Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

De becario a empleado: diez consejos para conseguirlo

Mostrar interés en los proyectos, integrarse en el equipo y conocer los objetivos de la empresa son algunos de los pasos clave para entrar a formar parte de una empresa.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de De becario a empleado: diez consejos para conseguirlo
Estudiantes-grado-INEContratar a un becario como trabajador en nómina permite testar a esa persona antes de su incorporación, transmite idea de solidez y supone un oportunidad motivadora para el que se incorpora. El becario tiene muchos puntos a favor para ser contratado”. Esta es la idea que defiende  el coach ejecutivo y presidente de TISOC, Ricky Gomes y con la que muchos becarios de este país coincidirán. Sin embargo, hay veces que estos jóvenes se dejar llevar por el pesimismo y aseguran que nunca serán contratados por la empresa en la que actualmente ejercen de becarios. Para conseguir que esta hipótesis no se convierta en una realidad, TISOC Coaching, escuela europea de Coaching en español, ha difundido una serie de pautas dirigidas a los becarios que quieran ser contratados. [Ver cursos de Coaching]



El decálogo que ha ideado TISOC comienza por una pauta muy sencilla: evaluar si es posible dejar de ser becarios y que nos contraten en la compañía de forma realista y desde una perspectiva optimista. “Si creemos firmemente es mucho más fácil que nuestros gestos transmitan un sentido de pertenencia a la organización, algo sutil pero que los especialistas en selección valoran mucho”.



En segundo lugar toca identificarse con la cultura corporativa y adaptarse a ella para después trazar un plan de acción por escrito desde los primeros días. “Desde mostrar tu valía a las personas adecuadas, hasta  hacer saber que te desenvuelves muy bien en el área que está creciendo dentro de la empresa”, explican desde TISOC Coaching.



Otra recomendación es escuchar con filtro los consejos de los amigos o familia para hacer un plan efectivo. “Conoces a la empresa desde dentro, ves todos los días cómo trabajan, lo que les gusta y lo que no les gusta tanto. Tienes identificadas a las personas clave, aquellas que tienen algo que decir en materia de contrataciones.  Si lo piensas detenidamente dispones de muchísima información útil”, recuerda.



Fundamental es también que el becario demuestre con sus palabras y acciones que le interesa trabajar en esa organización en concreto. Para ello, no hay que perder de vista los objetivos de la empresa, que van por delante del lucimiento personal, recuerda  TISOC Coaching. “Muchos becarios insisten tanto en colgarse medallas que acaban trasladando una imagen superficial y poco resolutiva”.



Los expertos también aconsejan ser curiosos. Todo becario, sin interferir en el trabajo de los demás ni molestar a los compañeros, han de investigar, preguntar y mostrar interés. Eso sí, sin perder de vista el papel que se ejerce. “No quieras darte demasiada prisa por prosperar. La arrogancia y la impaciencia son malas compañeras de viaje para un becario”, recuerdan. “No hay nada más irritante que un novato sin la humildad suficiente para reconocer sus limitaciones”.



Aún así, todo becario ha de tener iniciativa y la capacidad suficiente para integrarse en el equipo. “Tus éxitos serán los éxitos del equipo y tus equivocaciones, más frecuentes al principio de una carrera, también serán compartidos. Probablemente la opción que más te convenga sea aparcar el ego y contribuir a un equipo bien cohesionado”, asegura TISOC Coaching.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Redes de becarios, networking y talento a un solo clic