Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Cómo la tecnología cambiará la educación tal y como la conocemos

En la antesala de la Cumbre Mundial para la Innovación en la Educación (WISE), que se celebrará en noviembre, los expertos analizan cómo la tecnología está transformando el aprendizaje en el mundo.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Cómo la tecnología cambiará la educación tal y como la conocemos
Estudiantes-grado-INEA pocos días del comienzo de la Cumbre Mundial para la Innovación en la Educación (WISE, por sus siglas en inglés) en Doha, que tendrá lugar del 4 al 6 de noviembre, se ha anunciado la publicación del tercer Wise Book, Learning {Re}imagined: How the connected society is transforming learning (Aprendizaje {Re}imaginado: Cómo la sociedad conectada está transformando el aprendizaje). Escrito por Graham Brown-Martin e ilustrado por la fotógrafa Newsha Tavakolian, analiza cómo la tecnología está transformando el aprendizaje. El volumen contempla las formas más innovadoras de abordar los retos educativos actuales y más urgentes, en todos los niveles y circunstancias.

 

Ver cursos de técnicas educativas

 

El autor del libro, fundador de Education Design Labs, y la fotógrafa que lo ha ilustrado se han embarcado en una gira mundial visitando escuelas y proyectos, y reuniéndose con educadores y líderes de opinión. Este recorrido les ha permitido descubrir cómo los educadores actuales se enfrentan al reto de qué contenidos enseñar y cómo enseñarlos, tomando el uso de la tecnología como punto de referencia. En resumen, cómo se están reinventando las escuelas para dar respuesta a los grandes retos del futuro.

 

Los interesados pueden descargarse también una aplicación gratuita para dispositivos móviles que proporciona, de forma interactiva, información más allá de las páginas impresas, y el acceso a más de cuatro horas de vídeo digital en exclusiva.

 

La escuela del futuro

 

Los expertos consideran que en los próximos 15 años los colegios se convertirán en entornos interactivos, desterrándose las formas tradicionales de aprendizaje. Los expertos internacionales creen que las clases magistrales desaparecerán y el profesor, más que un transmisor de conocimientos, será el guía que tendrá el alumno en su propio proceso de aprendizaje.

 

Cada estudiante tendrá un currículum personalizado a la medida de sus necesidades, y las habilidades personales y prácticas, como la capacidad de hablar en público, de trabajar en equipo y de adaptarse a los imprevistos, serán más valoradas que los contenidos académicos, si bien no desaparecerán los títulos académicos. Los alumnos interactuarán entre ellos y con el profesor para lograr un aprendizaje colaborativo.

 

Según los expertos, Internet será la principal fuente del saber, y el inglés se consolidará como la lengua global de la enseñanza. Ésta, por su parte, será más cara y durará toda la vida.

 

Basándose en informes que se presentarán en la cumbre mundial, el periódico El Mundo ha consultado a expertos nacionales con el fin de conocer cómo ven el futuro de la educación. Siete de cada diez entrevistados piensan que los profesores se convertirán en facilitadores y orientadores, y un 43% cree que los contenidos online serán la principal fuente de conocimiento en 2030. Podría ser que los alumnos se prepararan por su cuenta las clases e hicieran una exposición en el aula, permitiéndose así hacer parte del trabajo en casa y al ritmo del estudiante.

 

 

Los estudiantes tendrán una mentalidad más universal y menos localista, y serán más exigentes en cuanto a sus expectativas educativas. El uso de herramientas de comunicación seguirá extendiéndose, desdibujando el horario escolar convencional. Podrían darse casos de escuelas con clases en verano y los fines de semana. Los deberes no desaparecerán, ya que se suscitará a los alumnos la necesidad de informarse, investigar y seguir buscando documentación. Además, nueve de cada diez encuestados opina que el aprendizaje se desarrollará a lo largo de la vida del alumno.

 

Uso de tabletas

 

Las aulas también cambiarán y se volverán diáfanas, con mobiliario con ruedas, WiFi y muchos enchufes para cargar las tabletas, ya que, se estudiará Programación y Diseño de Webs. Las herramientas tecnológicas ya se están comenzando a utilizar masivamente en las aulas.

 

Las ventajas de utilizar las tabletas en el aula pasan, según señalan expertos de la compañía Rossellimac, por un aumento del interés, la atención, la participación y la motivación del alumnado, que se vuelve más autónomo y selectivo con su entorno, y trabaja con diferentes niveles de aprendizaje. Además, facilita el trabajo en cualquier momento y lugar. Según los expertos, todo ello repercutirá en trabajo cooperativo, en el que el alumno será el único protagonista de su aprendizaje.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

WISE

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Las TIC en el aula: herramientas para el aprendizaje y consejos de uso

 

El 57% de los docentes cree que el libro digital sustituirá al libro de texto tradicional

 

Gadgets para superprofesores

  

El videojuego: una forma de trabajo, una manera de aprendizaje