Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

De momento los afectados de Opening no tendrán que pagar a los bancos

El Juzgado de instrucción número 9 de Sevilla ha dictaminado la paralización del cobro de las mensualidades y la cancelación o supresión temporal de datos en los ficheros de morosos a los afectados por la quiebra de Opening por parte de los bancos. U

Publicado en Histórico Noticias
Foto de De momento los afectados de Opening no tendrán que pagar a los bancos

Redacción Aprendemas.com – 29/1/2003


Ya va siendo hora de que las entidades financieras asuman su parte de responsabilidad en todo este asunto de los centros de enseñanza de idiomas y que purguen de una vez sus pecados por los que tanto daño han causado a miles de consumidores españoles. Y es que no parecía de sentido común que los afectados por la quiebra de la cadena de centros de idiomas OPENING siguieran pagando unos créditos que les había ofrecido esta empresa para financiar sus cursos de idiomas una vez se hubieran dejado de impartir. Y hay que decir que todo esto se hizo de un modo muy poco profesional y, sobretodo, muchas veces con claros tintes deshonestos, y los afectados no pueden creerse de ningún modo que los bancos desconocían tales actividades de las que, a fin de cuentas, también se beneficiaban.


El caso es que la suspensión cautelar de medidas por parte de las entidades financieras contra los alumnos de Opening que no continúen pagando los créditos que firmaron con la academia de inglés, dictada ayer por el titular del juzgado número 9 de Sevilla, da un fuerte respaldo a los más de 45.000 afectados en su lucha por librarse de unas deudas crediticias que con toda justicia no deberían soportar desde el mismo momento que este centro de idiomas se declaró en quiebra. La consecuencia inmediata de este dictamen será la paralización del cobro de las mensualidades y la cancelación o supresión temporal de datos en los ficheros de morosos.


Además, según dice el auto, esta situación será extensiva a todos los alumnos de Opening que en el ámbito nacional estuvieran implicados en otros procedimientos judiciales, promovidos individual o colectivamente, ante otros órganos judiciales, hayan sido o no resueltos. También se beneficiarán de estas medidas todos los alumnos que tras el cierre del mencionado centro de idiomas hayan visto suspendidas algunas clases, meses o trimestres completos o cursos previstos de varios años de duración. No obstante, hay que especificar sobre todo este pronunciamiento que se trata de medidas cautelares que se mantendrán en tanto se dicte sentencia en el pleito principal.
Desde que en septiembre se confirmó que Opening iba definitivamente a cerrar sus puertas, tras la que 82.000 alumnos vieron interrumpidos sus cursos, 45.000 de ellos con créditos solicitados para financiarlos, 10.000 sólo en Andalucía, las asociaciones de consumidores, UCE Andalucía, FACUA y Al-Andalus, y la propia Junta de Andalucía, emprendieron una enérgica campaña para solucionar la lamentable situación de indefensión en la que súbitamente se encontraron los afectados, y que se concretó en la presentación el 27 de noviembre de una demanda conjunta de todas estas organizaciones. Y en este sentido, es de destacar que la Junta de Andalucía se ha convertido en la primera administración autonómica que en el ámbito español respalda una acción de estas características.


Tras dos meses de litigio abierto, ahora el juzgado ha estimado positivamente la solicitud de medidas cautelares de la demanda colectiva presentada por las citadas asociaciones de consumidores en colaboración con la Junta de Andalucía contra Opening y las entidades financieras, Eurocrédito, Banco Santander Central Hispano, Banco Serfin y Finanzia Banco de Crédito. Sin duda, un acto de flagrante justicia.


Reportajes y noticias relacionadas en Aprendemas.com :

Definitivamente en Opening ya no se hablará inglés

Quizá un laudo que dé pronta solución a los afectados de Oxford

Estudiante: ¡Cuidado con los préstamos!

Enseñanza de idiomas: una crisis por contagio

Las enseñanzas no regladas también necesitan sus reglas