Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Crecimiento moderado del e-learning en España, según DOXA

Según el Estudio de 2003 realizado por esta consultora, el e-learning ha crecido de forma más lenta en España de lo que auguraban las previsiones de hace dos años. No obstante, esta modalidad formativa representa ya el 4% de la formación empresarial

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Crecimiento moderado del e-learning en España, según DOXA

El e-learning es una forma relativamente nueva de educación a distancia surgida con el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información e Internet. Se basa fundamentalmente en aprovechar la facilidad de distribución de materiales formativos y herramientas de comunicación para el aprendizaje, que se utiliza tanto por particulares como por empresas para la formación continua de sus empleados.


 


Gracias al aprovechamiento de esta tecnología los estudiantes tienen acceso a cursos interactivos y multimedia en formato web, acompañados de medios de comunicación que permiten la colaboración y discusión a través de la Red de las materias estudiadas, así como la tutorización por parte de un experto que realice el seguimiento, la orientación o la resolución de problemas que puedan surgir durante el aprendizaje. Aprovechando también las ventajas de Internet, los usuarios pueden adquirir los conocimientos que precisan sin atender a horarios ni desplazamientos, desde su propia casa o desde su puesto de trabajo. Los contenidos suelen estructurarse en bloques cortos y fáciles de asimilar, con lo que resulta más fácil de retener por parte de los alumnos siempre dependiendo del grado de complejidad de las materias impartidas.


 


El panorama actual en las empresas


 


Luces y sombras acompañan al presente y futuro del e-learning en España, según los datos que se desprenden de un estudio realizado por el Grupo Doxa sobre la implantación y el grado de desarrollo de esta herramienta durante el pasado año en nuestro país. Este modelo de formación a distancia sólo representa el 4% de la formación empresarial española (el 5,5% en las grandes empresas), un índice ligeramente superior al dato del año anterior (2,8%). No obstante, y aunque en España existe un considerable retraso respecto a países de nuestro entorno como Reino Unido, Holanda o los países nórdicos, el ritmo de crecimiento anual es en la actualidad uno de los más rápidos de Europa.


 


Pese a las más que optimistas previsiones de algunas consultoras del sector de hace tan sólo unos años, lo cierto es que la implantación de la formación a distancia aprovechando los avances tecnológicos viene sufriendo cierto estancamiento atendiendo tanto a barreras macroeconómicas como culturales. Así, la euforia inicial se ha visto frenada por la crisis de las empresas tecnológicas y el menor ritmo de crecimiento de las principales economías mundiales, aunque los buenos resultados económicos cosechados por España durante los últimos años quizá hayan permitido el inicio durante el pasado año de varios proyectos relevantes de outsourcing (recursos externos) de la formación en grandes empresas. La aplicación de estos proyectos se ve en gran medida favorecida por la existencia de buenas soluciones ASP (proveedor de servicios de aplicaciones) acompañados de consultorías y tutorías, la madurez de la demanda cuyas necesidades se centran en los procesos de aprendizaje y la mejora de las redes de comunicación acompañada del avance del uso de Internet.


 


Incremento corto pero constante


 


A la luz de los datos que ofrece el citado estudio del Grupo Doxa, realizado con una muestra de 60 empresas pertenecientes a diferentes sectores y actividades, el gasto de formación por empleado en las compañías españolas sube también ligeramente e incrementándose en un 9%, esto es, de los 272 euros en el año 2002 a los 296 de 2003. De forma paralela ha ido también creciendo el número de horas por trabajador que las empresas españolas emplean en la formación de sus empleados, incrementándose de las 25 de 2001 y las 27 de 2002 a las 29 horas de media el pasado año, muy lejos todavía de las 50 horas que se invierten por empleado en las empresas europeas.


 


Asimismo, el e-learning crece rápidamente en la mitad de las grandes empresas, sobre todo en los sectores financiero (con una inversión 496 euros por trabajador y 496 horas al año), técnológico ( 448 euros y 42 horas) y el sector industrial y energético, cuyas empresas invirtieron el pasado año una media de 230 euros y 22 horas de formación para sus empleados. Por su parte, se achaca la falta de confianza por parte de los directivos de las empresas del resto de sectores (transportes y comunicaciones, construcción y otros servicios), que en su mayoría no han pasado de la fase de “experiencias piloto”. En cambio, en la otra mitad de las grandes empresas el e-learning apenas llega a pasar de los proyectos pilotos aislados, ya que sus departamentos responsables de recursos humanos tampoco muestran excesiva confianza en este modelo, siendo el ritmo de crecimiento más rápido en aquellas empresas cuya formación ya está presente en más de un 5% de las acciones formativas.


 


La demanda de contenidos


 


Durante los inicios de este tipo de formación en España, la Ofimática era la materia que las empresas consideraban más importante a la hora de realizar la inversión, adquisición y desarrollo de contenidos de e-learning. En la actualidad, aunque se sigue mostrando el mayor interés en esta área formativa por parte de las empresas, lo cierto es que va perdiendo posiciones respecto a la formación en idiomas, ya que mientras la inversión en formación ofimática bajó en 2003 un 15% respecto al año anterior, la apuesta por el aprendizaje o mejora de conocimientos en idiomas llegó a doblarse, pasando de un 8% al 16%. Los departamentos de formación de las empresas depositan mucha confianza en esta herramienta formativa respecto a la enseñanza de idiomas siempre que se complemente con la formación presencial intensiva, tendencia que se viene generalizando en todas las áreas durante los últimos años conocida como la metodología blended, o combinación de varios métodos formativos.


 


A pesar de ello, los temas de ofimática siguen representando el 49% de la inversión en productos de e-learning por áreas de estudio, aunque también se están iniciando proyectos on line con contenidos en habilidades complementados con formación presencial en grupo y con la resolución de casos prácticos. También adquieren importancia en la formación continua de los trabajadores a través de Internet los contenidos corporativos e institucionales, de productos y servicios y los de tecnologías de la información, pero las empresas demandan cada vez más una mayor especialización sectorial de los contenidos del mercado, siempre y cuando la elaboración de estos contenidos “a medida” mejoren en aspectos como el precio y la interrelación entre la consultora y proveedores con el equipo de trabajo de la propia empresa.


 


Por otra parte, las tendencias del pasado año respecto a la utilización de plataformas para la aplicación de formación on line en las empresas, siguieron confirmando el crecimiento de la modalidad ASP, utilizada nada menos que por el 50% de las empresas, que prefieren recibir el servicio completo por parte de las consultoras de formación más preocupadas por el aprendizaje que por las plataformas que lo facilitan. Entre las plataformas más conocidas del sector, destacan Learning Space, Luvit,  Saba, Smart Force u Oracle, entre otras.


 


Al mismo tiempo, disminuye el uso de plataformas del proveedor de contenidos aunque se sigan utilizando en modalidad ASP, mientras que cada vez son menos las empresas que desarrollan sus propias plataformas prefiriendo adquirirlas del exterior, dependiendo de los recursos económicos disponibles. En el caso de las compañías multinacionales la plataforma suele ser corporativa con lo que casi siempre la decisión se toma en la casa matriz. En este sentido está apareciendo en las grandes empresas el concepto de multiplataforma, mediante el que se accede desde el portal corporativo de formación a distintas plataformas en modalidad ASP.


 


Estrategias de futuro


 


El estudio del Grupo Doxa recoge también la confirmación de la tendencia del e-learning como un buen complemento de la formación presencial, combinando diferentes metodologías en los procesos de aprendizaje. La formación en idiomas y habilidades es la más proclive a esta colaboración de métodos con la inclusión de tutorías externas, que dejan a un lado el uso exclusivo de la Red para la elaboración y estudio de los contenidos. Por tanto, una vez superada la fase de primacía de la tecnología en la preparación de los trabajadores, las empresas se centran más en seleccionar la metodología y los contenidos adecuados para conseguir mejorar cada competencia tanto en directivos como en empleados.


 


Así en 2003 el 91% de la formación en las empresas se realizó de forma presencial, mientras que el e-learning sólo ocupó el 5% de las acciones formativas y los métodos tradicionales de educación a distancia el 1,5%, superados por la combinación de diferentes metodologías (blended learning) con el 2,5%. De todo ello se deduce que, si sigue esta tendencia al alza, la formación on line va a ser muy utilizada en el futuro pero como complemento de la formación presencial sobre otras modalidades.


 


En todo caso, si de algo se quejan las empresas respecto a la formación on line de sus empleados, es de la baja calidad de los contenidos corporativos que ofertan las consultoras del mercado y lo elevado de su costo. Se echa asimismo de menos una buena oferta de contenidos especializados y sectoriales, ya que poco a poco se están quedando obsoletos al ser superados por el alto grado de formación que ya existe en las empresas, que además demandan más tutorías especializadas.


 


En este sentido, algunos expertos prevén que en un futuro inmediato van a ser las empresas quienes orienten directamente a sus proveedores de formación según las verdaderas necesidades de sus empleados, contratando curso a curso a consultoras especialistas de formación y evitando intermediarios que ofrecen la formación subcontratando a terceros el desarrollo de las acciones formativas.


 


En definitiva, el e-learning en España se encuentra actualmente en un proceso de consolidación y leve crecimiento, menor del previsto hace unos años pero lo suficientemente esperanzador si sabe adaptarse a la demanda empresarial. Compartir espacios con la formación presencial y reducir sensiblemente el costo para las empresas de la oferta formativa en general, serán sin duda imprescindibles para que el sector se mantenga y supere los niveles actuales de consolidación y crecimiento.


 


 


* * * *


 


 


Enlaces de interés:


 


Grupo Doxa


 


Online Educa Madrid


 


Online Educa Berlin



Expocampus 2004


 


Otros textos y contenidos relacionados en Aprendemas.com :


 


Online Educa Madrid 2004: un punto de referencia para los profesionales de E-Learning


 


Telefónica apuesta por la formación online de sus empleados


 


Los directores de RRHH apostarán por el e-learning


 


Endesa apuesta por la formación de sus empleados


 


BBVA destina 22 millones de euros para formar a la plantilla


 


El e-learning crece pero aún no despega


 


Presentada una plataforma e-learning para las empresas aragonesas


 


El uso del ordenador en el aula beneficia a los alumnos desmotivados


 


Los directores de Recursos Humanos europeos apostarán por el e-learning


 


E-learning, el futuro muy cerca


 

Cursos de Formación Empresarial en a+