Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Cómo labrarse una buena reputación laboral

Conseguir que tanto compañeros como jefes te consideren un empleado modélico no es fácil y sin embargo es cada vez más importante en un entorno laboral cuya competitividad crece exponencialmente.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Cómo labrarse una buena reputación laboral

Cuenta Plutarco en 'Vidas Paralelas' que con ocasión del enamoramiento de un patricio de Pompeya, la mujer de Julio César, y su empecinamiento por verla, que le llevó a violar las leyes romanas surgió el conocido dicho de que “no basta que la mujer César sea honesta, también tienen que parecerlo”. Lo mismo puede aplicarse al mercado laboral. Un buen empleado no sólo debe serlo, sino también parecerlo, ya que en entorno actual la reputación laboral es fundamental, sobre todo cuando se llega a un nuevo trabajo.


               


El problema es que la mayoría de empleados no sabe como lograr este objetivo. Desde CVExplorer.com apuntan a que “posicionarse adecuadamente, adquirir visibilidad y alinear la imagen que transmitimos con lo que se espera de nosotros son algunas de las claves para conseguirlo”. Además, hay que tener en cuenta que las tácticas no pueden ser las mismas para llegar a los empleados y a los jefes.


 


CVExplorer.com destaca que para quedar bien con los jefes hay que seguir dos principios básicos. El primero es demostrar responsabilidad laboral, ya que ahorrarles preocupaciones debe ser uno de los primeros objetivos a cumplir. El segundo es la proactividad. Los primeros días en una empresa son el momento ideal para plantear iniciativas y asumir la responsabilidad del resultado de un proyecto, aunque siempre con la prudencia por bandera.


 


Por el contrario, en el caso de los compañeros de trabajo e incluso subordinados, lo más importante es ganarse su respeto, para lo que es esencial escuchar y valorar el conocimiento del negocio y de la empresa que el equipo pueda transmitir. Lo más complicado es marcar los límites con compañeros, sobre todo cuando se trata de un equipo que está a cargo del directivo. También es importante aprender del equipo, sobre todo en los primeros momentos. Además, así el resto de empleados sabrá que el jefe es una persona abierta y que atiende a sus aportaciones.


 


El problema de las primeras impresiones es que sólo hay una y por lo tanto es imprescindible prepararla adecuadamente. Por eso hay que ser capaz de transmitir profesionalidad desde el primer momento e incluso hacer, cuando sea posible, un breve resumen de la experiencia profesional para que el nuevo equipo pueda valorar nuestras capacidades. Además, en estos primeros días, es recomendable no hacer cambios bruscos. La llegada de un nuevo jefe ya es suficiente novedad como para tratar de cambiar a las primeras de cambio la forma de trabajar de todo un grupo. A esto hay que añadir que no se puede conocer de antemano la metodología de trabajo del equipo y su dinámica.


 


Estos consejos también pueden aplicarse a otros ámbitos del desempeño laboral como las relaciones con nuevos proveedores, clientes o compañeros de otras áreas dentro de la misma empresa.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


CVExplorer.com


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


Consejos para mejorar la autoestima en momentos de crisis y desempleo


 


Descubre los sectores con más oportunidades de empleo en 2010


 


La mitad de los trabajadores cree que su jefe no está preparado para el puesto


 


Los rasgos que definen a un buen jefe y líder


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicados en a+