender el papel principal


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+