Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Carbonell insta a promover otro tipo de periodismo que ofrezca una mirada más veraz del mundo educat

Da comienzo hoy en el Palacio de Miramar de San Sebastián el curso de ‘El profesorado ¿Una profesión en crisis?’ para profundizar en la amplia problemática de la actividad docente en sus perspectivas histórica, sociológica y pedagógica. En el primer

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Carbonell insta a promover otro tipo de periodismo que ofrezca una mirada más veraz del mundo educat

Los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco se adentran esta semana en la actividad docente, para dirimir si realmente la profesión pasa por momentos de crisis. ‘El profesorado ¿Una profesión en crisis?’ es el título del curso de verano que desde hoy y hasta el miércoles 4 de julio intentará dar cumplida respuesta a las muchas preguntas que surgen en torno a una cuestión tan trascendental como es la enseñanza en España. No en vano, hablamos de la primera empresa pública del Estado. Dirigido por Paulí Dávila y Jaume Carbonell estos tres días servirán, así pues, para analizar desde diversas perspectivas -histórica, sociológica y pedagógica, fundamentalmente- hasta qué punto las funciones del profesorado, así como su formación se han modificado en las últimas décadas, qué cosas permanecen inalterables y cuáles cambian, qué tendencias y modelos formativos tanto aquí como en el extranjero han sido más exitosos, cómo es el profesorado, en qué mundo vive, cómo se ve el propio colectivo y cómo lo ve la familia y la sociedad, qué percepciones hay acerca de su reconocimiento y valoración social, qué rasgos definen de identidad profesional, en qué se diferencia de otras profesiones, cuáles son sus condiciones de trabajo y su proceso de promoción, hasta qué punto tiene poder de decisión y se convierte en un colectivo poderoso, cómo se le representa en los medios de comunicación y, por último, tiene suficientes ámbitos de negociación y participación.


 


Precisamente, para abrir la primera serie de ponencias ha intervenido Jaume Carbonell hablando de la presencia del profesorado en los medios de comunicación, una relación de la que no sale muy bien parado el colectivo docente. En opinión de este profesor de Sociología de la Educación de la Universidad de Vic y director de la revista mensual "Cuadernos de Pedagogía" los medios construyen y divulgan un discurso trufado de tópicos y ausencias que dificulta una comprensión clara y rigurosa de la realidad educativa. El lenguaje periodístico, por diversas razones políticas y sobre todo de mercado, tiende a la simplificación, a la fragmentación y a la falta de contextualización de la noticia. El resultado es una imagen de la realidad muy distorsionada, donde algunas mentiras, debido a la machacona insistencia en que son expuestas, acaban convirtiéndose en verdades públicas. Todo ello dificulta que la ciudadanía tenga acceso a una información y opinión veraz sobre la educación.


 


Hay que decir, además, que a veces los intereses ideológicos de los medios coinciden con los intereses corporativos de la profesión docente. Un ejemplo reciente muy llamativo lo constituye el impacto mediático del informe Cisneros o Piñuel sobre la violencia en los centros, tanto entre el alumnado como contra el profesorado. Un ejemplo de lo más chapucero de cómo se construye la alarma social.


 


“¿De qué se habla cuando se habla del profesorado?” se pregunta el profesor Carbonell. “En primer lugar conviene subrayar que el protagonismo informativo se correlaciona muy directamente con las variables de clase social, género y nivel educativo. En este sentido, se aprecia la presencia dominante del profesorado universitarios y de secundario –por motivos distintos- así como la clamorosa ausencia del profesorado de Educación Infantil y de otros colectivos docentes. El tema estrella lo constituye el llamado malestar docente, un filón informativo muy eficaz para explotar al máximo las malas noticias, que para los medios se convierten en noticias, en muy buenas noticias, porque son las que más venden. Sus causas, aunque son diversas, se atribuyen de modo prioritario a la aplicación de la LOGSE y a la extensión de la enseñanza obligatoria hasta los 16 años. La aplicación de esta reforma ha estado –como ahora lo está la LOE- en el ojo del huracán mediático y se les atribuye buena parte de los males de la enseñanza actual.  Este malestar, en los últimos años, se ha polarizado en torno a la convivencia y la violencia y, más específicamente, en el acoso escolar y las agresiones al profesorado”.


 


Otras cuestiones que aparecen, con cierta frecuencia, en distintos espacios de los periódicos –noticias, reportajes, columnas de opinión, cartas al director, etc.- son las relacionadas con la crisis de la autoridad docente; sus funciones y responsabilidades exclusivas o compartidas en la instrucción y formación de la infancia y la juventud;  los nuevos roles y retos del profesorado ante el creciente impacto de las TIC en la sociedad de la información; el reconocimiento social de la profesión, con valoraciones contrapuestas desde dentro y desde fuera; la tímida recuperación de la memoria histórica y escolar; las referencias a imágenes y metáforas de la profesión procedentes de otros ámbitos sociales y culturales como el cine, la literatura, el deporte, la empresa y la publicidad. Por el contrario, cabe mencionar las clamorosas temáticas ausentes relacionadas con el bienestar y la satisfacción docente, la vida cotidiana en las aulas donde se muestra el proceso de enseñanza y aprendizaje, las buenas prácticas y otro tipo de iniciativas que constituyen buenas noticias.


 


Así las cosas, propone Jaume Carbonell promover otro tipo de periodismo educativo que ofrezca una agenda informativa más diversa, plural y equilibrada;  un tratamiento más contextualizado de las noticias, con una explicación más detenida y comprensible de las causas y las consecuencias; y otros requisitos que permitan a la audiencia y al público lector adquirir una mirada menos distorsionada y más veraz de un mundo educativo cada vez más complejo y cambiante. Por ello hay que huir de las simplificaciones informativas del blanco o negro, con la introducción de más colores y matices. Porque así es la realidad. Por otro lado -termina el prestigioso divulgador educativo- es necesario iniciar un diálogo entre el mundo de la educación y el de los medios para establecer complicidades y marcos de colaboración. Existen algunos ejemplos y experiencias muy positivas al respecto. Minoritarias pero que apuntan nuevos horizontes.


 


 


Contenidos relacionados en Cursos de Verano.info :


 


Universidad del País Vasco


 


Todos los Cursos de Verano de la UPV/EHU


 


Especial Cursos de Verano 2007: busca, compara y apúntate


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo en CursosdeVerano.info