Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Cataluña también debe apostar por la Formación Profesional

En los próximos diez años el número de titulados en Formación Profesional va a ser insuficiente para cubrir las necesidades del mercado laboral en Cataluña. El Programa de Prácticas E+E pretende estimular en dicha comunidad un tipo de formación que b

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Cataluña también debe apostar por la Formación Profesional

FGW / Redacción Aprendemas.com - 2/4/2002.


Grosso modo, esta ha sido una de las más preocupantes conclusiones a las que ha llegado el Informe 2001 del Observatorio de Formación de la Cámara de Comercio de Barcelona, el cual, se ha presentado hace tres semanas en la Casa Llotja de Mar. Hay que decir que la elaboración y difusión del antedicho trabajo es una de las tareas fundamentales para las que la Cámara de Barcelona creó en 2000 el llamado Observatorio de Formación dentro del marco del Plan Director de Formación 2000-2001. Esta primera edición del informe se ha realizado en base a diferentes estudios estadísticos y fondos administrativos de varios de los Departamentos de la Generalitat de Catalunya, así como, de una consulta DELPHI a un grupo de 53 expertos y personas clave provenientes del mundo empresarial, de ámbitos académicos y de las administraciones públicas, y de una no menos estricta encuesta realizada a un total de 1.200 empresas de todos los sectores industriales y de servicios ubicadas en Cataluña.


En definitiva, de lo que se trata con este organismo "vigilante" es de difundir una información de calidad contrastada que aporte recomendaciones actualizadas para la orientación de la oferta de formación continuada y profesionalizadora. En este sentido se ha constatado que en esta comunidad las empresas ya están teniendo dificultades para cubrir ciertos puestos que requieren una titulación específica en Formación Profesional. En especial, las empresas con más de 500 trabajadores son las que más dificultades están encontrando para cubrir estos puestos de trabajo que en términos relativos está en torno al 43,8% de las mismas, (en el caso de titulados universitarios esta carencia la están experimentando un 19,4% las empresas con más de 500 trabajadores).


En general, se espera que crezca significativamente la demanda de personal que aporte un alto nivel de formación y cualificación, y que asimismo reúna nuevas competencias que la empresa en un futuro requerirá de sus plantillas para poder mantener una posición competitiva en el mercado. Se precisará de mayores competencias técnicas (capacidad de absorción de innovaciones tecnológicas) y sobretodo de competencias genéricas o transversales (capacidad para resolver problemas, comunicación oral y escrita, capacidad de cálculo y capacidad de aprendizaje, entre otros). Por eso, un 51,5% de las empresas encuestadas en este estudio manifestaron la gran necesidad de desarrollar nuevas competencias o cualificaciones entre sus empleados en los próximos años, (87,5% en le caso de empresas con más de 500 trabajadores).


Según los expertos, esta modificación en la demanda de competencias laborales estará determinada, fundamentalmente, por la amplia difusión de las Nuevas Tecnologías, por la creciente y progresiva adopción de nuevos sistemas de organización en las empresas catalanas y por la variación en las pautas de consumo derivada de las actuales transformaciones demográficas y socio-económicas.


Todo esto viene además muy relacionado con el hecho de que la demanda de este tipo de formación por parte de los jóvenes es muy escasa en Cataluña. A diferencia de otras comunidades, como País Vasco, Castilla y León o Asturias, Cataluña ha experimentado estos últimos años un cierto descenso, tanto absoluto como relativo, en el número de matriculados en Formación Profesional Específica. Se quejan, la mayoría de expertos, de la falta de reconocimiento social que tienen estos estudios. Ni siquiera la reforma de la LOGSE ha conseguido que las familias muestren interés por los Ciclos Superiores de Formación profesional.


Pero los problemas también vienen por parte de las empresas, en primer lugar, por la insuficiente implicación del mundo empresarial en la propia formación, y además, por el escaso reconocimiento hacia los titulados a la hora de contratarlos. En este aspecto, es la Formación Profesional Ocupacional la que menos reconocimiento tiene y, por el contrario, la Formación Profesional Continua es la que más aprecian las empresas en cuanto al grado de adecuación a las necesidades de las empresas y al nivel práctico de los estudios impartidos.


En general, la Formación Profesional adolece en opinión de la mayoría de expertos consultados de preocupantes problemas en Cataluña. Primero porque los tres subsistemas de FP carecen de una conexión fluida que les dote de flexibilidad y complementariedad, y así, de eficacia. Además, los centros, especialmente en el caso de la FP Ocupacional y específica, no alcanzan una oferta lo suficientemente grande como para cubrir todas las necesidades de las empresas. Asimismo, no son capaces de adaptarse con rapidez a los cambios en las necesidades del mercado laboral ni de renovar los diferentes ciclos como sería deseable, a lo que hay que unir la dispersión y descompensación territorial de la oferta. Una variedad educativa que para colmo no goza de la dotación de recursos humanos y materiales suficientes como para que sea llevada a cabo con cierta calidad.


Con el fin de acabar con todos estos problemas, es decir, facilitar la incorporación de los jóvenes alumnos de FP al mundo del trabajo al mismo tiempo que colaborar en la política de recursos humanos de las empresas, se ha puesto en marcha el Programa E+E fruto del convenio marco firmado entre la Generalitat de Catalunya y las 13 cámaras de Comercio Catalanas. El periodo de estas prácticas se corresponde con el crédito obligatorio que todos los alumnos de formación profesional tienen que realizar en una empresa, se pretende, además, que el alumno trabaje en un puesto adecuado a sus estudios. Aparte de la información que pueden obtener tanto empresas como alumnos sobre ciclos formativos, tareas, competencias y salidas profesionales y otras informaciones de interés sobre las prácticas en las empresas, es importante destacar dentro de este ambicioso programa el llamado Banco Integrado de Datos que va a poner en contacto la oferta y la demanda de prácticas de Formación Profesional en toda Cataluña. Una iniciativa que, en definitiva, quiere colaborar en la mejora de la Formación Profesional en la comunidad, y así también, lograr el reconocimiento por parte de empresas y sociedad.


Enlaces de interés:


La sección de Formación de la Cámara de Comercio de Barcelona donde aparece información detallada al respecto:


http://www.cambrabcn.es/Catalan/Formacio/frameset_formacio.htm


El Programa E+E:


http://www.eebid.net/catala/frameset_emese.htm


Noticias relacionadas en Aprendemas.com:


Nace una plataforma online de formación ocupacional en Cataluña


23 nuevos ciclos formativos de Formación Profesional en Castilla-La Mancha


El mercado laboral necesita más titulados en Formación Profesional


Los retos de la Nueva Formación Profesional