Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Edge Upstars reparte los premios más sociales

El compromiso con la sociedad y el apoyo al medioambiente también pueden ser sinónimo de éxito empresarial. Los Edge Upstarts Awards 2007 galadonan a cinco empresas de nueva creación en otras tantas categorías por su labor social. Entre los galardona

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Edge Upstars reparte los premios más sociales

Un año más los premios Edge Upstarts Awards 2007 reconocen la labor de cinco nuevas empresas en el ámbito de la responsabilidad social y el respecto por el medio ambiente como parte del programa Edge Upstarts, fruto de la colaboración entre Edge, una organización sin ánimo de lucro que promueve la enseñanza práctica y el semanario inglés New Statesman. Como todos los años, estos galardones se encargan de demostrar que la preocupación por la sociedad que nos rodea, el compromiso ético y el cuidado del entorno no tienen por qué estar reñidos con el éxito empresarial.


 


Desde botellas biodegradables hechas de maíz hasta objetos decorativos realizados con productos reciclados, los Edge Upstars Awards, que podrían traducirse como los premios a las empresas de nueva creación, se dividen en cinco categorías: Emprendedor social del año, Empresa social del año, Joven emprendedor social del año, Empresa mentora social del año y Empresa formadora social del año.


 


Tom Savage, un antiguo estudiante de la Saïd Business School de la Universidad de Oxford ha sido el premiado con el galardón de Joven emprendedor social del año como reconocimiento a su labor innovadora. No en vano, con apenas 27 años ya ha creado tres organizaciones medioambientales. Blue Ventures, dedicada a la convervación marina, es una de las más conocidas. Savage, esta vez como cofundador, comenzó el proyecto durante su estancia en la escuela de negocios como alumno del MSc in Management Research (máster en investigación de gestión), para el que contó con la colaboración de Paul Hannam, uno de sus compañeros en el Linacre College de Oxford. Además, su paso por el centro le permitió conocer a Alex Nicholls, ponente de la escuela de negocios en Social Entrepreneurship y uno de los patrocinadores de Blue Venture.


 


El premio Emprendedor social del año recayó sobre Sital Punja, cuya compañía, Sari UK, ofrece ayuda financiera para los niños más necesitados de países en vías de desarrollo. Su empresa fabrica ropa de alta costura de forma sostenible mediante el reciclado de ropa tradicional india que donan miles de mujeres de esa nacionalidad en Gran Bretaña.


 


Por su parte, Mow and Grow recibió el premio como Empresa mentora del año por su trabajo en el ámbito de la jardinería. La corporación fundada y dirigida por Trevor Lynn ayudó a quienes tenían problemas con el mantenimiento de sus jardines y formó a cerca 30 voluntarios a continuar con la labor que la compañía había empezado.


 


Belu Water fue galardonada como Empresa social de año como la primera marca de agua embotellada que no contribuye al calentamiento global del planeta. La compañía ha diseñado unas innovadoras botellas biodegradables hechas de maíz y además ha donado todos sus beneficios para la limpieza del agua en todo el mundo. Mientras, Cragig Watson de Prescot Oasis Center recibió el reconocimiento en la categoría de empresa formadora por su tenacidad a la hora de superar la adversidad en el ámbito de los estudios. Watson, que abandonó su formación en el colegio, se ha convertido en uno de los alumnos más laureados del curso de horticultura del Myerscough College.


 


La sorpresa de esta edición ha sido la entrega del premio Edge Star-Up, que podría definirse como el galardón al mejor comiento y que ha recaído en el joven yemení de 21 años Ahmed Al-aagam. Durante sus primeros dos años en Gran Bretaña (ya lleva siete en el país) logró dominar el inglés, obtener once CGSE (certificado de educación secundaria). En la actualidad Ahmed estudia Gestión de Eventos en la Universidad Metropolitana de Leeds.