Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Acciones y medidas para ayudar a combatir la crisis

El medio millón de empresas madrileñas que está encarando la crisis tendrá un apoyo en la Cámara de Comercio de Madrid de cara a un 2009 en el que los expertos adelantan que se tocará fondo. El plan se organiza en siete líneas de actuación que favore

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Acciones y medidas para ayudar a combatir la crisis

La estrategia de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid está encaminada a la financiación de las empresas madrileñas, asegurar su acceso a las ayudas públicas y subvenciones, la supervivencia de pymes y autónomos, contribuir a mejorar la competitividad, la cualificación y la formación continua como prioridades de la institución.


 


“La combinación de una burbuja inmobiliaria propia y la crisis bancaria internacional ha llevado a la economía española a la recesión desde mediados de año”, explica Salvador Santos Campano, presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, que insta a prepararse “para afrontar los efectos adversos que la crisis financiera, la inflación, el deterioro del crecimiento económico y la presión fiscal puedan tener sobre la competitividad de las empresas”.


 


Las siete acciones para ayudar a combatir la crisis son las siguientes:


 


1. Apoyo a la financiación de las empresas mediante un servicio de financiación para pymes, un servicio de asesoramiento online y un programa de ayudas a empresas exportadoras.


 


2. Colaborar en los programas de ayudas directas, pues desde la Cámara se colabora con la Comunidad de Madrid en el trámite y gestión de las ayudas del Plan de Fomento e Impulso al Pequeño Comercio y Hostelería (Ficoh). El año pasado se beneficiaron de las ayudas del Plan Ficoh 1.530 pymes comerciales y de hostelería madrileñas y han contribuido a  la creación de unas 300 empresas en estos sectores y casi 500 nuevos puesto de trabajo.


 


A las ayudas específicas para los sectores del comercio, la hostelería y la industria, se une el programa Pyme Digital para la incorporación y modernización tecnológica de las pymes madrileñas, así como el Plan de Inicio a la Exportación (PIPE), para animar a nuevas empresas madrileñas a emprender la internacionalización con las máximas garantías de seguridad.


 


3. Facilitar el acceso a ayudas y subvenciones a las empresas, emprendedores y autónomos de la región con información sobre las diferentes fuentes de financiación existentes en la Comunidad de Madrid, como el programa ImpulsaPyme, que promueve Avalmadrid; las líneas financieras de la Agencia Financiera de Madrid y del Instituto de Crédito Oficial (ICO); o los microcréditos del Instituto de la Mujer.


 


Destaca también el apoyo financiero a la innovación, como la promoción de los programas Innoempresa, del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), y presta igualmente un servicio de asesoramiento online para todas las dudas sobre ayudas públicas y subvenciones que las empresas, emprendedores y autónomos le transmitan.


 


4. Promover la creación de empresas. Funciona con gran éxito la Ventanilla Única Empresarial de Madrid (VUE), que asesora a nuevos emprendedores y que atendió a más de 2.000 personas en 2008, de las que un 55% de los promotores que se acercaron a la VUE con una idea de empresa consiguieron finalmente constituirla. Esta iniciativa depende de forma conjunta de la Cámara de Comercio, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la ciudad y los ministerios de Administraciones Públicas, Trabajo e Inmigración y Asuntos Sociales.


 


5. Asegurar la supervivencia de las pymes y autónomos. La Comunidad de Madrid cuenta con 465.000 pymes con menos de 10 trabajadores (microempresas) y 240.000 autónomos. Por ello, uno de los principales objetivos es asegurar la supervivencia de los mismos para lo cual se ha publicado el ‘Manual del empresario autónomo’ por parte de la Cámara de Madrid o se proporciona un servicio de transferencia de pymes, mediante el que se pretende ayudar a los propietarios de las pymes madrileñas que no encuentran sucesión a ponerles en contacto con emprendedores cuyo plan de negocio se ajusta al de la pyme en cuestión.


 


6. Ayudas a la competitividad. Tanto desde el punto de vista de la mejora la productividad y la eficiencia de costes de las empresas, como de su internacionalización, para conseguir diversificar sus mercados, para lo que se cuenta con las ayudas del Plan de Inicio a la Exportación (PIPE), que el pasado año ayudó a 78 empresas madrileñas a iniciar su actividad exportadora. Pero la competitividad de las empresas pasa también por la modernización tecnológica y la eficiencia de su gestión. Un objetivo que se considera prioritario, sobre todo en el sector industrial.


 


7. Promover la cualificación y la formación continua. Y ante la crisis, la formación se erige en una herramienta muy eficaz para la recuperación económica. El Instituto de Formación Empresarial (IFE) de la Cámara de Comercio de Madrid ha desarrollado propuestas para el aumentar la competitividad de los trabajadores y hallar nuevas posibilidades de empleo.


 


Por último, los programas de prácticas en empresas de la Fundación Universidad-Empresa (FUE) como Start o Líder, concentran sus esfuerzos en ayudar a la inserción laboral de los jóvenes estudiantes universitarios y que han ayudado en sus más de 25 años de historia a más de 2.000 estudiantes.


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Cámara de Comercio e Industria de Madrid