Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Cara y cruz de la crisis en los derechos por maternidad

La crisis económica ha proporcionado, en algunos países, un apoyo a las familias en cuanto a mejores prestaciones por maternidad y licencia parental. En España se denuncian las coacciones a las embarazadas.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Cara y cruz de la crisis en los derechos por maternidad
Estudiantes-grado-INELa crisis económica ha supuesto cambios positivos y negativos para las familias en cuanto a los derechos de maternidad y paternidad se refiere, según sostiene el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “La maternidad y la paternidad en el trabajo: Legislación y práctica en el mundo”, que alude tanto a los recortes en el gasto público como a los cambios positivos en las políticas a favor de la conciliación de la vida laboral y familiar. [Ver cursos de Conciliación]

 

Algunos países han visto cómo la crisis les ha ofrecido incentivos inesperados, ya que se ha aumentado el apoyo a la familias, lo que ha facilitado el acceso a la enseñanza y la atención de la primera infancia, así como a los créditos fiscales, aumentando incluso los niveles de las prestaciones de maternidad y la licencia parental en países como Alemania, Australia, Eslovaquia, Francia, Noruega y Polonia.

 

China y Chile han aumentado su licencia de maternidad, y El Salvador aumentó la compensación del ingreso de 75 a 100% durante las 12 semanas de permiso de maternidad para mujeres registradas en la seguridad social. Estas medidas tenían como objetivo prevenir el deterioro de vida de las mujeres y las familias.

 

El informe de la OIT también ha constatado una evolución positiva en los sistemas de licencias parentales y de paternidad, dirigidos a aumentar el número de hombres beneficiados. Australia inauguró la licencia de paternidad remunerada de 14 días el año pasado y Noruega la extendió de 12 a 14 semanas. Singapur también introdujo una licenciada de paternidad remunerada de una semana, pero solo para padres casados con ciudadanas singapurenses. Todas estas medidas son reflejo de una mayor participación de los hombres en las responsabilidades familiares y apoyan la participación de la mujer en la fuerza laboral.

 

El 53% de los países analizados tienen licencia de maternidad de al menos 14 semanas y el 58% financia las prestaciones por maternidad a través de la seguridad social. De los 167 países estudiados, 79 tienen licenciada de paternidad y en 70 es remunerada. El 75% de los países tienen disposiciones relativas a las interrupciones de la jornada laboral para la lactancia.

 

En el lado opuesto

 

En cambio, en algunos países, como Estonia y Lituania, han visto cómo se ha reducido el periodo de licencia de maternidad y paternidad, además de las prestaciones. En otros países, como Grecia, Letonia y Rumanía, ha disminuido el salario mínimo y se ha debilitado el sistema de negociación colectiva, lo que ha afectado a las prestaciones de maternidad.

 

La OIT también resalta que en Croacia, Italia y Portugal se obliga a algunos trabajadores a firmar cartas de renuncia sin fecha cuando son contratados, lo que es utilizado en caso de embarazo o de responsabilidades familiares.

 

La OIT también ha denunciado en su informe que España es uno de los tres países europeos, junto con Lituania y Rumanía, donde se han detectado presiones a las trabajadoras embarazadas para que renuncien a sus derechos. “A pesar de los progresos, la discriminación de la maternidad persiste en todos los países”, señala el estudio.

 

La OIT denuncia que 830 millones de trabajadoras, el 80% de ellas en África y Asia, siguen sin una cobertura adecuada para hacer frente a su maternidad, teniendo que hacer frente a ofertas mayoritarias de trabajo informal y a unos altos índices de mortalidad materna e infantil.

 

Por otro lado, los colectivos con más dificultad para aplicar estos derechos son las trabajadoras autónomas, las empleadas de hogar, las mujeres que trabajan en labores agrícolas o en un trabajo a tiempo parcial o eventual, quienes desarrollan su empleo en pymes y las féminas inmigrantes. La OIT insta a los gobiernos a “formular políticas que permitan equilibrar mejor las responsabilidades laborales y familiares, y que incluyan la licencia de paternidad”. 

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

La maternidad y paternidad en el trabajo, de la OIT

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Crece el número de mujeres españolas dispuestas a emprender

 

Las mujeres con empleos temporales retrasan más la maternidad