Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Crece el número de estudiantes de chino

El creciente desarrollo económico y apertura al exterior de China está despertando un interés cada vez mayor en su lengua y cultura. Buena muestra de ello es el notable aumento del número de estudiantes que en los últimos años se han decidido a apren

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Crece el número de estudiantes de chino

El chino es, en la actualidad, la lengua que cuenta con mayor número de hablantes; cerca de 1.000 millones de personas. Le siguen el inglés, con 400 millones de hablantes nativos y más de 350 que lo utilizan como segunda lengua y, en tercer lugar, el castellano, un idioma hablado por algo más de 330 millones de personas. Si tenemos en cuenta que en el mundo se hablan entre tres y cuatro mil lenguas, nos percataremos más fácilmente, visto su primer puesto en el “ranking”, de la importancia real de un idioma que nos es tan ajeno como el chino.


 


Dado el rápido crecimiento que viene experimentando la economía china, esta lengua, una de las más antiguas del mundo, está siendo cada vez más, objeto de interés y estudio por parte de estudiantes extranjeros. Según datos del Departamento de Cultura de la Embajada China en España, en 1978, el número de centros docentes superiores chinos que admitían estudiantes extranjeros era de 30, acogiendo a un total de 1.000 alumnos. En 1997, los 30 centros se habían multiplicado por 10 y el de estudiantes procedentes de otros países alcanzaba la cifra de 40.000. Otras fuentes indican que el número de alumnos extranjeros inscritos en las universidades chinas en el curso 2004-2005 ascendía a nada menos que 110.000, mientras que el número total de estudiantes de chino en todo el mundo es de cerca de 30 millones.


 


Consciente de este fenómeno, el Gobierno chino está implementando algunas acciones para la difusión y enseñanza de la lengua y culturas de ese país. Entre ellas, la creación del Instituto Confucio, el equivalente asiático de nuestro Instituto Cervantes, que China desea llevar a un centenar de países, entre ellos España, México, Argentina, Brasil, Chile y Perú. La primera sucursal del Instituto Confucio, cuya sede se encuentra en Beijing, abrió sus puertas en un país vecino, Corea del Sur en el año 2004. Los objetivos del Instituto Confucio son la enseñanza del chino, la capacitación de profesores de este idioma, la realización de exámenes de chino para otorgar la correspondiente titulación, la enseñanza de asignaturas de expediente académico de chino correspondientes a las de los centros docentes de China, la difusión de la cultura de ese país y un largo etcétera.


 


En línea con el aprendizaje de este idioma, se ha establecido el Examen de Nivel de Chino (HSK o Hanyu Shuiping Kaoshi), diseñado para determinar el nivel de chino como lengua no materna. El organismo encargado de la planificación y organización de estas pruebas es el Centro de Exámenes de Nivel de Chino de la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing. Los exámenes se convocan entre una y dos veces por año, tanto dentro como fuera de China, en este último caso, en 29 centros repartidos a lo largo de 16 países, entre ellos Japón, Australia, Singapur, Canadá, República de Corea, Alemania, Francia o Gran Bretaña, entre otros. El HSK, como cualquier otra titulación de idiomas (DELE para el español o DELF para el francés, por ejemplo), se divide en varios niveles y además de acreditar el grado de conocimiento de la lengua, están reconocidos por las instituciones y empresas que piden dominio del chino a la hora de la contratación.


 


Otra de las acciones emprendidas para la difusión y enseñanza del chino es la constituida por el concurso internacional Puente del Chino, cuya convocatoria preselectiva en España ha sido realizada por la Embajada de la República Popular China. El concurso, dirigido en principio a españoles menores de treinta años y ciudadanos originarios de China cuya lengua materna no sea el chino, consiste en pronunciar un breve discurso de tres minutos en ese idioma, contestar a las preguntas del jurado y representar un espectáculo corto relacionado con la cultura china. Los ganadores participan como finalistas en el concurso internacional que se celebra en Beijing.


 


Una de las mayores dificultades con que se encuentra el gobierno chino a la hora de fomentar la enseñanza de su idioma es el escaso número de profesores, insuficiente para atender la creciente demanda. Por ese motivo, se están llevando a cabo actividades como el "Programa Voluntario para Profesores Chinos Internacionales" por el que se reclutan profesores voluntarios que se envían al extranjero previa cualificación por parte de la Oficina Nacional para la Enseñanza del Chino como Lengua Extranjera (ONECLE), organismo encargado de la gestión. También se han adoptado medidas para certificar la capacidad de profesores no nativos para la enseñanza del chino como idioma extranjero.


 


Y ahora, para los interesados en el tema, viene la gran pregunta. ¿Qué es lo que hay que hacer para aprender chino? La respuesta más lógica es evidente: ir a China. Pero antes de entrar en ese tema, conviene hacer una pequeña precisión acerca de este exótico idioma, y es que el chino a que nos estamos refiriendo es el chino mandarín. La aclaración no es baladí; en un territorio tan inmenso y de tan diversas etnias como el de China se hablan muchas lenguas distintas: Wu, Min, Gan, Hakka, Yuëh, Shiang y Mandarín son las principales. Éstas son tan distintas como puedan serlo, por poner un caso, el francés del alemán, de forma que es imposible para los hablantes de lenguas diferentes entenderse entre ellos. La lengua oficial de la República Popular China, hablada por la mayor parte de la población, es el chino mandarín y por lo tanto, es éste y no otro el idioma que  conviene aprender.


 


Una vez aclarado este punto, volvemos de nuevo a la primera cuestión. Existen diversas formas de acceder al estudio del chino en su lugar de origen. Todos los años, la Comisión Nacional de Fondos para Estudios en China hace público el plan anual de becas elaborado por el Ministerio de Educación de China, presentándolo a los gobiernos de otros países a través de las Embajadas. Cualquier estudiante puede solicitarlas a través del departamento correspondiente de su país o de la propia Embajada China. Existen varios tipos: becas del Gobierno chino, establecidas en un marco de intercambio bilateral; becas para proyectos, dirigidas a estudiantes, investigadores y profesores que desean investigar o estudiar en China y que comprenden las concedidas a la UNESCO, las dirigidas a estudiantes sobresalientes, a titulados de HSK, las orientadas al estudio de la cultura china y las destinadas a formación de profesores de chino extranjeros.


 


En cuanto a la elección de centros docentes, la Universidad de Beijing fue la primera en admitir estudiantes extranjeros y desde entonces, ha realizado intercambios con 136 universidades de más de 40 países. Otro de los centros  importantes es la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing, la única dedicada principalmente a enseñar el chino a estudiantes procedentes de otros países, siendo además el centro nacional de la formación de profesores de chino y de la investigación de la enseñanza del chino como lengua extranjera. En ella se han formado ya cerca de 50.000 estudiantes de 150 países. En conjunto, existen en el país más de 300 centros de enseñanza superior que admiten alumnos extranjeros, entre ellos, las 79 universidades que aceptan estudiantes becados por el Gobierno chino. La oferta se completa con los numerosos cursillos impartidos en escuelas y universidades, con una duración comprendida entre las 4 y 20 semanas, que merced a la demanda han venido proliferando en los últimos años.


 


Pero si lo que nos apetece es aprender el idioma sin salir de casa, existe también la posibilidad de recurrir a centros que imparten la enseñanza del chino en España. Tal es el caso de Paraninfo, centro situado en Madrid que ofrece la posibilidad de recibir clases particulares, o BEEI en Barcelona, que imparte formación para el HSK. Algunos otros centros ofrecen incluso la alternativa de un curso de inmersión lingüística en China. En cualquier caso, siempre queda la opción de recurrir a la Escuelas Oficiales de Idiomas.


 


Para los interesados en profundizar en la cultura china, se ofrecen también cursos especializados como el Master Universitario Internacional en Cultura, Sociedad y Economía China de la Escuela de Postgrado de la Universidad de Alcalá. Incluso existe una licenciatura oficial, algo más genérica, ya que se centra en la cultura oriental en general, y de sólo segundo ciclo, denominada Estudios de Asia Oriental, que ya se imparte en varias universidades de España.


 


 


Más información:


 


Departamento de Cultura de la Embajada China en España


 


Cursos de chino en Aprendemas.com


 


Todos los cursos de idiomas en Aprendemas.com


 


 


Otros textos de Aprendemas.com


 


Guía de Idiomas en el Extranjero 2005


 


John D. Willis propone la reflexión como mejor método para aprender idiomas


 


El Instituto Cervantes y otros cinco europeos, premiados con el Príncipe de Asturias


 


El Instituto Cervantes formará a profesores de español en 26 ciudades


 


Innovadora presentación de un nuevo sistema digital de aprendizaje de idiomas


 


Unos 100.000 españoles viajaron en 2004 al extranjero para aprender un idioma


 


20.000 candidatos se presentan al examen de español como lengua extranjera


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+