Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Aprobada la Reforma de la Negociación Colectiva ante la falta de acuerdo entre empresarios y sindica

El Gobierno ha aprobado el Decreto Ley para la reforma de la negociación colectiva tras la falta de acuerdo entre sindicatos y empresarios. Los nuevos acuerdos introducen mayor flexibilidad en las empresas y agilizan la negociación de los convenios,

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Aprobada la Reforma de la Negociación Colectiva ante la falta de acuerdo entre empresarios y sindica
Estudiantes-grado-INEEl Consejo de Ministros aprobó, a propuesta del ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, el Decreto Ley para la reforma de la negociación colectiva, tras la falta de acuerdo entre sindicatos y empresarios. Con esta reforma el Gobierno ha pretendido introducir mayor flexibilidad interna en las empresas, para que cuando sufran situaciones de dificultad mantengan el empleo en lugar de ir al despido. Según el Gobierno, también se ha buscado que los trabajadores puedan tener mayor participación, así como agilizar la negociación de los convenios.

 

En cuanto a las novedades, se da prioridad a la aplicación del convenio de empresa en relación al sectorial en aspectos como salario base y complementos salariales, reducción de horas extras y de trabajo a turnos, horario y distribución del tiempo de trabajo, planificación de vacaciones, adaptación a la clasificación profesional y a las modalidades de contratación, y medidas para la conciliación de vida y trabajo.  

 

Estos cambios implican, según el Gobierno, el aumento de la capacidad de la negociación colectiva en la empresa, mientras que la capacidad de ordenar la negociación colectiva se reserva a los convenios sectoriales estatales y de Comunidad Autónoma, dejándose de reconocer ese papel a los convenios provinciales.

 

Otra novedad es que se reconoce por Ley la capacidad de negociación colectiva en los grupos de empresas, al tiempo que se desarrolla una nueva dinámica en la negociación de los convenios. El preaviso de denuncia se fija en tres meses antes de finalizar la vigencia. Asimismo, se concede un plazo de un mes para el inicio de negociación de un nuevo convenio desde la denuncia del anterior, y un plazo de entre 8 y 14 meses para la negociación del nuevo. También existe un compromiso de sometimiento a mecanismos de mediación y arbitraje si no hay acuerdo en ese plazo.

 

Reglamento de EREs

 

Por otra parte, el Consejo de Ministros también aprobó el Real Decreto que regula el Reglamento de los Expedientes de Regulación de Empleo. Según el Gobierno, con esta iniciativa se pretende conjugar de forma equilibrada la adaptabilidad requerida por las empresas y la seguridad demandada por los trabajadores al canalizar la extinción de contratos por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción hacia el procedimiento de regulación de empleo.

 

El nuevo Reglamento precisa la documentación que debe aportar la empresa para acreditar las causas de los EREs y detalla todas las cuentas que la compañía debe adjuntar cuando la causa alegada sea la económica. Como novedad, cuando la empresa que presenta el ERE forme parte de un grupo de empresas, deben aportarse también las cuentas del mismo. Además, cuando la empresa alegue las pérdidas previstas para extinguir los contratos de trabajo, será exigible un informe sobre los datos en que se basa la previsión de pérdidas y los criterios utilizados para su cuantificación.

 

El Gobierno también refuerza con este Reglamento la exigencia del plan de acompañamiento social de los ERE que tienen obligación de presentar las empresas de más de 50 trabajadores. También se regulan con mayor precisión los expedientes de regulación de empleo de suspensión de contratos de trabajo y de reducción de jornada.

 

Opinión de los sindicatos

 

Por su parte, los sindicatos ya han manifestado que no se sienten vinculados a los cambios y han señalado que sin diálogo social no es posible avanzar en el marco de relaciones laborales. Según CC.OO. y UGT, “la reforma debilita el sistema de negociación colectiva al dar prioridad a los convenios colectivos de empresas sin mejorar ni garantizar la capacidad de interlocución y negociación de los trabajadores en estos ámbitos, abriendo una brecha en las garantías de cobertura general de los convenios estatales”.

 

Respecto al contenido de la reforma, los sindicatos creen que profundiza en la línea de la reforma laboral aprobada el pasado año. “En CC.OO. y UGT apostábamos por el convenio de empresa, pero desde la estructural sectorial estatal o autonómica. Este Decreto, en cambio, permite romper un convenio sectorial con uno de empresa en cualquier momento de la vigencia del de ámbito superior”, han señalado.

 

Los sindicatos también han criticado que no se avance en la participación real de los representantes de los trabajadores en las empresas y han señalado que la propuesta del Gobierno contempla que los empresarios tengan ventajas en materia de flexibilidad y jornada, bolsas de horas y movilidad de puestos de trabajo. Por otra parte, CC.OO. y UGT defienden que el ámbito de negociación sea el sector o la empresa, no los convenios de categoría.

 

“Actualizar y modernizar las relaciones laborales no se puede realizar sin interlocutores sociales”, han señalado los sindicatos, que consideran necesario “recuperar el diálogo sobre la negociación colectiva e impulsar y reforzar la negociación de los convenios colectivos para proteger los derechos de los trabajadores”. Los sindicatos tienen previsto mantener encuentros con grupos parlamentarios para corregir el proyecto del Gobierno.

 

 

Más información:

 

Reformas para la negociación colectiva en el Consejo de Ministros

 

CC.OO

 

UGT