Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Crece la distancia entre lo que aportan los jóvenes y lo que necesitan las empresas

El desempleo de los jóvenes europeos representa casi el doble de la tasa de desempleo general en el mundo desarrollado. Mientras que la vertiginosa aceleración del desempleo de los años 90 ha ido aminorando, los índices de paro en jóvenes con edades

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Crece la distancia entre lo que aportan los jóvenes y lo que necesitan las empresas

La transición de la escolarización al trabajo es una fase decisiva para aumentar los niveles de empleo y la ocupabilidad.

Adecco Institute ha publicado un libro blanco sobre esta transición afecta en Europa al empleo y a las perspectivas profesionales de los jóvenes, cuya exposición al desempleo, aseguran los investigadores, es dos veces superior a la media de los países desarrollados.


“Con este estudio, pretendemos llamar la atención sobre una de las mayores deficiencias del mercado laboral en Europa: una tasa de desempleo entre los jóvenes terriblemente alta”, afirma Wolfgang Clement, director de Adecco Institute y ex-ministro alemán de Economía y Trabajo. “Creemos que uno de los mayores retos a los que debe enfrentarse Europa consiste en mejorar las oportunidades de inserción laboral para la gente joven mediante el establecimiento de un sólido mecanismo de transición desde el sistema educativo hasta el mercado laboral. Hoy en día no parecemos disponer de vías de conexión entre estos dos mundos, tan alejados entre sí.”


El documento revela que en Europa existe una clara interconexión entre las tendencias del PIB y las tasas de desempleo entre los jóvenes. Así, cuando el crecimiento económico se ralentiza, lo primero que se recorta o se congela son los trabajos para jóvenes y lo opuesto sucede cuando el proceso se invierte. En término medio, cada aumento o descenso del 1% del PIB afecta el doble a las perspectivas profesionales de la gente joven en comparación con el conjunto de la fuerza laboral. Por lo tanto, la juventud es el doble de vulnerable a estos cambios.


Las correlaciones difieren en gran medida en función del país, lo que indica que las fuerzas de mercado no es el único factor que ejerce un efecto sobre la transición de los jóvenes, sino que las instituciones y las políticas también juegan un papel importante.


 


La elevada tasa de desempleo juvenil en Europa no es una tendencia nueva, pero sigue causando sorpresa. De hecho, el desempleo de los jóvenes europeos representa casi el doble de la tasa de desempleo general en el mundo desarrollado. Mientras que la vertiginosa aceleración del desempleo de los años 90 ha ido aminorando, los índices de desempleo de jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años se mantienen elevados y alcanzan casi el 18% en el conjunto de la Europa de los 27 (en contraste con el 8% del desempleo total).


Esta visión de conjunto esconde diferencias abismales entre los distintos Estados miembro de la Unión Europea en cuanto a tasas de desempleo de jóvenes, que van desde el 20%-30% en países como Polonia, Italia, Grecia y Francia hasta el 7%-9% en Dinamarca e Irlanda. En la mayoría de países las tasas de desempleo juvenil representan más del doble de las tasas de desempleo total, y en algunos países el triple.




Mientras que Polonia presenta los peores índices de Europa, tanto en desempleo juvenil (30%) como en desempleo general (14,3%), su vecina, la República Checa (recién incorporada a la UE), registra tasas de desempleo de jóvenes inferiores a las de Francia o Suecia, del 17%. España, por su parte, mantiene una tasa de paro entre los jóvenes del 18%.


Dinamarca bien podría considerarse como un modelo a seguir en Europa: tiene índices muy bajos de jóvenes desempleados (7,5%), tasas bajas de desempleo entre adultos (3,8%) y presenta un equilibrio de géneros en el mundo laboral en general.


Jóvenes poco preparados


El estudio demuestra que cada vez aumenta más la distancia entre las competencias laborales (y conocimiento del sector laboral) de los jóvenes y las necesidades de las empresas. A medida que la gente más mayor abandona el mundo laboral, la demanda de nuevos trabajadores cualificados aumenta. Sin embargo, en la escuela, los jóvenes que disponen de conocimientos suficientes no reciben una preparación adecuada para cubrir esta demanda. Por ello, el riesgo tanto de una elevada tasa de desempleo como de sufrir de escasez de conocimientos aumenta.


A esto hay que añadir que los problemas de transición que la juventud experimenta en la UE coinciden en el tiempo con el envejecimiento de la fuerza laboral, lo que agrava la escasez de talento y competencias a pesar de una tasa de desempleo entre los jóvenes del 18%.


En Europa se identifican 3 sistemas de educación laboral fácilmente reconocibles, pero los resultados de cada uno de ellos difieren en gran medida. Por un lado, el sistema de titulaciones generales, que suele acoger a pocos alumnos mayores de 16 años. Por otro, el sistema de formación profesional extensiva, donde hay menos niños que abandonen la enseñanza tras la escolarización obligatoria, y, por último, el sistema de bajo nivel de éxito académico donde suelen concentrarse los países del sur de Europa, donde la formación profesional es escasa y suele haber una gran proporción de desempleo juvenil.


Trabajar de forma conjunta


Los autores del estudio afirman que concentrarse tan sólo en las tasas de empleo no garantizará la provisión de las competencias necesarias para que la futura economía de Europa esté orientada a los servicios, dependa de la información y se centre en el conocimiento. Destacan como principal conclusión la necesidad de que todos los jóvenes reciban una educación y formación de calidad, independientemente de sus circunstancias.


No obstante, para alcanzar una mayor cercanía entre el proceso educativo y el profesional, se requieren diversas organizaciones intermedias, públicas y privadas, que trabajen de forma conjunta con las instituciones educativas existentes.


Un primer paso en este sentido sería designar a un “coordinador de transición” para cada escuela de la Unión Europea para que ejerza el papel de mediador entre el sistema educativo y la vida laboral.


 


Más información:




Adecco Institute


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


Adecco propone los 10 pasos clave para encontrar trabajo en un mes


Los europeos son reacios a trasladarse por trabajo, más aún los españoles


Una menor rigidez laboral favorecería el acceso de los jóvenes al empleo




Las oportunidades laborales que Europa ofrece a los jóvenes


Hay un 30% más de contratos laborales en verano, según Adecco


Repasamos los empleos más buscados y cotizados para 2007


Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo publicados en a+