Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Demasiados objetos personales en la mesa de trabajo pueden dañar la imagen profesional

Lo constata un informe realizado por investigadores de la Universidad de Michigan. Si más de uno entre cinco objetos que adornan el puesto del empleado son personales, el resto de trabajadores pueden percibir al trabajador como poco profesional.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Demasiados objetos personales en la mesa de trabajo pueden dañar la imagen profesional

Los objetos de recuerdo son buenos, pero no en el puesto de trabajo. Un reciente estudio elaborado por investigadores de la Escuela de Negocios Ross de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) demuestra que decorar la mesa de trabajo con demasiados objetos personales como fotografías familiares, obras artísticas de los hijos o colecciones privadas puede influir negativamente en la imagen del trabajador.



Pero desde el estudio se preguntan ¿cuántos objetos son demasiados?, y han llegado a la conclusión de que si más de uno entre cinco objetos que adornan la oficina o el puesto del empleado son personales, el resto de compañeros pueden percibir al trabajador como poco profesional.



Aún así, los investigadores advierten que este resultado es principalmente un fenómeno estadounidense. Jeffrey Sánchez-Burks, profesor asistente de administración y organizaciones en la Escuela Ross lo confirma: “la aversión general de borrar límites de lo personal/profesional en el contexto laboral refleja más las prácticas de negocios estadounidenses que las de otras sociedades industrializadas”. En su opinión, “se espera de los estadounidenses poner de lado lo personal y concentrarse casi exclusivamente en asuntos específicos del trabajo al entrar en la oficina”.



Sánchez-Burks y sus colegas Susan Ashford y Emily Heaphy querían evaluar si la impresión de ser más o menos profesional se ve influida por el grado en que las personas reducen referencias sobre su vida personal cuando están en el trabajo. En efecto, descubrieron que la imagen de un profesional frente a la de alguien que no lo es, se refleja en la proporción de objetos personales no relacionados con el trabajo. Por otro lado, pudieron constatar que la edad y el sexo no influyen de forma notable, aunque los 95 administradores participantes en el estudio sí confesaron que esperaban que las mujeres, más que los hombres, redujeran el número de objetos personales.



Además, los investigadores querían comprobar si la incidencia de los objetos personales sobre la profesionalidad de los trabajadores se produce sobre todo en Estados Unidos o también en otros países. Así que realizaron un segundo estudio del que extrajeron que los reclutadores evalúan más favorablemente a los candidatos estadounidenses cuando no hacían referencias a la vida personal de los clientes. Compararon este resultado con el de reclutadores brasileños, caso en el que no se vieron demasiado afectadas las evaluaciones, ni siquiera mencionando a menudo temas personales.



Para Sánchez-Burks, “los resultados del estudio sugieren que el concepto de profesionalismo en términos de minimizar los referentes personales es una característica que llega con la experiencia de vivir en Estados Unidos, más que una característica cultural universal sobre el significado de ser profesional”.


  


Más información:



Universidad de Michigan



Contenidos relacionados en Aprendemas.com:



Un 19% de los trabajadores ha sufrido mobbing en el trabajo



España es el tercer país con la jornada laboral más larga pero menor rendimiento por hora trabajada



Los trabajadores españoles explican cuáles son los comportamientos más irritantes de sus jefes



La mitad de los españoles sufre estos días el ‘síndrome postvacacional’



Una menor rigidez laboral favorecería el acceso de los jóvenes al empleo



Las oportunidades laborales que Europa ofrece a los jóvenes 


Repasamos los empleos más buscados y cotizados para 2007



Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo publicados en a+