Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Corbalán: “La gran fuerza del deporte y el espectáculo abren un camino nuevo, por eso creo que hay h

Sobre las posibilidades que ofrece el sector de la representación de artistas y jugadores nos habla el baloncestista Juan Antonio Corbalán, que hizo historia en la cancha en la década de los 80.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Corbalán: “La gran fuerza del deporte y el espectáculo abren un camino nuevo, por eso creo que hay h
Estudiantes-grado-INEEl mítico jugador de baloncesto, Juan Antonio Corbalán, habla con aprendemas.com sobre las oportunidades que ofrece el mundo del deporte desde su papel como director honorífico del Máster en Derechos de Imagen y Representación de Artistas y Deportistas que imparte la Fundación PONS junto a la Universidad Rey Juan Carlos.

 

De su época dorada en la cancha, ¿qué recuerdos le vienen a la cabeza de aquellos jóvenes deportistas que cumplían metas y sueños?

 

Me parecía que los sueños eran más sueños. En aquellos tiempos todo estaba muy lejos y llegar a ser jugador de élite estaba al alcance de muy pocos afortunados. Con la práctica del deporte profesional, yo tuve la fortuna de vivir el tránsito de un deporte doméstico y casi de nicho, como puede ser ahora el Rugby, a construir un deporte de masas, lo que se consiguió en la década de los ochenta.

 

Ahora que estamos en plena celebración del Mundial de Baloncesto, ¿qué se puede aprender de este deporte? ¿Son valores que se pueden aplicar en el día a día profesional?

 

El baloncesto precisa de mucho trabajo previo para poderlo practicar con cierta garantía, tiene una fase oscura muy lenta porque es un deporte muy técnico. Por eso hay jugadores que se retiran sin dominar muchas de las facetas del juego. Ahí radica una de las facetas más interesantes del juego. La diversidad de todos los practicantes y entender la necesidad de que todos nos necesitamos.

 

¿Qué tienen en común deporte y empresa? ¿Cómo los relaciona?

 

Las personas, los objetivos a conseguir y entender que no vale cualquier camino para hacerlo. Que hay una norma para cumplir y que tiene que existir una autorregulación ética para manejarte en un mundo que sin ella se distingue muy difícilmente de la delincuencia. Quizás en estos tiempos nos resulte familiar.

 

Usted ha comentado en alguna ocasión que “muchos deportistas se han convertido en auténticas empresas”. ¿En qué sentido?

 

Bueno eso no sólo lo he dicho yo. Es vox populi. Los deportistas mueven tanto dinero a su alrededor que precisan de enfoques empresariales para gestionar bien sus carreras. Pero más allá de esa gestión profesional, está el manejo de la persona y las emociones que le unen al medio y que dan sentido a sus acciones.

 

Un deportista debe saber gestionar su vida afectiva y emocional de relación con los demás, no descuidar su vida académica, orientar correctamente la vida deportiva y ser inteligente en la gestión financiera. Lamentablemente son decisiones muy importantes para personas muy jóvenes y algunos tienen que ponerse en manos de gente muy poco preparada, o sólo parcialmente preparada. De ahí que la visión holística del asunto sea tan importante.

 

El sector de representación de artistas y jugadores despierta un gran interés entre jóvenes profesionales. ¿Qué aptitudes considera necesarias para poner un pie en este sector?

 

No hacen falta dotes especiales. Ser amplio de miras, ganas de servir y ayudar a la gestión de los temas antedichos y dominar los campos en los que nos vamos a mover, ya sea financiero, académico, personal o deportivo, pero siempre teniendo en cuenta que la persona es una y no se puede dividir en cuatro “yoes”.

 

¿Por qué es necesario cursar un máster en Derechos de Imagen y Representación de Artistas y Deportistas?

 

Ningún máster es necesario si la formación general es la adecuada y dominamos el campo en el que nos vayamos a mover. Pero si queremos una especialización debemos profundizar en esa parcela. Eso hace el máster, pero no es una panacea. No soluciona todo.

 

Ver Máster en Derechos de Imagen y Representación de Artistas y Deportistas

 

En octubre comienza la segunda edición del máster. ¿Cómo fue la primera? ¿Qué destacaría de esa experiencia?

 

A mí me parece que la gran fuerza del deporte y el espectáculo en los medios y en el negocio en general abre un camino nuevo en una sociedad que cada vez responde más a estímulos de masa. Por eso creo que hay ese hueco en el sector. La primera promoción creo que tuvo una magnífica preparación pero este es un mundo muy dinámico y a buen seguro precisa de talentos y nuevas vías de desarrollo.

 

¿Qué materias hay que estudiar para ser representante de jugadores?

 

Pues entiendo que las relaciones con la mercadotecnia, la publicidad y los medios son fundamentales, pero yo diría que las dotes humanísticas y de relación son vitales. Servimos a personas y trabajamos con ellas y las personas siempre se mueven por criterios emocionales.

 

Después del máster, ¿qué pasos recomienda dar para hacer carrera en el sector?

 

No hay soluciones universales en un mercado tan interesante como saturado por la moda que supone. El secreto está en buscar el nicho de servicio en el que queremos estar y no querer llegar el primero, sino llegar de forma segura y prestando el servicio que otros precisen de nosotros.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook , Twitter , Tuenti  y LinkedIn ! 

 

 

Más información:

 

Ver Máster en Derechos de Imagen y Representación de Artistas y Deportistas

 

Ver otros másteres de Fundación PONS