Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Cómo hacer la FP más atractiva a los jóvenes

La Formación Profesional puede constituir una buena alternativa educativa para los jóvenes, pero para hacerla más atractiva a los estudiantes debería ofrecer mejores perspectivas de trabajo, según CEDEFOP.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Cómo hacer la FP más atractiva a los jóvenes
Estudiantes-grado-INEEl abandono escolar de los estudios, además de suponer un coste para la economía europea del 1,25% del PIB, también puede suponer que los jóvenes ingresen en un colectivo con mayor riesgo de desempleo de larga duración, pobreza y delincuencia. El Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (CEDEFOP) ha analizado cómo retener a los jóvenes en una opción como es la FP. [Ver cursos de Formación Profesional]

 

En el estudio elaborado por CEDEFOP se pone de manifiesto que los índices de fracaso escolar en la UE no son estrictamente comparables, ya que la educación obligatoria no termina en todos los países en la misma edad, y los conceptos de fracaso escolar y deserción varían en cada región.

 

Lo que sí está claro es el perfil social de los estudiantes más propensos al abandono temprano de sus estudios. Son jóvenes varones, de estatus socioeconómico inferior, y pertenecientes a grupos sociales vulnerables o con dificultades de aprendizaje. La FP ofrece para ellos una gama de campos muy amplia y ayuda a reintegrar en la educación a quienes la habían abandonado.

 

No hay una única razón por la que los jóvenes abandonan la FP prematuramente. Algunos lo hacen cuando se dan cuenta de que no era la elección correcta, y en este caso los jóvenes necesitan orientación que les ayude a decidir su siguiente paso. Si hay abundancia de empleos en un nivel de cualificación bajo, hay más personas que tienden a abandonar los estudios. Pero con la crisis actual, las personas con baja cualificación tienen más probabilidades de estar desempleadas.

 

Otra de las razones por la que los alumnos dejan la FP es porque los empleadores les ofrecen puestos de aprendizaje antes de finalizar su formación o porque los jóvenes deciden marcharse al extranjero porque encuentran sueldos más altos que los que ofrecen los puestos cualificados de su país.

 

 

Ver cursos de Formación Profesional

 

 

Programas en diferentes países

 

Las medidas que están tomando los países europeos al respecto varían mucho de unos a otros. Algunos han creado programas puente que incluyen las habilidades para la gestión de la carrera como una de sus principales características. Estos programas suelen ofrecer a los jóvenes la oportunidad de adquirir o actualizar competencias clave.

 

Muchos países han comenzado a integrar programas consistentes en breves periodos de prácticas laborales no remuneradas y capacidades de gestión profesional en los planes de la enseñanza obligatoria. En la mayoría de los países también se potencia la orientación, las tutorías y el apoyo multiprofesional.

 

La nueva legislación francesa, por ejemplo, establece la obligatoriedad del Estado de permitir a todos los jóvenes que estudien hasta que hayan conseguido una cualificación determinada. En Lituania se permite que los jóvenes menores de 29 años puedan recibir apoyo a través de subsidios a los empleadores y se hace hincapié en las posibilidades de convalidación. Y en la República Checa, las empresas establecen asociaciones con las escuelas y ofrecen apoyo financiero a los estudiantes.

 

Muchos países prestan especial atención a los alumnos de origen inmigrante y casi todos han tomado medidas para que los alumnos de la FP puedan adquirir la cualificación de manera más flexible. En otras regiones se conceden incentivos financieros a los alumnos para que permanezcan en la FP o los vinculan a su asistencia o rendimiento, como es el caso de Hungría y Lituania.

 

Una FP más atractiva

 

Una forma de hacer la FP más atractiva es asegurar a los jóvenes una perspectiva de trabajo. Se logra ofreciendo a los empleadores incentivos financieros para que ofrezcan plazas de formación, que pueden incluir subvenciones para los salarios de los aprendices, por ejemplo.

 

Los responsables políticos también pueden fomentar las asociaciones entre las escuelas de FP y las empresas, y eliminar la burocracia para aplicar todas estas medidas, sin olvidar de dar estructuras de apoyo a los profesores y los formadores de aprendizaje.

 

Las cualificaciones adquiridas deben tener valor para los empleadoresy los aprendizajes deben estar encaminados a la obtención de calificaciones englobadas en el marco nacional de cualificaciones. En este sentido, los planes de FP deberían adoptar un enfoque de calidad integral e incluir indicadores de rendimientos claros. Algunos países bonifican a las empresas que realizan una formación exitosa.

 

Por último, la convalidación del aprendizaje formal e informal puede ayudar a los jóvenes a encontrar trabajo. Portugal ha tenido un gran éxito en la reducción de su tasa de abandono temprano gracias a medidas orientadas a la convalidación.

 

Según CEDEFOP, la FP, el empleo y las políticas sociales deben complementarse. En los niveles regionales y locales pueden forjarse sólidas alianzas entre el sector formativo, los interlocutores sociales, los servicios de empleo, las escuelas profesionales y las empresas.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

Estudio “¿Cómo se puede retener a los jóvenes en la formación profesional?” de CEDEFOP

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Las becas que llegan en 2014

 

Bosch ofrece a 50 jóvenes españoles la posibilidad de realizar FP Dual en Alemania

 

Los profesionales de FP más buscados por las empresas