Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Desde diciembre Madrid tiene su código ético para las Enseñanzas No Regladas

Aún no aprobada una ley de alcance nacional que regule este tipo de enseñanzas tan en tela de juicio en los últimos meses, algunos gobiernos autonómicos han estimado oportuno iniciar diversas acciones para lograr un mayor control de todas las activid

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Desde diciembre Madrid tiene su código ético para las Enseñanzas No Regladas

FGW / Redacción Aprendemas.com – 10/1/2003


Grande ha sido el revuelo levantado por los medios de comunicación en torno al lamentable asunto de las enseñanzas no regladas. Y como bien saben nuestros usuarios todo empezó a raíz de la agónica crisis de OPENING en la que más de 80.000 personas se vieron de alguna manera afectadas, sobretodo en lo que respecta a aquellos 45.000 alumnos que habían solicitados préstamos a distintas entidades bancarias para financiar sus cursos de idiomas. Pero es que también el centro de informática AIDEA, perteneciente al mismo grupo, dejó en la misma situación a un buen número de alumnos.


Luego vinieron otras quiebras que confirmaron que especialmente el sector de la enseñanza de idiomas estaba en crisis. Una crisis económica cuando la demanda de este tipo de cursos se había reducido a principios de septiembre a casi la mitad, y lo que es peor, una crisis ética y así de confianza por parte de la sociedad para con este tipo de empresas, en cierto sentido injustificada si tenemos en cuenta que la mayoría de centros, pequeños, medianos y grandes, siempre han sido honrados en sus actividades comerciales y formativas.


Sea como sea, en los últimos años unos pocos centros han venido desarrollando ciertas prácticas comerciales, agresivas campañas, que amparadas en vacíos legales al respecto han ocasionado a sus clientes, al sector y a la sociedad grandes perjuicios económicos. Especialmente grave ha sido la generalización de los créditos al consumo, concedidos por terceros, entidades de crédito sin escrúpulos, no vinculados a la prestación de un determinado servicio, lo cual, cuando sucedía alguna cosa inesperada como podía ser el cierre del propio centro, el usuario perdía el servicio aún teniéndolo que pagar íntegramente, encontrándose además incapaz de realizar cualquier acción legal eficaz. A veces, los más deshonestos, han estado haciendo esto mismo sin conocimiento del usuario, es decir, se le engaña haciéndole creer que está firmando un contrato de pago por cuotas periódicas cuando en realidad está solicitando un crédito a una entidad financiera colaboradora del centro.


Se podría decir de una manera coloquial sobre este tipo de créditos, que con ellos los centros “tienen cogidos por los huevos” a sus alumnos, que pagan previamente el curso en su totalidad, sin ya poder echarse para atrás, pero que encima pierden muchas posibilidades de recuperar el dinero “pagado” en caso de que el centro no cumpla con su parte del contrato que no es otra cosa que impartir el curso. Estas y otras prácticas comerciales más o menos agresivas han concienciado a la sociedad y a las autoridades de la urgente necesidad de controlar una actividad como la de las enseñanzas no regladas creciente en nuestro país debido al importante papel que juega en la mejora laboral de las personas.


Pendiente aún todo el largo litigio emprendido por las numerosas asociaciones y grupos de afectados en las quiebras de OPENING, AIDEA y Brighton-Barcelona, el Ministerio de Sanidad y Consumo ya anunció a finales de octubre su intención de preparar una legislación específica para regular las enseñanzas no regladas, tanto en sus aspectos formativos y de cualificación, como en sus prácticas comerciales y contratos. Para ello tratará de colaborar estrechamente con las diferentes Comunidades Autónomas con el fin de proteger los particulares derechos económicos de los usuarios de centros privados que imparten enseñanzas no regladas.


Asimismo, algunas comunidades han preferido adelantarse a esta ley y en sus territorios han empezado a diseñar sus propias líneas de actuación. De ese modo, también es importante destacar el “Código de Buenas Prácticas en la Contratación del servicio de Enseñanza no Reglada” presentado el pasado 4 de diciembre por la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid, elaborado con la estrecha colaboración de asociaciones de consumidores y asociaciones de empresas del sector entre las que podemos destacar la que aglutina a buena parte de los centros españoles a distancia, la ANCED.


El objetivo de este Código es, por un lado, mejorar la calidad de los contratos de enseñanza no reglada, para proteger los legítimos intereses económicos y sociales de los usuarios, y, por otro lado, proporcionar a los Centros una acreditación de las buenas prácticas empresariales. Así, podrán adherirse a este Código los Centros privados que impartan enseñanzas conducentes a la obtención de un título sin validez académica y que demuestren sus buenas prácticas comerciales y formativas.


Asimismo, especial atención se ha prestado en este nuevo código ético a la enseñanza a distancia y online, para cuya difusión, por otra parte, está colaborando la ANCED. Se han definido una serie de derechos y obligaciones específicos a este tipo de educación, y así también, se han marcado las pautas que toda persona interesada debería seguir en todo lo relativo a la contratación de un curso. Decir en este sentido que en la sección dedicada a ANCED en la página principal de Aprendemas.com se cita en detalle en uno de los apartados todas estas pautas, las cuales recomendamos leer detenidamente.


Desde luego, este código no es la solución definitiva a los problemas de confianza por los que atraviesa el sector de las enseñanzas no regladas, pero al menos es un buen paso adelante.


Noticias y reportajes relacionados en Aprendemas.com:


Las enseñanzas no regladas también necesitan sus reglas


Definitivamente en Opening ya no se hablará inglés