Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Actitud, confianza y un buen método, claves para afrontar con éxito los exámenes

Las fechas de los exámenes finales son las más temidas por los alumnos. Si tienes claro cómo enfrentarte a la prueba y mantienes el autocontrol y una actitud positiva, cuentas con más posibilidades de alcanzar el éxito.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Actitud, confianza y un buen método, claves para afrontar con éxito los exámenes
Estudiantes-grado-INEA todos nos pone nerviosos enfrentarnos a una prueba presencial, pero mantener la tranquilidad es fundamental para poder alcanzar el éxito los exámenes finales, que están a punto de comenzar.

 

Quiero hacer un curso de Técnicas de Estudio

 

Ver cursos de Motivación


 

Lo primero que debes pensar es que se trata de una prueba más. Mantener la confianza en ti mismo, dominar las técnicas de autocontrol y saber cómo enfrentarte al examen puede resultarte muy útil para afrontar con la tranquilidad necesaria estos exámenes, como recomienda la psicóloga María Fernanda Fuentes Ferrera y el profesor Demetrio Fuentes Ferrera, de la Universidad de Castilla-La Mancha.

 

Mente positiva y autocontrol

 

Las actitudes positivas son fundamentales a la hora de enfrentar el examen. En cambio, la preocupación es un sentimiento que hay que evitar, ya que resulta inmovilizante y siempre va acompañada de una pérdida de confianza y autoestima.

 

Para mantener una actitud positiva es necesario estar alejado de situaciones conflictivas, sentirte optimista, tener la seguridad necesaria en tus propias capacidades, evitar que acudan a la mente ideas obsesivas y tener capacidad para reaccionar frente a los obstáculos.

 

Un examen puede ser la fuente de una fuerte ansiedad que nos haga perder el control de la situación, lo que afectará a nuestra atención, la concentración y el rendimiento. Por eso es muy efectivo aprender técnicas de control que nos permitan volver a retomar el control de la situación.

 

Ver cursos de:

Autocontrol

Autoestima

Relajación

 

Entre las habilidades de autocontrol se encuentran las de relajación y los ejercicios de respiración, una técnica que, sin embargo, necesita práctica para que sea efectiva. Hay que inspirar el aire por la nariz manteniendo la boca cerrada y elevando el abdomen, sujetar el aire durante unos momentos, y expirar por la boca o la nariz muy despacio, repitiendo el proceso varias veces.

 

Si se producen pensamientos del tipo “no voy a aprobar”, “se me va a olvidar todo”, “no me salen los problemas” de manera repetitiva nos conducirá a un estado de angustia y ansiedad, disminuyendo nuestra autoestima. Para evitar este tipo de situaciones se puede emplear la técnica de detención del pensamiento, con la que lograremos sustituir estas premisas por otras más positivas.

 

Antes, durante y después

 

El día antes del examen evitaremos hablar de la prueba o de su contenido, y procuraremos no estar con personas que tengan ansiedad, porque ésta se contagia. Si notamos tensión haremos los ejercicios de respiración y si surgen pensamientos negativos hay que recordar que una actitud positiva hace tener más confianza en nosotros mismos.

 

Hay que sustituir estos pensamientos por otros positivos del tipo “he pasado antes por situaciones parecidas y he salido victorioso”, “me he preparado lo suficiente” o “ya he hecho todo lo que se podía hacer hasta llegar aquí”. Si la tensión es muy grande, lo mejor es escaparse a un lugar tranquilo y permanecer solos durante cinco minutos, para poder aplicar las técnicas de relajación, respiración y detención del pensamiento.

 

Durante el examen, es normal que no vengan a la cabeza las ideas de inmediato. En cuanto aparezca un dato provocará la llegada en cascada de las ideas, porque nuestra memoria es asociativa.

 

Si tenemos la sensación de que nos quedamos en blanco utilizaremos algunos trucos para vencer el bloqueo mental. Además de los ejercicios de respiración, leeremos las instrucciones que nos hayan entregado. Si las preguntas son cortas o tipo test intentaremos comprender qué nos piden exactamente. Consultaremos todas las dudas al profesor y no empezaremos a escribir nunca sin hacer un esquema mental previo.

 

Ver cursos de preparación de exámenes



Crisis de pánico

 

Las situaciones de angustia o ansiedad extremas pueden provocar una crisis de pánico. El desarrollo de las técnicas de afrontamiento permite aprender a relajar la ansiedad ante estas situaciones de tomar. Estas técnicas permiten la representación mental de aquellos hechos que provocan las situaciones de ansiedad, de manera que uno aprende a relajarse en las escenas imaginadas y se prepara para la situación real.

 

Esta técnica de afrontamiento requiere entrenamiento de los ejercicios de relajación, detención del pensamiento y creación de pensamientos positivos. Hay que imaginar la situación estresante durante unos 30 segundos. Cuando comiencen a aparecer los primeros síntomas de tensión empezaremos a aplicar las técnicas de relajación y de respiración. Si durante la representación imaginaria aparecen pensamientos negativos, los detendremos y sustituiremos por otros. 

 

Estas técnicas son las que utilizan las tropas de élite de los ejércitos en la preparación al salto en paracaídas. En la realización de exámenes, resultan altamente efectivas.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

Consejos ante los exámenes de la UCLM

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Lo que conviene hacer y lo que no antes de los exámenes

 

Exámenes: claves para aprender y aprobar

 

Consejos para superar los exámenes de septiembre