Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Dependencia: una ley muy necesaria aunque también cara

Alfonso Serrano y Víctor Amaya, profesores universitarios de Derecho Civil, abordaron en Mérida la nueva Ley de Dependencia, una medida que a juicio de los ponentes va a necesitar de unos cuantos años hasta que su aplicación sea plena.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Dependencia: una ley muy necesaria aunque también cara

El profesor de Derecho Civil de la UNED Alfonso Serrano afirmó el miércoles de la pasada semana en los cursos de verano de la UNED en Mérida que la Ley de Dependencia, aprobada en diciembre de 2006, está muy bien, pero que llevarla a efecto “va a ser muy caro y su aplicación plena será cuestión de años”. Concretamente, como ponente en el curso ‘Un nuevo reto social: la atención a las personas con dependencia y/o discapacidad’ calificó la ley de “importantísima [..] porque ha creado un derecho subjetivo a aquellas personas que tienen algún tipo de dependencia”.


 


Según los datos que aportó, se calcula que en España hay alrededor de siete millones de personas que superan los 65 años, de los cuales el 32% tiene en mayor o menor medida alguna discapacidad: “El hecho de que tres millones de mujeres hayan accedido al mundo laboral en la última década, ha supuesto que esas personas con discapacidad no puedan ser atendidas como antes y por eso esta ley es tan esencial”.


 


Otro ponente presente en este curso, el profesor tutor de Derecho Civil de la UNED, Víctor Amaya, señaló al hilo de los datos aportados por Alfonso Serrano que en esta cuestión inciden los nuevos modelos de familia, “que ha pasado de ser patriarcal o autoritario a más permisivo o, en algunos casos, negligente, y el conjugar el desarrollo de la persona con las obligaciones familiares es bastante difícil porque prevalece una actitud egoísta y el Estado es el que debe hacerse cargo de esto ya que, en definitiva, es un problema de una envergadura social que, dentro del llamado Estado de Bienestar, es el cuarto pilar”.


 


El profesor Serrano insistió en que, “la ley está muy bien, pero llevarla a efecto va a ser muy caro, es un reto ambicioso y la aplicación plena y práctica será cuestión de años”, por lo que cree que la ley se aplicará en principio a grandes dependientes y poco a poco se irán atendiendo al resto de las personas que lo necesiten.


 


Recordó que "hasta el momento, nadie ha dicho cifras de cuánto costará", aunque sí señaló que el Estado correrá con la financiación básica de esta ley, las Autonomías tendrán una cuota "muy importante" de participación, y añadió que también se pretende implicar a las corporaciones locales "para financiar la ayuda a esas personas".



 


 


Más información:


 


UNED


 


Todos los cursos de la UNED en CursosdeVerano.info