Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Creatividad, motivación y otras fórmulas para el rendimiento escolar

Trabajar las matemáticas en grupo, dar importancia a la inteligencia emocional y fomentar la creatividad son algunos consejos de los expertos para mejorar el rendimiento de los niños.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Creatividad, motivación y otras fórmulas para el rendimiento escolar
Estudiantes-grado-INEMejorar el rendimiento escolar de los niños es una de las tareas más importantes y complejas tanto para padres como para profesores. Un reciente estudio de SM concluye que la mayoría de los docentes (87%) opina que hay muchos colegios en los que no se prepara lo suficiente a los alumnos y la práctica totalidad (97%) considera que introduciendo nuevas formas de aprendizaje los resultados podrían mejorar notablemente.



Ver cursos de Rendimiento



Por ello, muchos expertos recomiendan potenciar las habilidades en los niños desde su propia inteligencia y, en el caso de Oak House School, con una metodología propia basada en técnicas extendidas en Reino Unido con las que desarrollar el máximo potencia de los alumnos.



Así, entre las principales técnicas destaca trabajar las matemáticas en grupos organizados por niveles, de forma que los alumnos asocien los resultados con la agrupación de compañeros sin tener en cuenta las capacidades individuales. Este método se recomienda igualmente para las clases de lengua e idiomas pues consideran que se mejora de forma exponencial el rendimiento. [Ver cursos de matemáticas]



Otro de los aspectos clave a tener en cuenta en el aula, y fuera de ella, es fomentar la creatividad. Desde Oak House School opinan que incluir actividades relacionadas con la música, el arte o el teatro potencia la creatividad individual de cada alumno, así como una metodología transversal para que el alumno utilice de forma creativa sus conocimientos en la resolución de un proyecto.



Ver cursos de Creatividad



Siguiendo la teoría de las “inteligencias múltiples” de Howard Gardner, es aconsejable trabajar todas las habilidades, no sólo utilizar recursos y herramientas para potenciar aquellas habilidades en las que destaca el alumno. En la escuela es donde se detectan las principales capacidades individuales de los alumnos, y según recuerdan desde Oak House School, los profesores deben atenderlas pero no descuidar el resto para poder solventar las dificultades que presenten en ciertas habilidades.



Asimismo, y aunque la inteligencia emocional no está presente en ningún itinerario académico, consideran “muy necesario” trabajarla con el objetivo de que los estudiantes tengan criterio y capacidad de pensar de forma constructiva. ¿Cómo hacerlo? A través de asignaturas que fomenten el debate, la oratoria, el trabajo en equipo o el deporte, de forma que los alumnos pierdan el miedo a ofrecer sus opiniones y a hablar en público.

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!