Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Barbacid reclama en la UIMP más dinero para la investigación

El director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), Mariano Barbacid, ha pedido esta semana en Santander más dinero a las administraciones públicas para la investigación, en un curso de verano de la Universidad Internacional Menénd

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Barbacid reclama en la UIMP más dinero para la investigación

Una vez más los científicos españoles han hecho sonar la voz de alarma sobre las deficientes condiciones en las que han de desarrollar su trabajo, principalmente por falta de medios económicos provenientes de las administraciones públicas. Es bien sabido que España exporta más científicos que futbolistas, porque aquí no encuentran el suficiente respaldo económico necesario para abrir líneas de investigación y nuevos proyectos que permitan un estudio minucioso de las enfermedades. No obstante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha prometido incrementar un 25% durante cuatro años seguidos el gasto público de la investigación en España, lo que ha sembrado de cierto optimismo a la comunidad científica de nuestro país.


 


El último investigador que ha puesto el dedo en la llaga respecto a las deficiencias y carencias de la investigación en España ha sido Mariano Barbacid, director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y uno de los científicos más importantes de la lucha contra el cáncer no sólo en España, sino en todo el mundo. Barbacid intervino esta semana en el curso de verano «Perspectivas de la Ciencia y la Tecnología en España y en Europa» celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander. Según el reputado investigador, nuestro país debería invertir en personal y equipos para la investigación del cáncer unos 445 millones de euros anuales para ponerse a la misma altura que Estados Unidos, salvando la diferencia de población y renta por habitante.


 


Hoy por hoy esta cifra se antoja inviable según los parámetros presupuestarios de la administración española, porque tal y como apuntó en el mismo curso el secretario general de Política Científica y Tecnológica del Ministerio de Educación y Ciencia, Salvador Barberá, la cantidad señalada por Barbacid equivale en la actualidad al presupuesto total de la Dirección General de Investigación del citado Ministerio. En este sentido, España destina actualmente el 1% del PIB a I+D mientras que el objetivo europeo se sitúa en el 3% del Producto Interior Bruto.


 


Asimismo Mariano Barbacid apuntó como el camino a seguir en la política científica del Gobierno el de la elaboración de planes estratégicos y abandonar las iniciativas puntuales, así como aumentar las dotaciones presupuestarias para los proyectos de investigación ya que las actuales se han quedado totalmente desfasadas. Actualmente los proyectos de investigación del Plan Nacional cuentan con una media de 30.000 euros por investigador al año, cifra con la que apenas se pueden obtener medios para trabajar correctamente. De hecho, gran parte del dinero que se ha de invertir en investigación proviene de dotaciones de la Unión Europea, una vía de financiación que se puede agotar en breve ya que los diez nuevos miembros de la UE cuentan con porcentajes de PIB inferiores a los de España, por lo que estos fondos pueden verse reducidos e incluso se tenga que aportar parte de nuestro presupuesto para ayudar a los países menos favorecidos.


 


Además de aumentar considerablemente el gasto público en investigación, otra de las soluciones que este y otros científicos españoles vienen apuntando desde hace tiempo para aumentar los resultados es la de permitir una mayor flexibilidad en la gestión de los recursos económicos, dejando a los propios científicos distribuir los presupuestos reduciendo el control que actualmente ejercen los políticos sobre los recursos destinados a la investigación.


 


Por otra parte, en representación de la Administración, Salvador Barberá anunció en el mismo curso una serie de medidas de apoyo a la investigación concediendo especial protagonismo a las universidades, no sólo para seguir evitando la «fuga de cerebros» a otros países, sino para conseguir que vuelvan aquellos que ya se encuentran investigando fuera.


 


Así, el secretario General de Política Científica y Tecnológica del Ministerio de Educación y Ciencia, apuntó como medidas más destacadas la contratación de más docentes en las universidades públicas para que los profesores puedan tener más tiempo para investigación, o la de incluir en la Seguridad Social a los más de 10.000 becarios predoctorales que hay en España antes del próximo año. Además, el Ministerio de Educación pretende duplicar las ayudas en tres años para financiar los gastos adicionales que las universidades y otros organismos públicos tienen cuando inician proyectos de investigación.


 


 


* * * *


 


 


Enlaces de Interés:


 


Cursos de Verano de la UIMP en Santander


 


Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas


 


Ministerio de Eduación y Ciencia


 


Sección de Ciencia y Tecnología del MEC


 


Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2004-07


 


Consejo Superior de Investigaciones Científicas


 


Otros textos relacionados en:


 


La UIMP presenta la Edición 2004 de sus Cursos de Verano


 


Spin-off: los investigadores también se van de negocios


 


Convocado el III Certamen Arquímedes para jóvenes investigadores


 


Por fin los becarios de investigación tendrán Seguridad Social


 


Las becas de postgrado e investigación ya no pagan IRPF


 


De estatutos y becas pende la Investigación en España


 


Sobre las becas y otras posibilidades de financiación de la educación


 


Doctorarse en España: ¿¡ para qué !?


 


Química & co., formación y trabajo en ciencias


 


Universidad e Investigación, sonrisas y lágrimas


 


Cursos de Verano 2004: España apuesta fuerte por el saber y la cultura


 


Más Noticias educativas en Cursos-de-Verano.com


 


Mas noticias de educación, formación y empleo en a+