Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Consejos para superar los exámenes de septiembre

Para hacer frente a los exámenes, los expertos recomiendan planificación, mantener una actitud positiva y realizar técnicas de relajación. Además, es importante dormir bien, comer sano y realizar descansos periódicos.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Consejos para superar los exámenes de septiembre
Estudiantes-grado-INEMuchas veces ponerse a estudiar cuesta trabajo y más aún en verano, cuando hace buen tiempo y otros planes pueden resultar más atractivos. A la hora de prepararse para los exámenes, los psicólogos aconsejan, entre otras prácticas, crear un plan de estudio, mantener una actitud positiva y realizar técnicas de relajación en momentos de nerviosismo y ansiedad.

 

Ver cursos de gestión del estrés

 

Ver cursos de memoria

 

Ver cursos de lectura


 

Calendario de estudio

 

Según los expertos, es importante preparar los exámenes con tiempo y saber planificarse bien, priorizando objetivos y optimizando el tiempo. Lo primero de todo es recopilar el material de estudio y establecer, de forma realista, un calendario diario que incluya los tiempos de estudio y de descanso.

 

El plan de estudio debe fijarse en función de las asignaturas, la cantidad de materia a preparar y el esfuerzo que suponga cada una, sin olvidar dedicar al repaso, al menos, las dos últimas semanas antes del examen.

 

Los psicólogos recomiendan que aproximadamente por cada hora y media de estudio se debe realizar un descanso de unos 10 minutos, tiempo durante el cual es bueno levantarse para dar un paseo o simplemente para refrescarse. Sin embargo, hay que evitar navegar por Internet o ver la televisión, lo que puede suponer mayor resistencia para regresar a los libros.

 

Además, en verano no es recomendable hacer parones de 10 o 15 días sin estudiar para irse de vacaciones. Es mejor tomarse esos “días libres” al principio de la estación estival, antes de ponerse a fondo a preparar los exámenes de septiembre.



Otras consejos dados por psicólogos consisten en repasar diariamente para evitar que lo que se estudie de forma inmediata se olvide tan rápidamente -tal y como representó el psicólogo Ebbinghauss en su curva del olvido en el siglo XIX- y en realizar esquemas para afianzar lo aprendido.



Buenos hábitos a la hora de estudiar

 

El artículo “Cinco maneras de estudiar mejor”, publicado por el diario The Huffington Post, resalta la importancia de establecer hábitos de estudio saludables desde una temprana edad, tarea en la que los padres pueden contribuir. De hecho, este artículo señala que “los niños más pequeños pueden ver a sus padres como un modelo a seguir, de esta manera, en la medida en la que los  padres tienen una actitud más positiva y favorable hacia los estudios, será más probable que los hijos adopten hábitos de estudios saludables que pueden durar toda su vida”.

 

Entre estos “cinco consejos” destaca la recomendación de escuchar música barroca mientras se hacen los deberes o se estudia. Según la investigación realizada por Jannalea Hoffman, una terapeuta musical de la Universidad de Kansas, esta música típica de los siglos XVII y XVIII puede ayudar a los estudiantes a hacer mejor los exámenes.

 

Esta investigadora, que creó una pieza de música barroca, hizo un experimento con estudiantes de una clase de enfermería. A un grupo les puso su pieza musical mientras hacían el examen y al grupo control, no. Como resultado, Hoffman demostró que la música barroca hace que el corazón lata entre 50 y 80 veces por minuto y ayuda a mejorar la concentración, de hecho, el grupo de alumnos que escuchó la música consiguió mejores notas que el otro.

 

Otros estudios ya habían demostrado que la música provoca un efecto de relajación en el cuerpo, que se refleja en el hecho de que la presión sanguínea baje, mejore la circulación y se incremente el flujo de la sangre. Además, la música ayuda a mejorar la concentración, desarrollar nuestro potencial y con ello a cumplir mejor con las tareas de estudio fijadas.

 

Entre los hábitos a seguir durante las épocas de exámenes destaca comer sano –por ejemplo, tomar alimentos nutritivos como los arándanos y la leche- y dormir bien, porque esto ayuda a recargar el cerebro para que éste sea capaz de absorber y retener todo el conocimiento venidero. Asimismo, algunos estudios demuestran que dormir reduce el estrés, mejora la memoria y facilita una forma de pensar más crítica y menos emocional.

 

La habitación donde se estudie habitualmente debe estar acondicionada específicamente para esta función, equipada con lo necesario (mesa de estudio y silla cómoda), y alejada de ruidos y de distracciones, como las videoconsolas. Ese espacio tiene que estar bien iluminado, preferiblemente con luz natural, y ventilado, para que la temperatura de la habitación ronde los 22ºC.



Los psicólogos también señalan que los estudiantes deben mantener una actitud positiva, confiar en uno mismo  y superar los momentos de nerviosismo y ansiedad realizando técnicas de relajación, como respirar profundamente, lo que ayuda a tranquilizarse y a concentrarse mejor, o practicando deporte. Según los expertos, la realización de actividad física ayuda a oxigenar el cerebro y produce la segregación de endorfinas, hormonas que proporcionan sensación de bienestar y ayudan a calmarse y centrarse.



Por otro lado, los psicólogos desaconsejan tomar estimulantes como la cafeína o las bebidas energéticas, porque un exceso de esas sustancias puede provocar una bajada del rendimiento. Tampoco son partidarios de los atracones de última hora, porque intentar aprender todo de golpe conlleva fatiga intelectual que puede tener consecuencias en el momento de hacer el examen.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook , Twitter , Tuenti  y LinkedIn !



Más información:



Artículo “5 ways to study better” publicado en The Huffington Post



Noticias relacionadas en aprendemas.com:



Decálogo de consejos para padres con hijos en plenos exámenes

 

¿Exámenes a la vista? 15 consejos para afrontarlos con confianza

 

Los exámenes del Diploma de Español como Lengua Extranjera, también en octubre