Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

¿Comen adecuadamente los universitarios españoles?

De cada diez universitarias españolas, una presenta un peso suficiente y otra tiene sobrepeso. El 72,9% de los universitarios, sin embargo, se sitúan en la franja de peso normal para su altura.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de ¿Comen adecuadamente los universitarios españoles?
Estudiantes-grado-INE

El 72,9% de los universitarios españoles presenta un peso considerado normal para su altura, aunque el 11,2% de las estudiantes tiene un peso insuficiente y otro 11% cuenta con sobrepeso, según un estudio llevado a cabo por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y el Centro de Información Cerveza y Salud del que se hace eco Europa Press. [Ver cursos de Alimentación y Nutrición]

 

En el caso de los chicos, solo el 0,6% presenta un peso insuficiente, mientras que el 3,9% obesidad–al igual que ocurre en las féminas- y el 26% tiene sobrepeso. Según el presidente de FEN y catedrático de Nutrición y Bromatología en la Universidad San Palo CEU, Gregorio Varela, los estudiantes “están en una edad en la que tienen grandes necesidades de energía que cubrir, especialmente en los primeros cursos, cuando todavía son adolescentes y su desarrollo no es completo”.

 

Para realizar este estudio los investigadores han analizado la talla, peso y la dieta, así como la actividad física y el estilo de vida de 978 jóvenes de 21 universidades españolas diferentes. Los resultados indican que un elevado porcentaje de los estudiantes no cumple las recomendaciones de consumo de alimentos como cereales, legumbres o frutas, mientras que abusan de carnes, grasas y dulces, y no beben la cantidad de agua que debieran al día.

 

Más del 70% de los jóvenes consume una cantidad insuficiente de aceite, cereales y patatas, y más del 50% no ingiere las verduras y hortalizas, fruta y legumbres necesarias. Además, se ha detectado un consumo inferior al recomendado de micronutrientes como el cinc, el ácido fólico y la vitamina E, así como de hierro, magnesio, potasio y vitaminas E y A.

 

Sorprendentemente, el consumo de pescado está por encima del recomendado en más del 50% de los encuestados. Sin embargo, el 95% de los jóvenes consume más grasas, dulces y embutidos de los que deberían, mientras que nueve de cada diez también supera los niveles recomendables de carnes magras.

 

Muchos de los jóvenes, además, tienen la cena como la comida principal del día, y un 91% suele descuidar su desayuno. Solo siete de cada diez toma en el desayuno el 10% de la energía que va a consumir durante el día, que es lo recomendable.

 

Ejercicio físico

 

El 40,5% de los universitarios no hace ningún tipo de ejercicio o deporte, mientras que el 53,3% tiene una actividad moderada y el 40,1% ligera. En este sentido, Varela considera conveniente replantearse los horarios de las universidades españolas, que dejan poco tiempo para estas actividades, al contrario de lo que ocurre en otros países europeos.

 

Comparados con otros jóvenes de Europa, los españoles tienen un consumo de productos ecológicos “notablemente inferior”, y solo uno de cada cuatro realiza la compra y cocina sus propios alimentos.

 

Solo el 7,5% de los universitarios reconoce haber seguido una dieta o una dieta milagro y para el 86% el agua es la bebida que más ingieren, aunque su consumo es menor que el que debería ser. El 56% de los encuestados afirma beber cerveza de forma moderada, pero estos jóvenes presentan una mayor adhesión al modelo de dieta mediterránea y realizan más actividad física que los no consumidores. El estudio concluye que no hay diferencias significativas de peso entre quienes consumen y no consumen cerveza.

 

Los investigadores aseguran que, en general, la población universitaria es sana. El 92% no tiene diagnosticada ninguna enfermedad, aunque el 3% sufre una alergia o intolerancia de la alimentación.

 

El consumo ideal

 

La alimentación es una de las grandes aliadas del estudiante, especialmente en épocas de exámenes.  Begoña Pérez Llano, profesora del Curso de Experto en Nutrición y Dietética de la UNIR y profesora de Alimentación, Higiene y Educación de los Grados de Maestro Infantil y Primaria de la UNIR, señala que “los jóvenes deben tener una dieta completa y equilibrada en la que no falten nutrientes esenciales para el sistema nervioso. Todos estos aportes se deben realizar a través de cinco comidas al día, prestando un cuidado especial en el desayuno”.

 

En una dieta ideal, el desayuno más adecuado debería estar formado por un lácteo, como leche con cacao, más cereales o pan con aceite o mermelada, y fruta o un zumo. A media mañana se puede ingerir un zumo de frutas natural y un bocadillo pequeño de queso.

 

A la hora de comer, una buena opción es una ensalada de patatas con zanahoria, aceitunas y huevo duro, además de cordero a la plancha con tomate y un melocotón, mientras que a media tarde se puede optar con un yogur con frutos secos. Finalmente, la cena podría estar formada por una crema de calabacín, merluza a la plancha con ensalada de berros y maíz, nísperos y un vaso de leche.

 

Hay que tener en cuenta que debemos aumentar la ingesta de los nutrientes en proporción al ejercicio que realizamos. Con una dieta completa el estudiante no necesita ingerir ningún suplemento vitamínico. En cuanto al café, es cierto que es una sustancia estimulante del sistema nervioso central. Ayuda a mantener la mente despierta, pero no aumenta la concentración ni tampoco la memoria.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!







Más información:

 

Fundación Española de la Nutrición

 

Noticia relacionada en aprendemas.com:

 

Exámenes: claves para aprender y aprobar