Beethoven y Mozart pueden mejorar la concentración e imaginación de los niños

Escuchar música clásica en directo tiene un efecto beneficioso para los niños porque se mejora su capacidad de escuchar y de concentración, aparte de favorecer su destreza para captar detalles y diferencias. Unas habilidades que tienen traslación a otras áreas del currículo.

Estudiantes-grado-INEAunque parece que la música clásica no atrae a los niños, lo cierto es que no es así, ya que están más abiertos a estas piezas musicales de lo que los adultos pueden pensar. Además, se favorece su desarrollo. Al menos, así se ha puesto de manifiesto en una investigación realizada por el profesor Sue Hallan, del Instituto de Educación (OIE) de la University of London, quien ha realizado una evaluación del Apollo Music Project, un programa de educación musical a través del cual los niños pueden escuchar música clásica en directo. [Ver cursos de Música]
 
La evaluación de este programa evidenció que los niños que están en los primeros tramos educativos de Primaria no desarrollaron ningún prejuicio contra la música clásica. De hecho, les atrajo y contribuyó a que pasados los años apreciaran una gama más amplia musical, además de tener otros efectos beneficiosos en su concentración y autodisciplina.
 
A través de este programa, los niños pudieron escuchar diferentes obras de varios autores de música clásica como Beethoven, Haydn, Mozart, Ravel, Shostakovich y Mendelssohn, si bien la complejidad de las piezas musicales que se escuchaban iba aumentando en dificultad conforme avanzaba el proyecto.
 
Una dificultad ante la que se puso de manifiesto que los niños iban siendo capaces de escuchar con atención los movimientos completos de cuartetos de cuerda y de sinfónicas, llegando a un nivel de concentración y disfrute que los investigadores han calificado de increíble.
 
Estas audiciones han permitido constatar que se contribuye a desarrollar la capacidad de escucha de los niños, siendo más atenta, aparte de mejorar su habilidad para captar detalles y las diferencias de sonidos, así como de responder a ideas sofisticadas. Además, con el programa también se permitió que los niños exploraran sus sentimientos y que usasen su imaginación. Estas capacidades pueden tener traslación a otras áreas del currículo.
 
 
¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

Más información:
 
IOE London
 
Noticias relacionadas en aprendemas.com:
 
La música que escuchan los padres influye en la memoria de los niños
 
Los niños que practican música tienen más habilidades para resolver problemas
 
Aprender música en la infancia mejora el cerebro adulto