Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Becas y tasas en Europa: las grandes diferencias por países

El último informe de la red Eurydice deja patente las diferencias que existen entre países europeos en cuanto a ayudas, tasas académicos y préstamos entre estudiantes. El documento destaca a España como país en el que las tasas están ligadas al bajo

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Becas y tasas en Europa: las grandes diferencias por países
Estudiantes-grado-INE“Europa necesita desesperadamente mejorar el acceso de los jóvenes a la educación superior”. Son palabras de Androulla Vassiliou, comisaria europea de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, ante la publicación de los resultados del informe National student fee and support systems in European Higher Education 2014/2015 (Tasas académicas nacionales y sistemas de ayuda en la educación superior 2014/2015) publicado por la red Eurydice de la Comisión Europea.

 

Quiero estudiar una carrera. Ver grados por categorías

 

El informe mide los niveles de las tasas académicas, becas y préstamos para estudiantes de 33 países europeos. Como principal conclusión se extrae que siguen existiendo grandes diferencias en todo el continente, aunque los sistemas de tasas se han mantenido relativamente estables en la mayoría de países. 

 

Particular es el caso de Alemania, único país europeo que ha abolido recientemente el pago de tasas académicas, aunque no las introdujo hasta 2007. Y con Alemania, ya son muchos los países que no cobran tasas como Chipre, Dinamarca, Grecia, Malta o Finlandia. En cambio, en otros estados todos los estudiantes de licenciatura han de abonar estas cantidades, como el caso de Chequia, Portugal, Islandia, Países Bajos, Eslovaquia y Liechtenstein.

 

Por su parte, Reino Unido (Inglaterra) registra las tasas más elevadas, tras la profunda reforma de su sistema educativo llevada a cabo en 2012. No obstante, tienen un modelo único en Europa y consiste en que los estudiantes abonan las tasas al término de la titulación y sólo cuando los ingresos superan un límite previamente definido. Junto a Reino Unido, otros países con elevadas tasas académicas son Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Hungría, Países Bajos y Eslovenia, según pone de manifiesto el informe.

 

En cuanto a becas, la mayoría de países europeos ofrecen ayudas a una minoría del colectivo de estudiantes. No obstante, hay nueve países en los que todos los estudiantes o gran parte de ellos reciben becas: Chipre, Dinamarca, Malta, Finlandia, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido (Escocia), Suecia y Noruega. Además, está el caso particular de Islandia, que no dispone a día de hoy de un sistema público de becas.

 

Las necesidades económicas son el factor clave para la concesión de becas en 35 sistemas educativos, y la evaluación del rendimiento académico es el requisito en otros 23 sistemas. No obstante, la mayoría combinan ambos factores.

 

El caso de España

 

El informe pone de relieve que en España la cantidad más o menos elevada de las tasas académicas depende de varios factores como el tipo de estudios, los créditos ECTS y el número de convocatoria en la que se matricula el estudiante. Además, la cantidad difiere por regiones, pues cada una ofrece un rango de tarifa distinto, también para los estudiantes internacionales que proceden de un país que no sea miembro de la Unión Europea y no tienen la condición de residente en España, pues las tasas pueden incrementarse.

 

En cuanto a la exención del pago de tasas académicas, el sistema educativo español contempla la posibilidad de reducción o exención por criterios de necesidad, siendo los ingresos familiares el factor más significativo. Sin embargo, según destaca en el informe de Eurydice, en estos casos también se requiere como norma general un nivel mínimo de rendimiento académico. Asimismo, recuerda que las familias numerosas y personas con discapacidad tienen derecho a importantes descuentos, e incluso a la exención total de los costes académicos.

 

Con respecto a las becas, el importe medio se sitúa en 2.539 euros más la exención de tasas de matrícula. No obstante, el rango oscila entre un mínimo de 244 euros y un máximo de 6.056 euros. En torno al 27% de los estudiantes reciben ayudas para sus estudios, según se desprende de este informe, que también resalta la inexistencia de préstamos, de programas de reducción de impuestos para padres o asignaciones familiares.

 

En otros países, como Alemania, los padres de los estudiantes reciben una asignación mensual, en su caso de 184 euros para los dos primeros hijos, de 190 para el tercero y de 215 para el cuarto y siguientes. Además, contemplan una desgravación fiscal de unos 3.054 euros anuales por niño y para cada progenitor hasta que los hijos cumplen los 25 años de edad.

 

Mejorar el acceso a la educación superior es, para la comisaria Androulla Vassiliou, “mejorar considerablemente sus posibilidades de encontrar un empleo de calidad” a la vez que se refuerzan las economías “que necesitan la innovación y la creatividad aportada por unos titulados con talento”.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

 

Más información:

 

National student fee and support systems in European Higher Education 2014/2015(Informe Eurydice)

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Las diferencias del sistema educativo español con respecto a la OCDE

 

Aprobadas las cuantías de las becas y ayudas al estudio en pleno debate sobre el sistema

 

El sistema universitario español, el octavo mejor del mundo según el CWUR