Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

El 70% de los parados sólo cuenta con una cualificación básica

El Consejo Económico y Social de España (CES) ha elaborado un informe que hace un detallado análisis de la situación del sistema educativo español. En él se recogen preocupantes datos sobre el fracaso escolar y la escasa cualificación de los parados,

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El 70% de los parados sólo cuenta con una cualificación básica

La educación en España debe considerarse una cuestión de Estado y debe abordarse sobre la base de un amplio consenso social y político. De esta forma tan contundente se pronuncia el texto del informe sobre el Sistema Educativo y Capital Humano, elaborado por el CES, que busca conseguir una mejor formación para combatir el desempleo, donde el 70% de los desempleados de 2007 poseía sólo cualificaciones básicas y carecían de especialización profesional.


 


Todo ello viene unido, según el estudio, a la falta de calidad de la educación en España, lo que se traduce en un alto índice de fracaso escolar. Para combatirlo, el CES propone, además de una gran implicación por parte de las familias, reforzar la orientación en la ESO, con el fin de que los estudiantes dispongan de suficiente información para tomar una decisión sobre su formación.


 


El fracaso escolar, según el informe, se corresponde con el nivel sociocultural de las familias, por lo que es necesario aumentar el esfuerzo en aquellas comunidades autónomas con menores niveles de gasto por alumno hasta que se equiparen a la media nacional, y especialmente en los centros públicos situados en entornos menos favorecidos, que son los más afectados. Según el CES, “la coyuntura económica no debería suponer un obstáculo, dado que la inversión en capital humano es clave para la recuperación económica y para el desarrollo de un modelo productivo más sólido y sostenible”.


 


Para combatir el fracaso escolar, el CES también propone la máxima colaboración de las distintas administraciones en las inversiones, que en España se sitúan en torno al 4,2% en relación al PIB, mientras que la media del OCDE es del 5,4%, y el de la UE de los 19 es del 5,3%. Unas cifras a las que se une el alto porcentaje de los jóvenes que abandonan tempranamente la educación (un 30%, frente al 15% de la UE-27, y una cifra muy alejada al 10% que se tenía como objetivo para 2010). Según el presidente del CES, Marcos Peña, “el reparto de las competencias ha dado lugar un sistema altamente descentralizado”, por lo que se propone al Gobierno un refuerzo de coordinación y consenso entre las administraciones autonómicas y locales.


 


Apoyo a los ciclos educativos


 


La comprensión lectora de nuestros jóvenes es otro de los aspectos a mejorar, pues su evolución ha sido muy negativa en los últimos años y está muy alejada de la media de la OCDE y de la UE. En España, un alto porcentaje de los jóvenes presenta dificultades para entender lo que lee, lo que supone un lastre a la hora de incorporarse a la vida laboral.


 


El informe también considera fundamental apoyar a la educación infantil para niños de entre 0 y 6 años, donde se sientan las bases del aprendizaje posterior. Y en cuanto a la FP, el CES  cree que la participación de trabajadores y empresas en actividades de formación es insuficiente, pues sólo el 7,7% de las personas ocupadas participa en acciones de formación continua.


 


Para combatir el paro se propone doblar esfuerzos en cuanto a la formación de parados, y aumentar la diversidad y la flexibilidad de la educación superior para afrontar los retos de un mundo globalizado y en constante transformación. En este sentido, el presidente de la Comisión de Educación del CES, Fabián Márquez, señala que “hay que fomentar las pasarelas entre los diferentes ciclos educativos como una herramienta útil para reducir las tasas de abandono”.


 


Por último, el informe concluye que los centros universitarios no son los dinamizadores económicos y sociales que cabría esperar, al tiempo que son poco innovadores en comparación con nuestros países vecinos. Tan sólo el 2,8% de las empresas innovadoras considera que la Universidad es fundamental para la innovación. El grueso de las empresas que colabora con los centros universitarios pertenecen a la Industria química, Fabricación de maquinaria y equipo mecánico, eléctrico, electrónico y óptico, Comercio y reparaciones, y Actividades inmobiliarias y servicios empresariales. Poseer un título universitario asegura una mayor progresión dentro de la empresa, mientras que un título de FP permite una rápida inserción laboral inicial.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


CES


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


El perfil del desempleado en España es el de un varón joven con estudios básicos


 


Sin formación es difícil competir en un mercado en crisis, constata Adecco


 


¿Cuáles son los profesionales más buscados y cotizados de 2009?


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+