Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Crean un software que apoya la toma de decisiones ante dilemas complicados

La idea surge de la Universidad de Málaga, donde un grupo de investigadores han ideado este sistema informático que delibera la mejor solución ante conflictos en campos como la Economía, la Ecología o la Política.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Crean un software que apoya la toma de decisiones ante dilemas complicados

Las personas que ocupan puestos de responsabilidad se enfrentan a problemas cuya resolución es muy compleja porque afectan, a su vez, a más personas. Un grupo de investigadores de la Universidad de Málaga ha desarrollado un programa informático que ayuda a los ‘decisores’ a deliberar la mejor resolución ante dilemas complicados en campos como los de la Economía, Ecología y la política medioambiental por medio de la utilización de distintas técnicas interactivas.



El programa pide al ‘decisor’ paulatinamente datos concretos o puntos de referencia, o le pregunta cuánto está dispuesto a ceder en un determinado criterio para mejorar otro. Con la información recabada, el sistema propone una decisión que la persona responsable tendrá que aceptar o ir rechazando hasta llegar a una solución aceptada por éste. Además, el programa puede traer a colación cuestiones que el ‘decisor’ desconocía, con lo que se proporciona una visión más amplia del problema.



“El sistema se basa en funciones matemáticas aplicadas a un campo continuo, es decir, a cuestiones con un conjunto infinito de posibilidades como por ejemplo la inversión en bolsa, donde las combinaciones a la hora de confeccionar una cartera son múltiples”, explica Francisco Ruiz de la Rúa, director del grupo de Técnicas Multicriterio Interactivas en Economía Ecológica y Política Medioambiental.



Interactividad a la carta



Existen muchas técnicas interactivas publicadas destinadas a apoyar la toma de decisiones, pero según el investigador de la UMA, ningún otro sistema integra tantas fórmulas diferentes en un mismo programa. Ruiz de la Rúa piensa que contar con un amplio abanico de técnicas redunda en la calidad de la decisión: “Cuando un ‘decisor’ se ve obligado a responder muchas veces al mismo tipo de preguntas, se cansa y no colabora como debería. Nuestro programa se adapta a las preferencias de la persona. En definitiva, pregunta al interesado cómo quiere introducir la información”.



En opinión del experto, lo interesante es que, ante la subjetividad del ‘decisor’, el sistema aporta un dictamen lo más objetivo posible de acuerdo con el pensamiento inicial de la persona responsable, siendo ésta quien controla el proceso en todo momento. No obstante, Ruiz de la Rúa advierte que si se quiere aprovechar el sistema al máximo, debe usarlo e interpretarlo un analista experto en toma de decisiones que trabaje junto al ‘decisor’. “Además, no hay dos problemas iguales por lo que es necesario adaptar el programa en función de los criterios específicos de cada cuestión. Es un sistema abierto”, comenta el investigador.



Experiencias prácticas



Generalmente, las grandes decisiones se toman en las Instituciones públicas. Por eso, los primeros usuarios del programa ideado en la UMA han sido órganos de gobierno de la Junta de Andalucía. La Escuela Andaluza de Salud Pública fue la primera institución en valerse de los servicios del sistema. Su camino lo ha seguido la Consejería de Medio Ambiente, en concreto, la Secretaría General de Sostenibilidad, que ha subvencionado en parte el proyecto.



“Hemos adaptado el programa a criterios económicos, medioambientales y sociales para estudiar las posibilidades que engloban la generación de energía eléctrica en Andalucía de forma más respetuosa con el Medio Ambiente”, admite el doctor Ruiz de la Rúa. Asimismo, el grupo de investigación está inmerso en el desarrollo de indicadores con los que evaluar la sostenibilidad de las políticas medioambientales de los municipios.



Versión Beta



Hasta este momento, los investigadores han desarrollado la versión beta del programa y pretenden mejorarlo para que sea más sencillo y atractivo para el usuario. Para este propósito, el grupo tiene en curso un proyecto financiado por el Ministerio de Educación y Ciencia hasta 2009. Los investigadores mantienen otras líneas de trabajo abiertas. Pretenden aplicar el programa a la toma de decisiones en campos donde el resultado final depende de valores aleatorios y desconocidos en el momento de tomar las decisiones, como en el caso de la bolsa. Otro de sus propósitos es que el sistema sea útil para deliberar problemas en los que intervienen varias partes cuyos intereses entran en conflicto, aportando una decisión de consenso. 


 


Más información:



Universidad de Málaga



Contenidos relacionados en Aprendemas.com:



Descifran cómo funcionan los mecanismos cerebrales que se activan para tomar decisiones complejas



La indecisión es el principal desvelo del estudiante preuniversitario



Desarrollan un simulador informático que permite conducir a personas con problemas de vista



Los nuevos software de gestión mantienen a los padres mejor informados



Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+