Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Cómo salir airoso de una entrevista de trabajo en tiempos de crisis

El actual panorama laboral no infunde ánimo alguno en quienes buscan desesperadamente un empleo. Sin embargo, en cualquier momento, una llamada de teléfono puede convertirse en una gran oportunidad laboral que, en los tiempos actuales, no se puede de

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Cómo salir airoso de una entrevista de trabajo en tiempos de crisis

A pesar de los tiempos que corren, siempre hay que estar preparados para salir airosos de una entrevista de trabajo. Las empresas desean dar con el trabajador ideal y el candidato ha de estar preparado para demostrar que él es el perfil que buscan. Sin embargo, a la hora de la verdad, muchos candidatos no saben cómo responder ante una entrevista de trabajo.


 


Muestra de ello, tal y como asegura Randstad, es que cuatro de cada cinco candidatos no supera con éxito la entrevista. Así, recomiendan para empezar que todo candidato ha de tener en cuenta dos aspectos fundamentales del proceso de selección: el repaso del currículum y el análisis de competencias.


 


Del primer factor, el entrevistador extrae los datos fundamentales de formación, el conocimiento de idiomas y hará especial hincapié en la experiencia profesional. Es más, querrá saber, con sumo detalle, las funciones que el aspirante ha desarrollado en cada uno de los puestos desempeñados y podrá preguntar sobre los motivos de cambio, fechas, objetivos logrados... Y, si lo considera conveniente, podrá realizar una prueba de nivel idiomática.


 


A continuación, el entrevistador pasará a analizar las competencias. Así, puede darse el caso de que solicite al candidato que exponga logros y fracasos obtenidos profesionalmente para conocer su capacidad de negociación. A continuación, se le pedirá que describa los problemas con los que se ha encontrado a la hora de ejecutar su trabajo y cuáles han sido sus mayores logros para valorar su nivel de planificación.


 


Otros aspectos


 


El liderazgo es una de las cualidades más valoradas por las empresas, por lo que hay que estar preparados ante cualquier pregunta a este respecto. Lo más probable es que al candidato se le pregunte por su capacidad de gestión de equipos, su estilo de dirección o su relación con otros compañeros.


 


La entrevista finalizará con un análisis de su flexibilidad, ya sea a la hora de asumir nuevas tareas, la capacidad de adaptación a distintos trabajos, cómo superar obstáculos o cómo actualizarse profesionalmente.


 


Demostrar una gran motivación y ganas de trabajar, son dos aspectos principales que el candidato no ha de perder de vista a lo largo de toda la entrevista. De esta manera, ganará puntos. Tampoco hay que olvidar que siempre hay que esperar a ser preguntado, escuchar atentamente e intentar establecer empatía con el seleccionador.


 


Preguntas trampa


 


Junto a estos factores, Randstad hace especial hincapié en algunas preguntas con las que el entrevistado se puede encontrar a lo largo del encuentro. Son cuestiones de sobra conocidas, sin embargo, dar con la respuesta adecuada es complicado. Por ello, es necesario cuidar al detalle la respuesta:


 


- ¿Qué conoce de nuestra empresa? Es una de las preguntas trampas con la que los responsables de Recursos Humanos pueden abrir cualquier entrevista de trabajo. El candidato tiene que ser consciente de que esta pregunta es la mejor oportunidad para demostrar el interés por la compañía y el puesto.


 


- ¿Qué puede aportar a nuestra compañía? Es una de las preguntas más comunes en las entrevistas. El entrevistador espera que el candidato le conteste mencionando las habilidades específicas que puede aportar al puesto en función de su experiencia y formación. Una respuesta acertada será aquella que destaca la capacidad de adaptación, motivación y ganas de mejorar.


 


- ¿Por qué quiere dejar su puesto actual? Sea cual sea la situación laboral en la que se encuentre el candidato, hay que ser breve y discreto en la respuesta. Nunca se puede criticar negativamente a la empresa actual. Así, la respuesta hay que enfocarla hacia el deseo de mejorar y evolucionar profesionalmente.


 


- ¿Cuál es su mejor cualidad? En este caso hay que resaltar los puntos fuertes. En general, las cualidades mejor valoradas son la capacidad de trabajar en equipo, la flexibilidad, la motivación y el compromiso.


 


- ¿Cuál es su mayor defecto? El candidato nunca puede dar a conocer sus puntos negativos. Ante esta pregunta, hay que “jugar” con la respuesta, es decir, se trata de describir un defecto que a la vez es una cualidad positiva. “Ser demasiado perfeccionista” o “involucrarse demasiado en el trabajo” son muy buenas respuestas.


 


- ¿Cuál es el momento más difícil al que se ha enfrentado en su actual puesto? Ante este interrogante, está en juego la capacidad resolutiva del candidato así como su gestión del estrés. La mejor salida es demostrar con situaciones concretas y reales aquellos retos que el profesional ha tenido que afrontar.


 


- ¿Qué haría si estuviera en desacuerdo con su jefe? En esta pregunta el entrevistador intenta conocer el grado de conflictividad del candidato. La mejor opción es mencionar la capacidad de asumir las diferencias manteniendo las distancias. Por tanto, la capacidad de diplomacia y tacto son elementos claves en un momento de conflicto.


 


Exprimir, como nunca, la oportunidad


 


Sin embargo, aunque todas estas pautas siempre resultan útiles, hay que ser realistas y darse cuenta del peculiar entorno en el que nos encontramos hoy día. Es evidente que el mercado laboral no se encuentra en uno de sus mejores momentos. La tasa de paro parece haber olvidado lo qué es decrecer y las oportunidades de acceder a un puesto de trabajo se reducen día a día. Si a ello se le suma una mayor competencia, el panorama para los buscadores de empleo es aún más desolador.


 


Ante este panorama concreto, Miriam López, Manager de Recursos Humanos de Michael Page, asegura que “acceder a una entrevista de trabajo ya es difícil en los tiempos que corren”. Por ello, asegura que  “si hay alguien dispuesto a ofrecernos una oportunidad, hay que ser proactivo, tomar la iniciativa y demostrar nuestra valía ante el posible contrato”. Es más, “en un momento en el que todas las compañías deben reflexionar para encontrar nuevas fórmulas, la idea de centrarse en la detección, contratación y conservación de talentos es la mejor estrategia para conseguir que el empleado aporte un valor añadido a las empresas”.


 


Así, Michael Page International ofrece las claves para que una entrevista personal sea sinónimo de éxito, aun en tiempos de crisis.


 


La primera consigna es transmitir qué somos, pues en menos de una hora la empresa valorará el potencial del candidato y decidirá si es o no la persona adecuada para el puesto de trabajo. En este caso, hay que ser estructurado, organizado, sincero y convincente explicando la experiencia profesional y tu aportación a la empresa. En segundo lugar hay que transmitir qué queremos, es decir, el candidato tiene que tener muy claro lo que busca y espera de la compañía con la que ha empezado el proceso de selección.


 


Para salir airoso de estos dos primeros pasos, es necesario prepararse previamente la entrevista. Ello también implica recaudar información sobre el puesto: empresa, entorno, funciones, equipo, proyección, etc.


 


La motivación es el siguiente punto básico que el candidato no debe olvidar. Es positivo preguntar por los siguientes pasos y transmitir la motivación. Todo ello ha de hacerse de manera natural. Esto les resulta de gran utilidad a la hora de identificar el talento y contratar a los mejores candidatos para el puesto.


 


Por último, el salario. No hay que sentirse cohibidos a la hora de hablar de las condiciones económicas. El candidato tiene que valorar el puesto, la empresa y la proyección que pueda tener. La empresa, por su parte, debería valorar si le ofrece un salario acorde a la experiencia del candidato, sus competencias y su potencial.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Randstad


 


Michael Page


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


El 46% de los europeos que busca un empleo cambia su ‘look’ habitual


 


Trucos y claves para encontrar empleo en un año difícil


 


Septiembre es un buen momento para buscar empleo


 


Cómo optimizar la búsqueda de empleo


 


Un decálogo para triunfar en las entrevistas de trabajo


 


Consejos para enfrentarse a una entrevista de admisión a un MBA



Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+