Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

A menos implicación paterna, más problemas escolares, emocionales y de obesidad en los hijos

La poca implicación del padre con respecto a sus hijos de entre 0 y 10 años hace que estos presenten desafección escolar, baja competencia emocional y tasas más elevadas de obesidad, según un estudio efectuado por la Fundación la Caixa.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de A menos implicación paterna, más problemas escolares, emocionales y de obesidad en los hijos

La familia igualitaria contribuye más que la tradicional al bienestar de sus hijos, según se recoge en el volumen 30 de la Colección de Estudios Sociales de la Fundación la Caixa, que lleva por título ‘Infancia y futuro: nuevas realidades, nuevos retos’. El estudio recoge que el 51% de los padres de niños de 5 a 10 años están altamente implicados en la crianza de sus hijos, aunque sólo el 6,7% a un nivel igual o superior a la madre, mientras que el 69% de los varones aboga por un modelo de familia igualitaria. [Ver cursos de Familia]


 


La tasa de ocupación de las mujeres de entre 25 y 49 años se ha duplicado pasando del 36% en 1990 al 63% en 2010. En tres de cada cinco parejas con hijos menores de 5 años las mujeres trabajan. En cuanto al trabajo temporal, un 19% de las féminas se acoge a este modelo si tiene hijos, frente a un 10% que lo prefiere aun no teniendo descendientes.


 


Por otro lado, el estudio recoge que un 23% de las madres españolas de niños menores de 5 años han tenido que dejar su empleo o una actividad formativa en los últimos 4 años para atender a sus hijos, frente a un 4,8% de varones que declaran haber hecho lo mismo. Sin embargo, las peticiones del permiso de paternidad han pasado del 15 al 58%. Cuando los hombres se implican las mujeres se sienten menos culpables y menos obligadas a abandonar su empleo o formación.


 


Por otra parte, el cuidado de los hijos por parte de parientes ya no es la principal estrategia de conciliación. La ayuda familiar se concibe actualmente como una ayuda de emergencia, que resuelve problemas ocasionales. Sólo el 21% de las familias con hijos de entre 0 y 10 años recibe ayuda de parientes de manera regular.


 


Además, el 43,6% de los progenitores de niños de hasta 2 años declaran que sus hijos asisten a centros de educación preescolar, ya que el 68% de los españoles menores de 35 años cree que para un niño menor de 3 años es preferible asistir a una escuela infantil que quedarse en casa. Los padres suplen el déficit de tiempo físico con sus hijos con un aumento de actividades de calidad con ellos. [Ver curso de Educación Infantil]


 


Competencias emocionales


 


Un 28% de los entrevistados reconoce que en su hogar hay tensiones por el cuidado de sus hijos, una situación que es más recurrente cuando la madre trabaja, los niños son menores y la implicación del padre en el cuidado de los hijos es baja. La poca dedicación del padre y las tensiones del hogar hacen que los niños presenten baja competencia emocional (detectada en el 30% de los niños de entre 5 y 10 años). [Ver cursos de Inteligencia Emocional]


 


Asimismo, los padres que dedican tiempo de calidad a sus hijos tienen niños menos vulnerables afectivamente. En los hogares donde el ejercicio de la paternidad responde a cánones emocionales la madre se erige en proveedora principal de afecto.


 


Los padres más comprometidos en actividades de estímulo cognitivo son menos proclives al castigo físico. El 36% de los progenitores reconoce haber dado un cachete a sus hijos en la última semana, probabilidad que se reduce a la mitad cuando el grado de estimulación cognitiva e implicación por parte de los dos padres es muy elevado.


 


En cuanto al estudio de la dimensión económica, el estudio demuestra que 7 de cada 10 niños menores de 10 años que viven en hogares donde ninguna de las personas activas trabaja son pobres. Cuando trabaja una persona, la pobreza alcanza a 3 de cada 10 niños de esta franja de edad. Sin embargo, si trabajan dos personas, la tasa de pobreza de los niños se reduce en 20 puntos porcentuales. En este sentido, el 30% de los hogares monoparentales en los que la madre trabaja se encuentran en situación de pobreza, mientras que si no trabaja el riesgo se eleva hasta el 69%. [Ver cursos de Búsqueda de Empleo]


 


Dimensión educativa


 


En los hogares donde el padre no trabaja los niños suelen presentar problemas con alguna asignatura, mientras que en los hogares donde la madre trabaja a tiempo completo los hijos tienden a presentar menos problemas de desafección. [Ver cursos de Técnicas de Estudio]


 


A un 25% de los niños y un 15% de las niñas de entre 5 y 10 años no les gusta estudiar, mientras que un 31% de los niños y un 19% de las niñas presentan problemas de concentración en la escuela. Cuando menor sea la implicación de las familias en los estudios y menor sea la implicación de los padres en la educación, mayor riesgo de sufrir tales problemas.


 


Por otra parte, el 12% de los niños de entre 5 y 10 años son obesos, y el 5% presentan obesidad mórbida. El tiempo que los padres comparten con sus hijos influye en el riesgo de obesidad. Asimismo, la implicación de los padres contribuye a reducir el riesgo, mientras que el estudio no encuentra evidencia de que el trabajo remunerado de la madre afecte negativamente al riesgo de obesidad. [Ver cursos de Salud]


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Estudio Infancia y futuro. Nuevas realidades, nuevos retos (estudio completo en pdf)


 


Fundación la Caixa


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


El papel de los padres, clave en el rendimiento académico de los hijos


 


Escuelas de Padres: A educar también se aprende


Los padres demandan psicólogos educativos en los colegios públicos


Los estudiantes de colegios privados son más audaces al resolver sus problemas


Los niños también se preocupan por el empleo de sus padres y son críticos con la política


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+