Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Crece un 22% el número de españoles que se iría a trabajar al extranjero

Cada vez son más los españoles que estarían dispuestos a desplazarse al extranjero por motivos laborales si encontrasen una oferta que fuera atractiva. Además, están más abiertos a prolongar su estancia trabajando en otro país y a percibir un salario

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Crece un 22% el número de españoles que se iría a trabajar al extranjero
Estudiantes-grado-INEEl interés por desplazarse a un país extranjero para trabajar sigue aumentando con motivo de la crisis y su afección sobre el mercado de trabajo en España. De hecho, cada vez son más las personas que no tendrían ningún inconveniente en irse al extranjero a trabajar si encontraran una oferta de trabajo interesante. En concreto, nueve de cada diez españoles se marcharía a trabajar fuera, según el Estudio Catenon 2011 de Movilidad de Talento Internacional, realizado con una muestra 1.516 trabajadores. [Ver cursos de Búsqueda de empleo]

 

De esta manera, el 88% de los encuestados estaría dispuesto a desplazarse al extranjero ante una oportunidad laboral interesante, porcentaje que representa un incremento del 22% en relación al año 2008.

 

Y, a la hora de irse al extranjero a trabajar, la Unión Europeaes el destino preferido por el 76% de los consultados. Dentro de la UE, Reino Unido es el país favorito con el 79%, seguido de Alemania con el 58%, Francia con el 49%, Italia con el 42% y Países Bajos con el 40%. También despiertan interés dentro de la UE, aunque en menor medida, Suecia con el 36%, Irlanda con el 34%, Bélgica con el 34% y Dinamarca con el 33%.

 

Fuera de la Unión Europea, los españoles también se irían a trabajar a Suiza, país en el que están interesados el 85%, así como Noruega con el 63%, Croacia con el 46% e Islandia con el 34%.

 

No obstante, estos países, pese a sus elevados porcentajes, son menos interesantes que Norteamérica quees la segunda opción, tras la Unión Europea, con el 67%.  Menos interés hay por trabajar en países de Latinoamérica o Caribe (38%), así como en Australia y Nueva Zelanda (34%) y Asia (23%).

 

En el continente asiático, China es el país al que más españoles estarían dispuestos a irse por motivos laborales con el 71%, seguido de Singapur con el 66%. Japón ocupa la tercera posición con el 54%. Tras él, se colocan en el ranking la India con el 34%, Indonesia con el 32% y Corea con el 31%.

 

Dentro de la franja de Oriente Medio, Emiratos Árabes Unidos es el destino favorito con el 85%. Catar con el 58%, Arabia Saudí con el 43%, Omán con el 24% e Israel con el 23% son otros países a los que los españoles también se desplazarían para trabajar. Y, en el continente africano, Sudáfrica es el país por excelencia con el 63%, seguido de Marruecos con el 46% y Egipto con el 24%.

 

A la hora de marcharse a cualquiera de estos destinos, las pretensiones salariales caen en relación a años anteriores. El 39% se iría a otro país por un empleo en el que su salario fuera igual o menor, mientras que el 16% exigiría ganar entre el 20% y el 30% más y el 17% pediría el doble de su salario actual.

 

Los españoles también están dispuestos a permanecer más tiempo en el extranjero. Al 52% no le importaría emigrar por más de tres años, un porcentaje que crece en 35 puntos porcentuales en relación a años anteriores. Tan sólo el 12% afirma que no se iría a trabajar al extranjero, registrándose una caída de 11 puntos porcentuales sobre los datos de 2008.

 

Este cambio de tendencia se debe a la globalización de los mercados de talento, según explica Cristina Villanova, directora de Comunicación y Marketing de Catenon. “Los españoles están mucho más abiertos a trabajar fuera porque nos vamos internacionalizando”.

 

Además, el mundo laboral “se globaliza y los profesionales españoles vamos por fin abriéndonos a desarrollar nuestra carrera en varios mercados, algo a lo que han contribuido también con su expansión grandes multinacionales españolas como Zara, Repsol, Santander o Telefónica”, añade.

 

Sin embargo, pese a esta mayor apertura, no todo es de color de rosa porque seis de cada diez españoles opinan que es necesario tener que renunciar a una parte importante de la vida personal para tener éxito en la laboral. No obstante, es una opinión que cada vez es menos secundada.

 

La preferencia por tener calidad de vida gana terreno a la retribución salarial: el 78% de los españoles estaría dispuesto a renunciar a parte de su sueldo con el fin de aumentar su calidad de vida. El 36% diría adiós a su 10% del salario con este objetivo, mientras que el 34% sacrificaría el 25% o más de su retribución económica.

 

 

Más información:

 

Estudio Catenon

 

Contenidos relacionados en aprendemas.com:

 

Las empresas más deseadas por los jóvenes para trabajar

 

Opciones de empleo para salir del paro que ofrece Adecco

 

A Europa en busca de empleo

 

Zapatero anuncia la creación de 30.000 becas de formación y prácticas para desempleados

 

Alemania necesita 117.000 técnicos y expertos en matemáticas, informática y ciencias

 

Trabajar en Alemania: La tentación hecha oferta