Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

A final de año, 3 de cada 10 nuevos parados europeos serán españoles

La destrucción de empleo española seguirá siendo la más profunda de entre los países analizados en el Euroíndice Laboral (EIL) Adecco-IESE. Según las previsiones para el cuarto trimestre de 2009, España aportará 3 de cada 10 nuevos parados de la UE.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de A final de año, 3 de cada 10 nuevos parados europeos serán españoles

Por primera vez en su historia, el Euroíndice Laboral Adecco-IESE (EIL) ha encadenado seis trimestres consecutivos con descensos intertrimestrales, lo que indica que el progreso en el mercado laboral de la UE a lo largo de los últimos siete años ha sido anulado por las actuales circunstancias económicas.


 


Los costos laborales por unidad de producción aumentan, lo que dificulta una rápida recuperación del empleo. Por otra parte, el salario medio real de la UE ha tenido un incremento interanual del 2,7%, el más significativo en siete años, precisamente en el mismo trimestre en que la productividad promedio del trabajo ha descendido un 2,4%, el peor resultado en doce años.


 


Todos los países analizados han empeorado sus mercados de trabajo con respecto a un año antes. Por tercer trimestre consecutivo, el indicador español ha mostrado la mayor contracción interanual. En el segundo trimestre ha sido de 11,9%, con lo cual el EIL de nuestro país se sitúa en 62,1 puntos. Por debajo, sólo está el EIL de Italia (60,2 puntos).


 


Se da la circunstancia de que el mercado de trabajo responde con retraso a las variaciones de la actividad económica, por lo que es poco probable que de aquí a final de año se observen mejoras en el mercado de trabajo europeo. En el caso de las variaciones interanuales, los 65,6 puntos estimados para el EIL de diciembre implican una caída de un 5,4%. Esto se traduce en que el EIL concluirá 2009 en su nivel más bajo desde junio de 2002.


 


En diciembre, los siete países estudiados reducirán sus respectivos indicadores al mismo tiempo, aunque en Reino Unido, España e Italia los descensos serán más pronunciados (un 6,3% en el caso español).


 


Descenso de ocupados


 


Los países estudiados han sufrido un descenso de 3.007.000 personas ocupadas en el segundo trimestre. Nunca antes en un periodo de 12 meses se habían destruido tantos empleos como ahora. Paralelamente, el número de personas que comienza a buscar empleo se ha ralentizado, lo que ha evitado que se haya producido un incremento todavía más elevado del número de desempleados. El conjunto de países estudiados tiene 16.415.000 personas desempleadas, el mayor número desde marzo de 1998.


 


Si analizamos la dinámica laboral, Alemania presenta la evolución más favorable, mientras que España es el caso más dramático. Nuestro país ha sufrido el mayor recorte en el número de ocupados, con una perdida interanual de 1.480.000 empleos. Prácticamente 1 de cada 2 empleos perdidos en la UE en el último año ha sido español. Los 4.138.000 desempleados de España conforman el grupo más numeroso de los países analizados.


 


Para finales de año se estima que los siete países analizados contarán con 4.164.000 ocupados menos que un año antes, lo que marcará un nuevo récord en destrucción de empleo. Todos los países recortarán puestos de trabajo. En diciembre, España acumulará siete trimestres con la evolución del empleo más desfavorable del conjunto de países. Además, la destrucción de empleo será la más profunda, con un descenso de 1.186.700 ocupados, lo que significa que España aportará 3 de cada 10 nuevos parados en la UE. En diciembre, nuestro país contará con 1.220.600 parados más que un año antes (un incremento del 38%). Los 4.429.000 desempleados en España conformarán un nuevo máximo histórico.


 


Entre diciembre de 2007 y diciembre de 2009 la UE-25 habrá producido casi 6,9 millones de parados. La mayor parte de este incremento corresponderá a España, con casi 37 de cada 100 desocupados. Como consecuencia de todos estos datos, España, Italia, Francia y Polonia no cumplirán el objetivo fijado en la Cumbre de Lisboa, que proponía alcanzar una tasa del empleo del 70% para principios de 2010. España quedará a casi 2,9 millones de empleo de distancia de esta meta.


 


Tasa de paro por sexos


 


La tasa de paro de la UE ha experimentado en el segundo trimestre del año su tercer incremento interanual consecutivo (un 9,5%). Por primera vez en 20 años, Alemania vuelve a presentar la menor tasa de desempleo, mientras que España ha subido en 7,5 puntos porcentuales en la comparación interanual hasta situarse en un 17,9% (el valor más alto desde mediados de 1997). Nuestro país no solamente eleva la tasa de paro medio de la UE en 1,3 puntos porcentuales, sino que también agrava su incremento. En este sentido, se espera que la UE incremente su tasa de paro en 3 puntos porcentuales a lo largo de dos años, mientras que España duplicará su proporción de desempleados.


 


Por otra parte, ha descendido el número de ocupados en ambos sexos, aunque el recorte de puestos de trabajo sigue afectando sobre todo a los varones. Casi 8 de cada 10 empleos perdidos en los últimos 12 meses estaba en manos de los hombres.


 


Nuestro país, sin embargo, tiene los resultados más desfavorables en ambos sexos. La mitad de los varones que han perdido su puesto de trabajo en la UE tenía un empleo en España, y lo mismo ocurre para 6 de cada 10 empleos femeninos recortados en los últimos 12 meses. En España, prácticamente 1 de cada 10 ocupados varones ha perdido su empleo en los últimos 12 meses. Ahora trabajan un total de 10.701.000 varones en nuestro país.


 


En diciembre, los recortes interanuales serán para ambos sexos más intensos. Los varones perderán 2.792.000 empleos y el descenso femenino alcanzará 1.373.000 personas. La disminución de las mujeres ocupadas será más pronunciada la primera parte del año. Lo mismo ocurrirá con la ocupación masculina, salvo España y Portugal. En la UE, 1 de cada 3 empleos perdidos serán femeninos.


 


El desempleo femenino promedio de los países estudiados ha sido de un 9,4%. En el caso masculino es de un 9,5%, por lo que el desempleo masculino se ha ubicado por encima de la tasa correspondiente a mujeres. Tan sólo Alemania continúa presentado recortes interanuales en su tasa de desempleo femenino, mientras que España exhibe las mayores tasas de paro en ambos sexos (17,6% en el caso de los varones y un 18,3% en las mujeres).


 


Por otra parte, los siete países analizados incrementarán simultáneamente sus respectivas proporciones de desocupados de ambos sexos en los próximos meses, aunque el paro masculino continuará creciendo más deprisa que el femenino. En diciembre, estarán sin empleo en España un 18,8% de los varones y un 19,6% de las mujeres.


 


Salario mínimo


 


El salario mínimo (SM) más elevado de la UE es el de Luxemburgo, con 1.642 euros mensuales, y el más bajo es el búlgaro, con 123 euros mensuales. Desde el año 2000 Luxemburgo ha exhibido siempre el SM de mayor magnitud, y el más bajo ha correspondido alternativamente a Bulgaria y Rumania. En España, el SM mensual es de 728 euros, siendo el valor promedio del SM en la UE de 678 euros. Se da la circunstancia que desde enero de 2000 a enero de 2009, el SM promedio de la UE aumentó a un ritmo medio anual de un 3,2%, y el SM que más aumentó fue el español, con un incremento de un 71,3%.


 


Sin embargo, lo que realmente interesa al asalariado es el poder de compra del salario. Si bien la cantidad de euros del SM de Luxemburgo es 13,4 veces más grande que la de Bulgaria, sólo permite comprar 5,9 veces más cosas. Desde 2006, el poder de compra del SM de nuestro país es algo más de un 5% mayor que el promedio comunitario.


 


Por otra parte, el promedio simple de la tasa de desempleo de países que no tienen SM es de un 5,4%, mientras que la misma media para los 20 países comunitarios que sí lo tienen es de un 6,4%. A mayor relación entre SM y remuneración media, mayor tasa de desocupación. Aproximadamente cada 15 puntos porcentuales que se incrementa la relación entre la remuneración mínima y la media, la tasa de desempleo aumenta 1 punto porcentual, aunque es evidente que no se trata del único determinante en la tasa de desempleo. Esta tasa está condicionada por factores como la legislación laboral o la capacitación de la mano de obra.


 


Por otro lado, la fijación de un mínimo a las remuneraciones hace que el SM incida negativamente en el nivel de ocupación. De esta manera, en vez de favorecer a los desprotegidos, el SM puede afectar negativamente a la inserción laboral de quien tenga menos formación.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Adecco


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:



 


Los trabajadores inmigrantes son los más perjudicados por la crisis económica



 


Administración de Empresas, Comercial y Producción, principales fuentes de empleo



 


El 54% de los trabajadores busca un segundo empleo para hacer frente a la crisis



 


Los empleos de media y alta cualificación ven caer su oferta hasta un 40%



 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+