Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Copiar: un arte que evoluciona a pesar de las herramientas para combatirlo

Los chicos son más propensos a copiar que las chicas, según un estudio de la Universidad de las Islas Baleares. Mientras aumenta el ingenio de los que emplean esta práctica, universidades como la Oberta de Cataluña crean sus propias herramientas para

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Copiar: un arte que evoluciona a pesar de las herramientas para combatirlo
Estudiantes-grado-INE


Chuletas, cambiazos, pinganillos…El arte de copiar evoluciona con los años y algunos de los estudiantes que recurren a estos métodos son capaces, con su imaginación infinita, de tirar de apuntes en pleno examen de la manera más inverosímil. La Universidad de las Islas Baleares (UIB) ha analizado el fenómeno entre el alumnado de la ESO y de Bachillerato, mientras que la Oberta de Cataluña acaba de crear su propio método para combatir el plagio entre sus pupilos.



Ver oferta de grados universitarios




Ver oferta de estudios online y a distancia



Según el estudio de los investigadores de la Universidad de Baleares, los chicos copian más que las chicas y también aquellos alumnos, sea cual sea su género, que suelen dejarse los trabajos sin hacer hasta el último momento. "Las prácticas más comunes son las conocidas como 'plagio collage', es decir la elaboración de un trabajo a partir de la copia de fragmentos sueltos de texto, ya sea de fuentes digitales o de fuentes impresas, y su inclusión en un trabajo académico sin citar su origen", ha explicado a SINC Rubén Comas-Forgas, uno de los autores del trabajo.



Ver cursos de:

Técnicas de estudio

Preparación de exámenes

Informática/Tecnología



Para elaborarlo, los científicos entrevistaron a 1.503 alumnos de la ESO y a 1.291 de Bachillerato de las Islas Baleares. Del total, un 81.3% ha manifestado que ha copiado, al menos una vez, durante el curso académico anterior, textos de páginas web que pegaron de manera directa en un documento y que entregaron como trabajo de una asignatura sin citar la fuente. A su vez, el 72,5% ha reconocido haber utilizado, al menos una vez, fragmentos de fuentes impresas.



Otra de las maneras de copiar fue descargarse un trabajo completo de internet y dárselo al profesor como propio, o bien presentar un trabajo elaborado y ya entregado por otros alumnos en cursos pasados. Para Comas-Forgas esto se podría evitar si los propios centros tomarán medidas para reducir y prevenir lo que considera como fraudes académicos.



El experto considera que el profesor que manda un trabajo y no hace un seguimiento del mismo fomenta que sus alumnos dejen esa tarea para el último momento con las posibles consecuencias: "Hay que enseñarles a usar la información de forma eficaz y ética. El fraude en la educación es el principal tipo de comportamiento antisocial escolar no violento o de cuello blanco". Además recuerda que la escuela es el primer campo del fraude y la corrupción como ya demostró otro trabajo pionero sobre la materia.



Herramientas anti copia y pega



Copiar no tiene edad por lo que esta forma de superar los retos académicos también se da en la universidad y en otros muchos escenarios. Por ejemplo, una de las pilladas más famosas es la del piloto Dani Pedrosa cuando se presentaba al examen de patrón de yate. El subcampeón de MotoGP utilizaba un pinganillo cuando fue cogido 'in fraganti'. Para luchar contra ello, los propios campus diseñan sus 'armas' antiplagio.



Ver formación para:

Docentes

Desarrolladores informáticos

Orientadores



La Universidad Oberta de Cataluña (UOC) ha desarrollado el software PECPlagio que detecta de manera rápida el copia-pega al comparar el trabajo presentado con fragmentos de otros textos. Como publica el diario digital lainformación.com, esta herramienta no sólo detecta qué texto se ha plagiado, sino también en qué porcentaje.

PECPlagio utiliza el lenguaje MS-Word y el código fuente Java para dar con las partes copiadas. Al introducir el texto que tiene que analizar, el software indica en fosforito qué partes han sido copiadas y de qué lugar procede la copia. Según la propia UOC, de los 100.000 trabajos que pueden realizar sus alumnos al semestre, un 16% tiene indicios de haber sido copiados.



A día de hoy, existen muchas más herramientas para detectar el conocido como 'copy-paste'. Una de las más utilizadas en todo el mundo es Turnitin, que permite comparar un texto con una base de datos integrada por millones de webs, libros, trabajos de otros estudiantes, periódicos y revistas. Está disponible en más de 20 idiomas.



¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:



Estudio completo de la UIB en la revista Comunicar



Noticias relacionadas en aprendemas.com:



Pruebas de acceso a ciclos formativos de FP: fechas y requisitos



Universidad española: objetivos y realidades en unos días convulsos



Reconocer el esfuerzo de los niños en su justa medida