Antonio Pernas reivindica la moda como disciplina universitaria

El prestigioso diseñador ha aprovechado su reciente presencia en la sede santanderina de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) para exigir que la moda se integre en la Universidad española pública, para que una parte de los impuestos “que pagamos todos” se dediquen a formar a la próxima generación de “creadores de arte y riqueza”.

Pernas defendió en rueda de prensa la enseñanza del diseño de moda en la universidad pública con profesores “muy cualificados”, procedentes de España o de las “mejores escuelas del mundo”, e insistió en la necesidad de “hacer un esfuerzo” retributivo para que los docentes se sientan “bien tratados”.


 


Compareció ante los medios tras la inauguración del taller ‘El creador de moda y su universo creativo’, organizado por la UIMP. En ella, el diseñador coruñés afirmó que hay que elaborar un “libro blanco de la moda” como paso previo a la implantación de estos estudios en unas escuelas que, a su juicio, “tienen que estar ubicadas en entornos muy favorables”.


 


Así, se refirió al caso de la Academia de Bellas Artes de Amberes, lugar muy próximo a París, que cuenta con museos “maravillosos”, escuelas de pintura y tiendas de ropa de “jóvenes diseñadores y otros consagrados”, que permite a los alumnos de moda “salir de la escuela y verlo todo”.


 


El diseñador belga Gert Motmans y la diseñadora cántabra Lola Rama, directores del taller de moda y discípulos del diseñador coruñés, participaron en la misma rueda de prensa para corroborar la tesis defendida por éste.


 


Motmans explicó que el diseño de moda es “muy costoso” porque hay que comprar materiales como telas y por ello aseguró que la enseñanza “tiene que ser pública”. “Si sólo se realizase en centros privados sería inaccesible para mucha gente creativa que de otra forma no podría asistir a clase”, comentó el creador belga.


 


Para la diseñadora cántabra, la idea de realizar un taller de moda que abarca todo el proceso creativo, desde la concepción de la idea hasta su plasmación en una colección que se vende en las tiendas, en un lugar como la UIMP “es una pequeña pica en Flandes”, que demuestra que “la moda se puede aprender en la universidad”.


 


Preguntado por el papel de la moda española en un mundo globalizado, Pernas respondió que la creaciones españolas tienen “referencias” que llegan desde distintos ámbitos como Paris, Milán, Amberes, Nueva York, pero “también Brasil o, desde hace tiempo, China”.


 


“La moda es universal” reconoció el diseñador gallego, quien aseveró que España se está integrando “bastante bien” en este contexto en el que “algunas firmas nacionales lideran el mercado internacional”.


 


Respecto a la repercusión de la crisis económica en el sector, Pernas señaló que la gente “se retrae: gasta y compra menos”, cuando la moda es algo que se consume “casi sin pensar”. Por ello, apostó por desarrollar una mayor creatividad, pero también por ingeniar  creaciones “más asequibles”, al igual que hicieron en su momento empresas suecas o gallegas.


 


Sobre la denuncia realizada por el diseñador Custo Barcelona a la firma Desigual a la que acusó de “imitar sistemáticamente su marca y sus productos”, Pernas aseguró que en moda “está todo hecho, menos aquello que un genio creativo pueda aportar como un elemento diferencial” y por ello concluyó que “en la copia uno debe ser más tolerante».