Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

CEF da las claves para elegir la mejor oposición

Perder el miedo a los temarios más exigentes, conocer el ratio de plazas y aspirantes y tener en cuenta las circunstancias personales y la regularidad de la convocatoria, son algunas de las pautas a la hora de escoger una oposición.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de CEF da las claves para elegir la mejor oposición

Ante el aumento del número de aspirantes a convertirse en funcionario, en gran parte motivado por la crisis, el CEF ha elaborado un decálogo de consejos para elegir con éxito la mejor oposición dentro de la amplia oferta de empleo público que existe hoy en día. Ángela de las Heras, jefa de Estudios del área de oposiciones del CEF, considera que resulta una opción tentadora el hecho de conseguir un trabajo seguro y para toda la vida, y más en una situación laboral marcada por el lastre del paro. “Dentro de la enorme dificultad y esfuerzo que siempre representa preparar una oposición, lo cierto es que es un buen momento para opositar”, comenta. Y es que hay muchas oposiciones en las que no se ha notado este año ese aumento en el número de aspirantes.


 


A la hora de elegir la oposición más adecuada, según el CEF hay que comenzar la búsqueda en función de la preparación académica que se tenga. Normalmente para licenciados o diplomados aconseja aspirar a unas oposiciones de grado A1 o A2. Recuerda que suele ser contraproducente decantarse por un nivel inferior y por tanto más asequible, ya que cuanto menos exigente es un temario, mayor es luego la competencia para optar a esas plazas.


 


Y es que, en realidad y como norma general, una oferta amplia de plazas no significa que se vayan a tener mayores oportunidades de acceso. Más bien al contrario. Cuando se oferta un gran número de plazas, suele ser muy elevado el número de aspirantes. “En algunas ocasiones el ratio puede llegar a ser de hasta 5.000 aspirantes por cada plaza convocada, lo que convierte determinadas oposiciones en prácticamente una lotería”, recuerdan desde el CEF.


 


Fijarse precisamente en el ratio de plazas y aspirantes puede servir para hacerse una idea de la probabilidad que existe de aprobar. Conviene decantarse, por tanto, por aquellas oposiciones que se adecuen a las preferencias del aspirante y cuyo ratio entre el número de plazas convocadas y el número de aspirantes sea razonable.


 


También cuentan las circunstancias personales. No tendrá la misma disponibilidad de estudio una persona soltera, sin hijos, ni necesidad de trabajar, que otra con cargas familiares y que carezca de ese colchón económico. Un candidato en esta segunda situación tendría verdaderamente complicado acceder a muchas de las oposiciones más exigentes porque la dedicación que requieren es muy elevada.


 


A pesar de ello, el CEF aconseja no tener miedo a los temarios exigentes pues no se compite tanto con los demás aspirantes como con el temario, por lo que “con una buena planificación, constancia y la ayuda de un preparador, hay buena posibilidades de aprobar”.


 


Toca, además, realizar una pequeña labor de investigación pues es conveniente informarse de aspectos como los datos de periodicidad de la convocatoria, los ratios de plazas y aspirantes, así como las fechas de los exámenes.


 


Será conveniente, asimismo, conocer la regularidad de la convocatoria, pues no todas se convocan cada año o dos años. CEF considera más prudente decantarse por una convocatoria regular para, así, poder diseñar un plan de trabajo y un calendario.


 


Y, por supuesto, los destinos y la retribución. El destino porque determina la ubicación geográfica en la que desarrollo su labor como funcionario. Y la retribución para conocer si se sitúa en las expectativas salariales del candidato. 


 


CEF recuerda además tener en cuenta la proyección formativa y profesional. Por un lado, ser conscientes de que estudiar una oposición “nunca es una pérdida de tiempo”, pues los contenidos que se estudian son tan completos como los de un máster especializado y pueden servir para desarrollar una carrera profesional. Y, por otro, porque algunas oposiciones pueden servir de puente para realizar en el futuro otra oposición de grado equivalente dentro del mismo cuerpo o categoría.


 


De las Heras explica que “estos consejos repasan algunos conceptos básicos a la hora de escoger la oposición más adecuada dentro de un abanico de opciones” pero concluye que en el fondo todos ellos se pueden resumir en uno solo: “acudir a un centro preparador de reconocido prestigio y experiencia para dejarse asesorar por las personas que más saben de oposiciones en España”.


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


CEF


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Los españoles buscan salir del paro a través de oposiciones


 


Cursos de OPOSICIONES en a+


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+