Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Créditos de libre elección, el otro aliciente de los cursos de verano

Una vez comenzados los primeros cursos de verano conviene analizar uno de los factores que más influyen a la hora de animar a los alumnos a pasar por las aulas estivales. Los créditos de libre elección aplicados a estos cursos constituyen un buen rec

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Créditos de libre elección, el otro aliciente de los cursos de verano

Además de los conocidos atractivos que para los alumnos tienen los cursos de verano de las universidades españolas, los estudiantes en activo pueden contar en muchos casos con la concesión de créditos de libre elección, que ayudan al enriquecimiento de su expediente académico y a una menor carga lectiva durante el resto del año en las titulaciones oficiales cursadas, ya que cada institución académica tiene establecido un sistema de convalidaciones al respecto. Por su propia definición se trata de créditos cursados por los alumnos durante la etapa universitaria que se incorporaran al expediente como consecuencia de su participación en las actividades académicas no integradas en los planes de estudio oficiales, previamente reconocidos en este caso concreto por la Junta de Gobierno de la universidad organizadora de los cursos de verano.


 


Cada universidad se rige por su propia normativa a la hora de valorar, aprobar y conceder sus créditos de libre configuración, ya sea a través de cursos de formación organizados por la misma institución, asignaturas de libre elección u otras actividades como los cursos de verano, cuyos programas no tienen por qué guardar relación obligatoriamente con las titulaciones oficiales que se estudian durante el curso académico. No obstante los requisitos necesarios suelen ser comunes en todos ellos, y se centran en actividades académicas impartidas por profesores de universidad o estar avaladas por un Departamento o Centro Universitario, y tener una duración mínima de 10 horas. En general, los cursos de verano suelen durar unos cinco días de promedio con un total de 30 horas lectivas, por lo que normalmente suelen reportar para el alumno un máximo de 3 créditos de libre elección, aunque otras actividades como encuentros o conferencias extraordinarias de menor duración dan lugar a 1 ó 2 créditos.


 


En cuanto al procedimiento, normalmente la organización de los cursos de verano expide un diploma o certificado con el que el alumno debe acudir al departamento correspondiente de su universidad para solicitar los créditos de libre elección que concede la actividad cursada. Además, el alumno debe aportar cierta documentación requerida por cada institución y la elaboración de una memoria del curso realizado según las normas e indicaciones de cada universidad. Posteriormente, la comisión o el departamento que la universidad haya designado para valorar los méritos del alumno será la encargada de hacer oficial la concesión de los créditos solicitados, con lo que el estudiante añadirá a los conocimientos adquiridos otro valor tanto para su expediente académico como para la convalidación de asignaturas oficiales. 


 


En el caso concreto de los cursos de verano, algunas universidades acuerdan con otras la concesión de créditos de libre elección mediante convenios de colaboración, de manera que un alumno de una universidad determinada puede realizar cursos de verano en otra universidad distinta y beneficiarse de los créditos que ésta concede, si así lo han acordado previamente ambas instituciones. Es el caso de las 19 universidades integradas en el Institut Juan Lluis Vives, todas ellas de lengua catalana, que ha elaborado un programa en 2004 de 918 cursos de verano repartidos en 75 localidades españolas. Los alumnos matriculados durante el curso académico en cualquiera de las 19 universidades que componen este instituto, pueden solicitar créditos de libre elección por realizar cursos de verano en otras universidades asociadas, aunque previamente deben consultar en su propio centro esta posibilidad antes de matricularse en un curso de verano de otra universidad. Se da la circunstancia de que este año los alumnos pertenecientes a estas universidades pueden solicitar también créditos de libre elección por su participación en 34 actividades programadas en el apartado «diálogos» del Forum de Barcelona 2004.


 


Asimismo Las universidades del grupo G9, todas ellas públicas y únicas en sus respectivas comunidades autónomas (Oviedo, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Islas Baleares, Extremadura, Castilla-La Mancha y Zaragoza), reconocen como créditos de libre elección los cursos que sus alumnos sigan en cualquiera de las otras Universidades del Grupo. Para ello deben darse una serie de condiciones como que el curso haya sido admitido por la universidad organizadora como susceptible de conferir créditos de libre elección para sus estudiantes; que el alumno haya superado los controles que la universidad organizadora del curso haya previsto para el reconocimiento de los créditos de sus propios alumnos; que el estudiante solicite el reconocimiento expresamente en su universidad por los procedimientos establecidos, o que mediante el reconocimiento de los créditos no superen las cantidades permitidas para este tipo de cursos en el plan de estudios correspondiente de la Universidad a la que pertenece el alumno.


 


En este sentido, independientemente de los convenios de colaboración relativos a créditos de libre elección que las universidades españolas firmen entre sí, la mayoría de ellas ofertan créditos de libre elección dirigidos a sus propios alumnos que cursan estudios durante el resto del año. La Complutense de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, Universidad de Castilla la Mancha, Universidad de Valladolid, Carlos III de Madrid o la UNED, por ejemplo, conceden 2 créditos de libre elección en cada uno de sus cursos de verano siempre que se superen al menos 30 horas lectivas, aunque dispone también de actividades más cortas que reportan 1 crédito.


 


Otras entidades organizadoras de cursos de verano, como las universidades de Burgos o León, pertenecientes a la Fundación Universidad de Verano de Castilla y León, conceden hasta 3 créditos de libre configuración por actividades o cursos que superen las 30 horas lectivas, al igual que los cursos de la Universidad de Verano Rafael Altamira de la Universidad de Alicante o el Centro Mediterráneo de la Universidad de Granada.


 


Por otra parte y en cuanto a los cursos de verano en el extranjero, a no ser que las universidades tengan establecidos convenios con otras universidades foráneas, estos cursos no suelen reportar créditos de libre configuración convalidables con los estudios oficiales, aunque en el caso de la Universidad de Alicante se establece la posibilidad de solicitar hasta un máximo de 10 créditos por títulos o cursos de idiomas realizados fuera de España.


 


En definitiva, los créditos de libre elección constituyen un aliciente más a la hora de realizar alguno de los más de 4.000 cursos de verano que se realizarán en las universidades españolas durante los próximos meses. Por un lado, las universidades logran atraer la atención de muchos de sus alumnos por los cursos de verano, mientras que por otra parte los estudiantes rentabilizan el pago de la matrícula con unos créditos que siempre suman a la hora de completar los estudios oficiales que realizan a lo largo del año académico. 


 


 


* * * *


 


 


Contenidos relacionados:


 


Guía Escuelas de Verano 2004: SABER y CULTURA bajo el sol de España


 


Las escuelas de verano listas para el pistoletazo de salida


 


Más Noticias educativas en Cursos-de-Verano.com


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+