Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

El 36% de las empresas españolas tiene personal extranjero en plantilla

Solamente el 36% de las empresas españolas tiene personal inmigrante en plantilla, aunque la mayoría de las compañías se muestra favorable a la contratación del mismo. Son datos que se desprenden de un estudio realizado por la Cátedra de Inmigración

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El 36% de las empresas españolas tiene personal extranjero en plantilla

El perfil de las 100 empresas encuestadas, de manera anónima y aleatoria, para este estudio se corresponde con el perfil tipo de una compañía española, pues la mayor parte es una sociedad de responsabilidad limitada, con menos de 10 empleados en plantilla, procedente del sector servicios y sin delegaciones en el extranjero. De entre ellas, el 86% se muestra favorable a que el personal extranjero ocupe un mejor puesto en su empresa. Para reducir el paro de los inmigrantes proponen la contratación desde los países de origen (55%), la implantación de las mismas medidas que para los españoles (41%) y la inversión en formación para contribuir a la adaptación a los nuevos puestos (37%).


 


El perfil de las empresas que no tienen contratado a personal inmigrante es el de una sociedad de responsabilidad limitada (78,1% de los casos), con menos de diez trabajadores (89,15%). Pertenecen mayoritariamente al sector servicios (64%), y a los de construcción e industria (10,9% cada uno) y sólo en el 1,6% de los casos cuenta con delegaciones fuera de España. Entre las razones señaladas para no contratar a inmigrantes destacan la falta de cualificación de los mismos, la complejidad administrativa que supone la contratación, las dificultades de integración y la preferencia de trabajadores autóctonos frente a extranjeros.


 


Sin embargo, el 92% de las empresas encuestadas que no tienen trabajadores inmigrantes en plantilla se muestra favorable a su contratación. Entre los factores que podrían desencadenar que se produjera este hecho se encuentran, por este orden, la insuficiente mano de obra autóctona, los incentivos fiscales y lograr aumentar las capacidades de sus recursos humanos.


 


Favorables a la contratación


 


En cuanto al perfil de las empresas que sí tienen contratadas a personas inmigrantes, se trata de sociedades de responsabilidad limitada (67% de los casos), con menos de diez trabajadores (72%), dedicada a servicios (44%) y sin delegaciones o con delegaciones sólo en España (92%). La procedencia del personal inmigrante le corresponde a América Latina (56%), la Unión Europea de los 27 (39%) y el Magreb (16,7%). El personal extranjero, con relación a la totalidad de empleados contratados, es menor al 10% en casi la mitad de las empresas (47%), mientras que en el 18% de las compañías los inmigrantes ocupan del 11 al 20% de los puestos laborales.


 


De las empresas que tienen a personal inmigrante entre sus trabajadores, el 53% señala que está presente en todos los niveles de cualificación, mientras que el 31% afirma que desarrollan actividades de baja cualificación. De las compañías encuestadas, aproximadamente el 50% ofrece al personal extranjero contratos indefinidos, y la otra mitad contratos temporales. Sin embargo, un 74% no dedica recursos a su formación, y un 89% no realiza actividades orientadas a la actitud positiva de integración de los trabajadores autóctonos con los extranjeros. Un 94% no ha implantado ningún sistema de gestión del personal que facilite la contratación de personal inmigrante, un 92% no tiene definidas políticas de responsabilidad social ni vinculan la inmigración con ello, y un 60% afirma que la empresa es igual de rentable antes y después de su contratación. En este sentido, un 43% de las compañías estudiadas señala a las administraciones públicas como las responsables de la integración de los inmigrantes, mientras que un 40% opina que la compañía debería implicarse más en su integración social porque le reportaría beneficios. Y tan sólo un 17% calificaría la postura integradora de la empresa como un acto de solidaridad.


 


Conclusiones


 


En 2008, las personas inmigrantes representaron el 14,5% del empleo total. Aunque el personal extranjero se centra en algunos sectores concretos, en el estudio se desprende que no existe concentración en unas pocas empresas, lo cual posibilita una mejor integración. Por otra parte, la mayoría de las pymes españolas se muestra favorable a la igualdad de empleados autóctonos o extranjeros. Sin embargo, según los departamentos encargados de la realización del estudio, aún queda por delante la promoción de futuras políticas que hagan más eficientes la contratación y promoción de este tipo de trabajadores en las empresas españolas.


 


Las personas inmigrantes están ocupando puestos de baja cualificación, aunque ello no conlleva provisionalidad en el puesto, al menos en el 50% de los casos, ni tampoco la imposibilidad de que los empresarios les ofrezcan puestos de cualificación superior en un futuro. En general, las compañías españolas se muestran favorables a la contratación de personal extranjero, a lo que contribuirían medidas como incentivos fiscales o contratación en origen.


 


Datos generales


 


En enero de 2008, España contaba con 5,22 millones de personas extranjeras empadronadas (el 11,3% de la población), de los que el 43% procedía de Europa, el 33% de América Latina, el 17% de África y el 5% de Asia. En 2007, España tenía 2,7 millones de inmigrantes trabajando de forma regular, quince veces más que hace diez años. La tasa de actividad el año pasado se situaba en el 76,3%, superior en 20 puntos a la de los españoles (56,4%), con una distribución de trabajo muy equitativa entre hombres y mujeres.


 


La tasa de desempleo de los inmigrantes se ha disparado, con 17,4% de paro, frente al 11,3% de los españoles, en el primer trimestre de 2008. El pasado mes de septiembre, los inmigrantes suponían un 11% del total de cotizantes en España, con 2.088.657 personas cotizando, el 75% de ellas dentro del régimen general, y 234.000 como autónomos. Los puestos que tradicionalmente ocupan son de baja cualificación, dentro de los sectores de hostelería, construcción, servicio doméstico, agricultura y servicios. Su nivel de ingresos es de 1.028 euros mensuales para hombres y 811 para mujeres, un salario entre un 20 y un 30% inferior al sueldo de los españoles. A pesar de ello, la mayoría de los extranjeros no se sienten discriminados en nuestro país y califican de cordiales las relaciones con sus compañeros españoles.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Universidad Francisco de Vitoria


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


El Gobierno ofrecerá el abono acumulado de desempleo para facilitar el retorno voluntario de extranjeros


 


El número de estudiantes extranjeros en la UNED aumenta un 500%


 


Energías Renovables, la formación que más demandan los inmigrantes


 


Buenas expectativas para la inserción de los inmigrantes en empleos cualificados


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+